8 de julio de 2020, 14:12:42
Cultura y ocio


Madrid da otra oportunidad al autocine

Por Javier López Macías

Como si de la película 'Grease' se tratara, los ciudadanos de Madrid podrán volver a disfrutar de ver cine sentados en su coches. La ciudad acogerá a finales de verano (entre agosto y septiembre) la iniciativa Autocine Madrid, un autocine ideado y promocionado por una empresa formada por cuatro jóvenes emprendedores que pretenden triunfar con un nicho de mercado que no está explotado en la zona centro del país, pero sí en zonas de costa como Valencia, Denia, Alicante, Levante, Gijón, Torrelavega o Getxo.


Este autocine, que estará situado en la zona de Chamartín-Fuencarral, se convertirá en el más grande de Europa, sobre un terreno de 25.000 metros cuadrados. Los usuarios podrán disfrutar de los mejores estrenos y de películas clásicas en una pantalla de 250 metros y el sonido se reproducirá en las radios de los vehículos a través de una emisora FM. Con un aforo máximo de 350 coches, el negocio también contará con un bar y con diferentes servicios, como una zona gastronómica con 'food trucks', al estilo de los autocines americanos.

Según han explicado a Madridiario fuentes de Autocine Madrid, con esta idea "buscan algo exclusivo y original que no existiera en Madrid". Afirman que el autocine reune varias ventajas: "Disfrutar desde la comodidad de tu coche de una película transportándote al pasado de los años 50, teniendo en el mismo sitio la posibilidad de disfrutar de una gran oferta gastronómica mediante 'foodtruck', todo esto a un precio accesible y en un entorno alejado del núcleo urbano, al aire libre y sin el inconveniente de tener que encontrar aparcamiento".

Motocine Barajas, el sueño de la modernidad en los años 50

Pese a que actualmente no hay ningún autocine en la Comunidad de Madrid, el Autocine Madrid no será el primero en intentar traer a la capital esta forma de ver películas. A mitad del siglo pasado, otros cuatro amigos idearon el proyecto de crear un cine al aire libre para coches con el anhelo de modernidad que, tras años de guerra y penuria, sufrían los jóvenes de la época.

El acercamiento diplomático entre España y EEUU y la admisión en 1955 de España en la ONU hicieron propicio que el país saliese de una soledad en la que estaba instaurado y que las posibilidades de modernizar la sociedad española de la época aumentaran considerablemente. Unos años después, el 17 de abril de 1959, nació el Motocine Barajas con la modernidad por bandera y con las expectativas de sus creadores por las nubes. Pero, pese a a la innovación del proyecto y pese a las ganas de sus propietarios, el autocine cerró a los ocho meses. Unas fuentes achacan el fracaso a la falta de preparación del pueblo para tal adelanto y otras, a la falta de preparación de la jerarquía y de los estamentos sociales de la época. Sea como fuere, tachado de inmoral, el Motocine Barajas proyectó su última película el 7 de diciembre de 1959 y pasó a la historia como un sueño real pero efímero. Una suerte que esperan no correr los dueños del futuro Autocine Madrid.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es