16 de octubre de 2019, 16:56:00
Medio Ambiente


El Ayuntamiento crea un plan para prevenir daños por caída de árboles en el Retiro

Por MDO/E.P.

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, ha presentado este martes un plan para prevenir daños por caída de árboles en el Parque del Retiro, que es la "continuidad de todo un trabajo de diagnóstico que se hizo a partir del 2014".


Así lo ha explicado la delegada de Medio Ambiente a la salida de la reunión que ha tenido la Mesa del Árbol, donde se ha presentado este proyecto que plantea la "evaluación de todo el arbolado del Retiro" y que tendrá "continuidad en todo el arbolado de la ciudad".

El 'Protocolo de gestión de incidencias y actuación ante la previsión de situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas' tiene como objetivo evitar riesgos para la ciudadanía, sea por el estado de los ejemplares del parque o por fenómenos meteorológicos.

Mediante este plan, en caso de previsión de vientos fuertes el Ayuntamiento activará una serie de alertas con unos umbrales "más exigentes" que los de la AEMET. "Se ha demostrado que en 70 kilómetros por hora ya se producían incidentes importantes", ha señalado Sabanés.

De este modo, se contemplará un nivel de alerta verde por rachas iguales o menores a 50 kilómetros por hora, que no requerirá intervenciones, y una alerta amarilla por rachas de entre 1 y 71 kilómetros por segundo, nivel que no prevé un riesgo general.

La alerta naranja se activará en el Retiro con vientos de entre 71 y 85 kilómetros por segundo, que implicará peligro para los usuarios del parque, mientras que el nivel rojo, correspondiente a un riesgo extremo, se activará con rachas de viento superiores a los 85 kilómetros por segundo e implicará un grave riesgo para los usuarios del parque.

Los mismos niveles se establecerán en caso de previsión nieve. Habrá una alerta verde si no se supera la acumulación de más de 2 centímetros de nieve en 24 horas, una alerta amarilla si se acumula entre 2 y 5 centímetros, una alerta naranja entre 5 y 20 centímetros y una alerta roja cuando se superan los 20 centímetros.

Cuando se produzca una alerta amarilla, se cerrarán las áreas infantiles, las de mayores y los Jardines de Cecilio Rodríguez, mientras que si se alcanza el aviso naranja se cerrarán también los Jardines del Arquitecto Herrero Palacios, el Cementerio, el Campo Grande y los Planteles, y se suspenderá cualquier evento al aire libre.

En caso de alerta roja, se cerrará todo el parque, exceptuándose las zonas de evacuación, y se solicitará la presencia de los servicios de emergencia. En días posteriores a los fenómenos meteorológicos que hayan activado el Protocolo, podría ser necesario que se adoptaran también medidas preventivas.

Uno de los asistentes a esta reunión y miembro de la asociación de Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura, Carlos Luengo, ha afirmado que un plan como este "hacía falta". "Uno se puede creer que un árbol está bien, pero luego se cae", ha indicado. Luengo, que ha sido podador en el parque, ha opinado que "en los últimos 20 años" su estado y mantenimiento han "mejorado bastante".

Arbolado de las calles

Con respecto a la situación del arbolado de alineación en las calles de Madrid, la delegada ha indicado que es "más complicado" aplicar proyectos como el que han presentado para el Retiro, que es lugar cerrado donde es "más sencillo acotar, balizar y evacuar" a los usuarios.

Sabanés ha explicado que en el arbolado de las calles es "fundamental" hacer un trabajo de "prevención" y "diagnóstico" encaminado hacia la "gestión del riesgo". De este modo, el Ayuntamiento está recogiendo "la situación árbol a árbol" en un catálogo que ya tiene "mucho avanzado".

Además, la delegada ha señalado que hay que seguir trabajando en planes de "tala y reposición", y ha recordado que en los últimos meses "se ha actuado sobre muchísimas zonas" como la calle Bravo Murillo o la Colonia Ciudad Pegaso.

Creación de una base de datos

El protocolo del Retiro también definirá la tramitación de información desde que se recibe el aviso de fenómenos meteorológicos adversos hasta que se apliquen las medidas previstas, como la evacuación del parque o la intervención con los medios humanos y materiales disponibles.

Con la información recogida se elaborará una base de datos para tratar de resolver los problemas de ejemplares afectados y para profundizar en el conocimiento sobre las especies de los jardines, de este modo, se tendrán más datos para prevenir futuros casos.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es