13 de diciembre de 2019, 5:55:22
Municipios

ENTREVISTA


David Pérez, alcalde de Alcorcón: "He sido víctima de una campaña de acoso"

Por Javier García Martín

David Pérez (Madrid, 1972) estudió Ciencias de la Información. Probablemente por eso sabe perfectamente lo que es un titular y cómo darlo. Único alcalde que mantuvo la derecha en el 'cinturón rojo' tras las pasadas municipales, ejerce la política en una ciudad, Alcorcón, endeudada hasta los topes. Bregado como nadie en el debate, el también diputado popular de la Asamblea y exportavoz de Esperanza Aguirre se define como liberal y provida, guerrea tanto en el pleno como en Twitter, gobierna en minoría bajo la amenaza de la moción, se enfrenta regularmente a Manuela Carmena y celebra cada nuevo puesto de trabajo que se crea en el municipio como si fuera el primero.


¿Qué infraestructuras están por venir en Alcorcón?
Este año lo hemos cerrado muy bien, estoy contento del curso, que ha terminado con la inauguración de IKEA y Bauhaus, y, ahora, con el anuncio de que la Escuela de Ingeniería Aplicada a la Automoción va a estar en Alcorcón. Este centro va a ser una referencia a nivel europeo, no hay ninguno tan especializado y con esta excelencia. Reúne formación, empleo, deporte e innovación. Va a prestigiar la ciudad y estamos trabajando para que las tres universidades que hay en el municipio puedan colaborar con él.

¿Cuánta gente va a emplear?
Este centro va a incluir la contratación de 45 profesionales y se ampliará la plantilla. Firmaremos un convenio con nuestro centro de empleo para que se prime a los vecinos de Alcorcón. Sin embargo, nuestro gran motor está en el polígono El Lucero. Bauhaus ha significado la contratación de 185 personas, además de las indirectas. IKEA, que ya existía, ha tenido una creación menor de empleo, de alrededor de 70 personas, pero hay que contar a las más de 400 del otro centro. Bricomart abrirá en pocos meses y vamos a seguir licitando otras parcelas. Además, el comercio de Alcorcón suma mucho. Hemos bajado por primera vez en años de los 12.000 parados.

En Alcorcón gobierna en minoría. Sufrió una amenaza (fantasma, finalmente) de moción de censura. ¿Teme que vuelva a ocurrir?
Confío en acabar el mandato. Los vecinos no entenderían ese cambio político. Quienes lo promovían han perdido más de 6.000 votos el 26-J. La gente está contenta en Alcorcón. Podemos y PSOE están deseando quitarme, pero lo cierto es que los socialistas ya nos gobernaron y nos quebraron y, aunque los de Podemos sean gente seguramente muy bienintencionada, tienen que saber que Alcorcón es una ciudad grande y seria donde hay que gestionar con experiencia. Esto no es un 'círculo' donde juntarse para tener ideas brillantes, para eso ya tenemos a Carmena. El único que podría hacer que eso [el cambio político] prosperase es Ciudadanos, pero no tienen motivos. Saben que gestionamos bien, que se garantizan la transparencia y el rigor, que se mantienen las políticas sociales y se crea empleo. Este partido siempre ha dicho que hay que respetar la lista más votada que, con cada vez más apoyo, es el PP. Tenemos nuestros fallos, como todo el mundo, pero garantizamos eficacia.

Lleva mucho en política y no creo que le ofenda si digo que tiene un tono bronco, polémico, duro a la hora de hablar. ¿Cree que esto es adecuado en un momento en el que gobierna sin esa mayoría?
Estoy sometido a una presión muy grande por parte de la izquierda política y sindical y a veces te sacan un tono en el que no te sientes cómodo. Alcorcón ha sido territorio de una batalla brutal que ha librado la izquierda contra nosotros. Nunca han aceptado que gobierne el PP, no lo asumen, este ha sido su cortijo durante 30 años. Me han lanzado huelgas injustificadas, manifestaciones, concentraciones, una oposición destructiva, obstrucciones... Ha sido muy duro gobernar estos cinco años en Alcorcón, pero no han podido con nosotros y hemos vuelto a ganar. A mí, lo que me importa es el apoyo de los vecinos, no la postura de la oposición. Cuando te acusan en falso y te intentan responsabilizar de los efectos de la ruina que han provocado, cuando ves ese cinismo, es verdad que me enfado. Ojalá la política discurriera por otros caminos de entendimiento, diálogo y respeto. Yo intentaré seguir construyendo ese ambiente, pero que se sepa que cuando votan en contra de unas ayudas a vecinos o de pagar a empresas, no es a mí a quien perjudican.




Alcorcón es uno de los municipios más endeudados y Hacienda ha pedido ajustes en los Presupuestos. ¿Los sacaréis adelante?
Hemos hecho los ajustes que nos ha pedido el Ministerio. Después de reunirnos con ellos vamos al pleno, donde los grupos hacen enmiendas. Lo previsible es que Ganar Alcorcón o PSOE los rechacen, como siempre, pero Ciudadanos no debería. Los presupuestos cumplen con la Ley de Estabilidad, el equilibrio y el rigor presupuestario, se blinda el gasto social, se reserva dinero para inversiones o se reducen drásticamente las partidas de gasto de funcionamiento. Como ejemplo, mis concejales y yo no hemos pasado en cinco años ni una sola dieta y mi tarjeta está sin tocar. También hemos eliminado organismos que sólo servían para colocar a gente. Hay una austeridad máxima. Con el PSOE había 27 directores generales que ganaban hasta 85.000 euros, muchos sin ser licenciados. Ahora son siete y cobran hasta un 40 por ciento menos. Gastamos diez veces menos de lo que gastaba el PSOE en propaganda, asesores, alquileres... Nadie puede discutirnos eso.

¿Ha ofrecido ayuda a la familia desalojada que acampó en el ayuntamiento?
Esta familia siempre ha tenido la ayuda del Ayuntamiento de Alcorcón y siempre que la necesite la va a tener. Se le ha reiterado el ofrecimiento para pagar los gastos iniciales de un nuevo alquiler con el compromiso de que abonen el coste para que no les ocurra lo que ahora. Nosotros no tenemos nada que ver con su desalojo, que no desahucio -el dueño les denunció y un juez les obligó a dejar la casa-. Yo puedo tener que ver con intentar ayudarles, que es de lo que he dado órdenes desde el primer momento. Nos hemos reunido con ellos, pero cuando se les ofrecen estos recursos los rechazan. En el fondo, este es un tema que se ha utilizado políticamente por parte de la PAH y por un agitador como Manuel San Pastor, que trabaja para la Embajada de Ecuador, como los dirigentes de Podemos. Debería dar alguna explicación sobre eso. Se presenta como abogado pero le hemos visto presuntamente dirigiendo la ocupación del Ayuntamiento a dos días de las últimas elecciones. La plataforma y este señor (antiguo militante comunista y reconvertido a podemita) utilizan de forma obscena este caso. Han dicho en Twitter que el alcalde de Alcorcón es un criminal y que había mandado un operativo, cuando en realidad estaba formado por Policía Nacional, sobre la que yo no mando. Me señalaron y miles de personas empezaron a insultarme.

¿Esto lo ha denunciado?
Sí. Pusieron dos tuits con mi foto diciendo que yo mandaba ese operativo, que había ordenado ese desalojo y que había mandado a la Policía, todo mentira. Se incita el odio contra mí por razones políticas. Como abogado, San Pastor debería tener otro comportamiento y una mínima deontología. He sido víctima de un auténtico acoso y de una campaña de manipulación.

En algunos parlamentos como el andaluz, los alcaldes no pueden ser diputados autonómicos. Se cree que hay incompatibilidades. Acaba de empezar su quinta legislatura, pero la web solo refleja una iniciativa suya.
Está mal. Como portavoz presenté muchas y las distribuía entre todos los diputados. Promoví la iniciativa de apoyo a madres embarazadas, a autistas... Preguntas y comparecencias he hecho miles.

¿Qué podemos esperar de usted como diputado de esta legislatura?
La última iniciativa que presenté fue para ayudar a las familias que tienen enfermos celíacos después de reunirme con los afectados y cumpliendo el programa de Cristina Cifuentes. La defendí en el pleno y fue apoyada por todos los grupos, una gran conquista para este colectivo que espero se extienda al resto de comundiades. Se mejora la fiscalidad de los productos que consumen y que haya ayudas para comprarlos. Tengo más propuestas en cartera y he trabajado mucho por la discapacidad y por temas relacionados con el municipalismo. Pero si a alguien le puede parecer que es mucho ser diputado y alcalde, conviene recordar que Enrique Cascallana era eso más senador y a todo el mundo le parecía bien. Gracias a que soy alcalde y diputado tengo la oportunidad de traer a la Asamblea la voz del Sur.

¿Cómo va la comisión de investigación de la 'Púnica'?
Sigue su funcionamiento y se producen las comparecencias que se piden. Lo que se ha puesto de manifiesto es que no ha habido ninguna irregularidad por parte del Gobierno a pesar de todo lo que se ha podido decir. Cuando en la oposición han visto que no podían acreditar nada, han empezado a quejarse, dando a entender que no se les da información, algo radicalmente falso. Nadie en Alcorcón ha cometido ninguna irregularidad en ese sentido.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es