24 de junio de 2021, 22:43:16
Educación


La 'revolución' metodológica del Colegio Casvi

Por MDO

El Bachillerato Internacional está destinado a formar alumnos comunicativos y reflexivos con la vista puesta en el mundo globalizado, pero para ir preparando a los estudiantes también existen otros programas con esta metodología para Infantil y Primaria. El Colegio Privado Internacional Eurocolegio Casvi se ha embarcado en este proyecto.


Alumnos reflexivos, íntegros, indagadores y buenos comunicadores. Estas son algunas de las competencias que persigue el Programa Diploma de Bachillerato Internacional, una titulación que facilita la movilidad en el extranjero de los alumnos. "Nuestros alumnos están viviendo en una sociedad global y van a necesitar el día de mañana trabajar en multinacionales o estudiar en universidad extranjeras. Por eso, necesitan abrir sus miras", asegura el director de Casvi, Juan Luis Yagüe, quien explica que detectaron que "no todos los alumnos conseguían adaptarse a este modelo en solo dos años". Además, contentos con las competencias que trabajan los programas de la Organización del Bachillerato Internacional decidieron implantarlo desde Infantil.

Después de varios años de preparación y de formación de los profesores, el curso que acaba de terminar ha sido el primero que se implantan los programas PEP, para Infantil y Primaria, y PAI, para Secundaria. "El profesor deja de dar clases tradicionales, de corregir ejercicios; y pasamos a plantear proyectos, no solo a dar contenidos, habilidades, conceptos, actitudes y a trabajar mucho más en la formación tradicional del niño", explica Pablo Martín, coordinador del PEP en Casvi.

El coordinador en Infantil y Primaria explica que en este ciclo se difuminan las distintas asignaturas. El procedimiento arracana con unas pregunta para ver cuáles son sus conocimientos previos y después les lanzan más "para provocar sus ganas de aprender". A raíz de este planteamiento, que siempre está ligado con la vida real, los alumnos tienen indagar no solo con libros de texto, sino con revistas, enciclopedias, Internet o recurriendo a sus padres y abuelos. "Además, todo lo que hacen lo exponen en clase, reflexionan sobre lo que han hecho, se corrigen unos a otros y aparecen conocimientos nuevos", destaca Martín.

Una de las profesoras de Primaria, Virginia Caballero, destaca que esta metodología "hace que los niños indaguen sobre qué quieren aprender, que no se conformen con lo que el profesor les diga, que tengan ansias por explorar e investigar y no se queden simplemente en lo que pone en el libro". Caballero asegura que a sus alumnos la metodología del Bachillerato Internacional "les gusta más" y que se nota positivamente en los resultados. "Ellos ven que se van a casa con la ideas más claras y cuando se ponen a estudiar recuerdan todo con más facilidad", señala.

Trabajo colaborativo
En los cursos de Secundaria del Eurocolegio Casvi también se ha implantando este sistema, que en este ciclo recibe el nombre de PAI. "Como docente, quiero que mi alumno llegue a ciertas conclusiones y en vez de hacerlo yo con ellos, les planteo una serie de preguntas, en cuya respuesta está todo un proceso de deducción. Así conseguimos que ellos descubran cosas, que no es lo mismo saberlas porque las tienen apuntadas. Por ejemplo, siempre que podemos, nuestros alumnos descubren las fórmulas matemáticas por sí mismos", plantea José Manuel Baena, coordinador del programa en Secundaria.

En este método, "los niños trabajan de forma colaborativa y los profesores también tiene que hacerlo", subraya el director, quien asegura que la "acogida ha sido muy buena en la mayor parte de los casos". "Al principio a algunos alumnos les costó salir de su zona de confort, pero nuestra obligación es prepararles para el siglo XXI", apunta también Baena, quien asegura que "la mayoría no quiere volver al método anterior". El centro también está contento: "Hay habilidades que están florenciando y antes no tenían, como pensar por sí mismos o saber comunicar", indica el coordinador.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es