5 de diciembre de 2020, 19:22:22
Política


Varios dirigentes del PP: "No somos homófobos"

Por MDO/E.P.

Varios dirigentes del PP de Madrid, entre ellos el portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, y la portavoz municipal, Esperanza Aguirre, han lamentado este miércoles el "veto" de los convocantes de la marcha del Orgullo 2016 al partido, que adelantó Madridiario, y han insistido en que el PP "no es homófobo".


Por otro lado el portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, ha remarcado que a las manifestaciones "no se invita" sino que "se convoca". "Una vez que está convocada no hay control de entrada para ver quién va o no, sino que todos los ciudadanos que lo desean pueden ir", ha recalcado. Referente a la pancarta donde están los organizadores, ha señalado que son estos quienes deciden y ha recordado que ellos ya han indicado que "les encantaría poder invitar si hay un verdadero compromiso político con el colectivo".

Desde el Partido Popular, la portavoz adjunta en la Cámara regional, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido que su formación "en absoluto es un partido homófobo, sino todo lo contrario". "Nos intentan estigmatizar. Para la derecha más derecha somo homosexualistas mientras que la izquierda nos intenta arrinconar como homófobos", ha defendido. Asimismo la diputada popular ha puesto sobre la mesa las reformas legislativas de su formación "en materia de igualdad de género o protección de agresiones a estos colectivos".

Finalmente, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha expresado este miércoles su "disgusto" a los organizadores de las fiestas por haber vetado a su partido de la pancarta. "No somos homófobos, sino todo lo contrario". Además ha dejado claro que el veto es "solo a que el PP aparezca en la pancarta de la manifestación" y que esta "está abierta a todos". Finalmente ha recordado que cuando fue presidenta de la Comunidad de Madrid fue "la única representante" que se opuso públicamente al recurso de inconstitucionalidad del PP al matrimonio homosexual "por advertir de que se iba a tratar como un ataque de homofobia y no una cuestión jurídica".

Un veto "contraproducente"

El líder de Ciudadanos de Madrid, Ignacio Aguado, ha hecho hincapié en que este veto es "contraproducente". "Cualquiera que quiera estar no debe sentirse cohibido o amedrentado porque, precisamente, eso es lo que se quiere combatir desde el colectivo LGTB: la discriminación y el rechazo", ha defendido. En ese sentido ha subrayado que no comparte "los vetos" pero si los entiende "porque el PP no fue capaz de retirar el recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual", cosa que a juicio "genera ampollas y susceptibilidades de una importante parte del colectivo". Pese a esto, Aguado defiende "abrir una nueva etapa de conciliación, de intentar sumar, para que cada vez la causa del colectivo LGTB esté respaldada por un mayor porcentaje de personas".

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha afirmado que las fiestas del Orgullo son patrimonio de la capital por lo que "no debe estar en absoluto politizado. Si empezamos vetando, empezamos mal", ha recalcado. "El Orgullo no debe estar en absoluto politizado y debe estar por encima de los partidos y las tendencias", ha apuntado para señalar que se trata de una marcha que ejemplifica la reivindicación de derechos y la igualdad.

Por su parte, el portavoz de Podemos en el Parlamento autonómico, José Manuel López, ha recordado que al final "el día del Orgullo es una fiesta que hacen los organizadores" y que son estas las que deciden "a quién invitar o no". "El PP tiene que reflexionar sobre por qué no le invitan", ha dicho. A su juicio, la presencia de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, en la 'cabeza' de la manifestación se decidirá en función de "una estrategia de marketing".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es