4 de diciembre de 2020, 0:40:43
Distritos


Familias de Usera denuncian presiones para escolarizar a sus hijos en la concertada

Por Carmen M. Gutiérrez

"No queremos ir a la educación concertada; queremos pública", denuncia Marlén Martínez, una de las 15 madres del barrio de San Fermín que no tiene plaza escolar una vez publicadas las listas definitivas. En total, hay más de 16.000 alumnos sin plaza en la región, según los datos de CCOO. La Comunidad asegura garantizar un centro público a todos los alumnos.


Este miércoles una delegación de familias del barrio de San Fermín, en Usera, intentó entregar en la Consejería de Educación 2.000 firmas para pedir la apertura de un aula en el colegio República de Brasil para escolarizar a los 15 niños que continúan sin plaza una vez cerradas las listas definitivas. "No nos las han querido recoger", asegura Martínez. Esta madre señala que las familias "están desesperadas" y que se niegan a escolarizar a sus hijos en el colegio concertado que les ofrecen, el San Fermín. "Económicamente, es un problema. Y, además, no me gusta el colegio concertado del barrio; no tiene patio ni gimnasio", explica. El portavoz del ampa del Colegio República de Brasil, Francisco Domenech, apunta que se trata de un barrio humilde, castigado por el paro, en el que la mayoría de las familias no pueden permitirse el pago de cuotas.

Domenech señala que el problema surge por la eliminación de un grupo en 1º de Primaria en el colegio República de Brasil. Con esta reducción de plazas, las familias de la escuela infantil San Fermín se han quedado sin posibilidad de matricular a sus hijos en el centro más cercano y el que era habitual hasta ahora. Los colegios adscritos a esta escuela infantil tampoco les admitieron, según el portavoz, quien asegura que solo queda una plaza de 1º de Primaria en Usera y Villaverde, los dos distritos del área educativa a la que pertenecen. Ahora solo les queda acudir a la lista de centros concertados que también les ha mandado desde el Servicio de Apoyo a la Escolarización (SAE), pues aseguran que no quedan huecos en los centros públicos remitidos.

Al menos dos familias han recibido llamadas de centros concertados diciéndoles que tienen plaza disponible si lo desean. Pero las familias se niegan y algunas ya lo han comunicado al SAE, que les ha recordado que es obligatorio escolarizar a los niños de seis años. La Consejería de Educación, por su parte, indica que se garantiza una plaza pública a todos los alumnos y que "en ningún caso se deriva a ningún alumno a centros concertados".

Las familias piden que se reabra el grupo cerrado. "Hay 63 niños matriculados en el colegio, por lo que se podrían hacer 3 grupos de 21", asegura el portavoz del ampa, quien argumenta que con dos aulas y dejando fuera a 15 alumnos superarán la ratio legal el próximo curso. Además, subraya que hay varios alumnos con necesidades especiales y que en el centro hay niños de 30 nacionalidades distintas. "Es un barrio obrero que necesita que se invierta en Educación, no que se cierren grupos en los colegios y los institutos", asegura Belén Martínez. En esta situación, no solo se encuentran estas familias de Usera. "También hay otras en Villaverde, Carabachel o Fuenlabrada", puntualiza esta madre.

Más de 16.000 alumnos sin plaza

En concreto, CCOO calcula que hay 16.483 alumnos sin plaza desde Infantil a Bachillerato una vez cerradas las listas definitivas, tras analizar los datos de los SAE. De estos alumnos, algunos cursan sus estudios en centros educativos, pero quieren cambiar. Sin embargo, 467 alumnos de 3 años, 1.405 de 1º de Primaria y 1.939 de 1º de ESO, cursos de nuevo acceso, continuaban sin conocer su futuro tras el cierre de las listas. Además, la Consejería de Educación señala que aún puede haber plazas libres en Bachillerato tras los exámenes de recuperación.

Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza del sindicato, ha pedido que se abran los grupos necesarios para satisfacer la demanda y más transparencia en la información durante el proceso. Galvín ha pedido a la Comunidad que planifique mejor la escolarización y considera que el modelo de libertad de elección ha sido un "fracaso". CCOO subraya que los problemas se centran sobre todo en algunos barrios y municipios.

Ante los problemas de escolarización que están denunciando ampas, sindicatos y asociaciones vecinales, la Consejería de Educación sostiene que en 3 años ha ofertado miles de plazas más de las solicitadas y que el próximo curso habrá 7.500 nuevas plazas. Además, recuerda que al 93 por ciento de las familias se les asigna el primer centro educativo solicitado. Este jueves también los grupos políticos de la oposición ha interpelado al consejero de Educación, Rafael Van Grieken, en la Asamblea para pedirle una planificación de centros adaptada a la demanda. En concreto, el PSOE ha denunciado el cierre de 80 grupos para el próximo curso.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es