22 de septiembre de 2020, 10:49:06
Cultura y ocio


‘Sofía’, la monarquía a escena

Por Antonio Castro

La presencia de los Borbones en un escenario español se paró en Alfonso XII el año 1999. Ignacio Amestoy lo convirtió en protagonista de ‘Violetas para un Borbón’. Antes el mismo monarca había sido el protagonista de la empalagosa '¿Dónde vas, Alfonso XII?' escrita por Luca de Tena en 1957 y llevada al cine. Su madre, Isabel II, fue protagonista de ‘Isabel reina de corazones’, una delirante comedia de Ricardo López Aranda, con una desmesurada interpretación de Nati Mistral. Más recientemente Ramírez de Haro se cebó con Fernando VII en ‘Trágala perro’ donde hacía aparecer a una sosias de Letizia Ortiz.


Pero ahora la escena madrileña presenta la figura de Sofía de Grecia, la Reina, ahora emérita. Ignacio García May, respondiendo a la iniciativa de Pérez de la Fuente, ha escrito y dirigido el monólogo que se estrena en el teatro Español y que protagoniza Victoria Salvador. Estará en cartel del 1 al 26 de junio en la sala Margarita Xirgu.

García May apareció fulgurantemente en la escena el año 1987 con ‘Alesio’, que le había proporcionado el Premio Lope de Vega. Su debut se produjo, nada menos, en el Centro Dramático Nacional. Después vendrían ‘Operación ópera’ (1991), ‘Corazón de cine’ (1997), ‘Los vivos y los muertos’ (2000) o ‘Drácula’ (2009). Su dramaturgia, como la de Mayorga, Del Moral o José Ramón Fernández, será imprescindible para estudiar el salto teatral español del siglo XX al XXI.

En ‘Sofía’, según el autor "se narran algunos episodios de la biografía de la reina. En ningún caso se pretende hacerlo de forma exhaustiva y documental".

Tampoco se ha buscado que la actriz componga una especie de caricatura de la soberana. Solamente sus manos nos pueden recordar directamente a las de doña Sofía. El personaje se mueve en un espacio fantasmal, el palacio de la memoria, lleno de recovecos por los que deambulan los recuerdos de la mujer y de la reina.

García May ha manifestado que el simple anuncio de este montaje ya ha provocado ataques tanto de los monárquicos como de los antimonárquicos. Los primeros le acusan de querer denigrar la institución y los segundos de no llevar a escena mujeres corrientes que sufren. Y eso que, todavía, nadie ha visto el espectáculo o leído el texto.

La solución, a partir del 1 de junio.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es