20 de noviembre de 2019, 6:43:55
Política


Según las perdedoras del concurso de la EMVS, la venta fue "un traje a medida"

Por MDO/E.P.

Representantes de las empresas Canary Top GC y Urban Glocal Solutions han comparecido este viernes en la tercera sesión de la comisión de investigación del Ayuntamiento de Madrid para denunciar las irregularidades que presentó el proceso de venta de 1.860 viviendas de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo al fondo de inversión Fidere.


El letrado y apoderado de Canary Top GC, Pablo Jorge García, cree que el proceso se hizo "sin transparencia", con "coacción al principio de concurrencia" y aplicando una normativa jurídica que no sería la adecuada, motivo por el que pidieron la revisión de oficio y la nulidad de la actuación de compra-venta. La comparecencia, la primera del día ante la ausencia de los representantes de Fidere, que también habían sido convocados, se ha desarrollado por Skype, tecnología empleada por primera vez en una comisión del Ayuntamiento de Madrid.

Las preguntas las han realizado Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), Mercedes González (PSOE) y Miguel Ángel Redondo (Ciudadanos). El PP, de nuevo, no ha asistido a la comisión de investigación. Desde las islas Canarias, el abogado de Canary Top ha explicado que mostraron su interés en participar en el proceso de enajenación de 18 promociones pero en nombre de un tercero, un grupo de inversión extranjero. Se enteraron de la venta de la EMVS por un anuncio en prensa presentado por ese grupo interesado.

Canary Top decidió, en aplicación de la ley administrativa, buscar más información sobre el procedimiento pero no encontró nada, ni siquiera en el perfil del contratante de la EMVS. "Con la información publicada nadie podía presentar una oferta seria", ha declarado el abogado. La empresa llegó a escribir a la Junta de Gobierno de Madrid para exigir más información y alertar de las "irregularidades" pero no obtuvieron respuesta.

La única respuesta que obtuvieron de la EMVS fue la que les decía que actuaban "como una empresa privada". Desde la empresa canaria creen que, en primer lugar, faltó información y transparencia, no permitiendo así la concurrencia de otras entidades. Además, "no hubo autorización por parte de la Comunidad de Madrid", como creen que debería haber habido, y se aplicó en la venta el ordenamiento jurídico privado, cuando defienden que el preceptivo sería el administrativo. Por todo ello pidieron que el acto de transmisión fuera declarado nulo. Canary Top se enfrentaba con la EMVS con su primera compra-venta "de este calado" aunque el grupo al que pertenece sí que tiene experiencia en intermediación inmobiliaria.

Preguntado sobre la petición de nulidad del proceso, el abogado ha contestado que si los tribunales deciden ir por esa vía, después de la intención expresada por el Gobierno municipal de llevar a los responsables a la Justicia, Fidere no tendría derecho a indemnizaciones "porque conocía las irregularidades formales". El abogado ha contestado que era "imposible" presentar una oferta "con sólo dos semanas", motivo por el que ellos no pudieron formalizar nada. El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha terminado sus preguntas expresando que daba la sensación que Canary Top no era más que "un invitado no esperado a la fiesta, un invitado incómodo".

"Un traje a medida"
Por su parte, el representante de Urban Glocal Solutions, Carlos García Álvarez, empresa que diseñó la Agencia Municipal del Alquiler, ha declarado que la venta de los pisos de la EMVS fue "un traje a medida mal construido" para que no entraran en España fondos especializados en vivienda social, propios del tercer sector y con fuerte presencia en Londres o en ciudades de Estados Unidos. "La única ventaja para esos fondos (no especializados) tirando el precio así era evitar que en España hubiera políticas privadas para rentas medias y bajas. Lo han conseguido", ha lamentado. "Fue una tirada de dados que había que repetir hasta que saliera lo que alguien quería que saliera", ha declarado en la comisión.

Las viviendas fueron tasadas por 60 ó 70 millones pero los fondos interesados que llevaban Urban Glocal Solutions ofertaron el doble, 120 millones, la mejor oferta desde el punto de vista económico para el Ayuntamiento. Aunque en un principio obtuvieron el 'sí', comunicado por el consejero delegado de la EMVS, Fermín Oslé, y el director general de Gestión, Pablo Olangua, una posterior llamada telefónica les dice que no han ganado, que ha sido un "error". Dicho error nunca fue justificado. "El error es que no ganó el que debería haber ganador", ha lanzado García Álvarez, que ha lamentado que a los fondos especializados "les birlaron (las viviendas) en la línea de meta y con malas artes".

También tiene claro que "para alguien que quería comerciar con esas viviendas el precio era muy alto". "La única ventaja para esos fondos (no especializados) tirando el precio así era evitar que en España hubiera políticas privadas para rentas medias y bajas. Lo han conseguido", ha lamentado. Y es que dichos fondos no especializados venían a los sociales de corte privado un enemigo para que "el negocio de comprar y vender rápidamente siguiera siendo rentable". Los fondos sociales a los que representaba Glocal Solutiones salieron con tal "hartazgo" de la operación que decidieron "no saber nada más de la administración" y por eso desestimaron acudir a los tribunales.

"Mafiosos"
El delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha destacado la "suciedad" del proceso de venta de la EMVS y sus comportamientos "mafiosos", como se desprende de las comparecencias. El edil ha recordado que Ahora Madrid y otros grupos fueron contrarios a esta enajenación, en la que se dio una "total vulneración de la claridad y de la concurrencia", con prácticas cercanas a los comportamientos "mafiosos". También ha querido remarcar la no comparecencia de Fidere y de los comisionistas de Ítaca, "beneficiarios de esas prácticas". Carlos Sánchez Mato ya anunció que irían a los tribunales para depurar responsabilidades por este proceso de venta de patrimonio. "Estamos trabajando en un informe serio y solvente. Cada vez hay más indicios de irregularidades", ha apuntado.

Las dos empresas que sí han comparecido se han declarado perjudicadas por el proceso pero ninguna de las dos optaron por ir a los tribunales. Las dos sí han coincidido en señalar que Fidere no podría reclamar indemnización alguna si la Justicia revierte el proceso al ser conocedora de las presuntas "irregularidades". No acudieron a los tribunales porque "funcionan de otra manera" pero "los perjudicados que vivían en esas viviendas y los madrileños están esperando la actuación" del Ayuntamiento. "No hay duda de que lo vamos a hacer" porque, a diferencia de esas empresas, ésta sí es "su batalla, la de los ciudadanos". Con la sesión de este viernes finaliza el bloque dedicado a la EMVS. El dictamen de este bloque se dará a conocer a la vuelta de las vacaciones de verano, el 14 de septiembre.

La portavoz socialista en la comisión municipal de investigación, Mercedes González, ha manifestado que la adjudicación a Fidere, en representación de Blackstone, fue "un proceso construido a la medida de un fin". González ha destacado que la empresa que "pidió entrar y no la dejaron porque no fue un procedimiento abierto" y la que hizo "la oferta económica más ventajosa y la única con condiciones para garantizar que iba a seguir siendo vivienda social" han coincidido en señalar que fue un proceso "construido a la medida de un fin". Ambas coinciden en que es un proceso "nulo" y que la adjudicataria Fidere "sabía que incurría en un proceso de nulidad", la base para poder reclamar ahora desde el Ayuntamiento que las viviendas "vuelvan al Ayuntamiento y que no haya indemnización" para la adjudicataria.

El portavoz de Ciudadanos en la comisión municipal de investigación, Miguel Ángel Redondo, ha apuntado a los indicios que ya se han obtenido para llevar la venta de pisos. El concejal ha puesto el acento en la "falta de transparencia" en el proceso, como se deduce de las intervenciones de quienes han pasado por la Casa de Cisneros. El edil de Ciudadanos también ha lamentado la ausencia de concejales del PP en la comisión de investigación y la no comparecencia de Fidere.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es