16 de octubre de 2019, 17:12:36
Sucesos


El hombre tiroteado por el guardia civil recibió cuatro disparos en la pierna y uno en la cabeza

Por MDO/E.P.

La autopsia practicada al hombre que fue tiroteado este lunes por un guardia civil fuera de servicio ha confirmado que recibió un total de cinco disparos en el cuerpo, cuatro de ellos en una pierna y el quinto en la cabeza, han informado fuentes de la investigación.


La víctima es un ciudadano magrebí de 39 años que residía en Illescas (Toledo) y tras certificar su muerte se trasladó el cadáver al Instituto Anatómico Forense para proceder a su análisis. Fue tiroteado por A.L.V.J, un guardia civil de 31 años que se encontraba de baja por lumbalgia tras un encontronazo de tráfico en el kilómetro 67 de la A-3.

En el marco de esta investigación, la Guardia Civil ya ha tomado declaración a varios conductores que pasaron por ese punto en el momento en el que se produjo el suceso y, según han confirmado las fuentes consultadas, han confirmado el relato de hechos conocido.

El coche que conducía la víctima, un Opel Zafira, chocó en la vía con el BMW en el que viajaba el agente. Al intentar darse a la fuga el guardia civil reaccionó de forma violenta y empleó su arma reglamentaria hasta acabar con la vida de esta persona.

Éste no estaba de servicio en ese momento ya que llevaba varios días de baja a causa de una lumbalgia. Los guardias civiles sólo están obligados a entregar su arma reglamentaria cuando están de baja por alguna cuestión psicológica. Tras su arresto, fue sometido al pertinente test de alcohol y drogas y dio positivo por consumo de cannabis.

Se niega a declarar

Tanto ayer lunes como este martes ha permanecido en las dependencias de la Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid) y se ha negado a declarar. Pasará a disposición judicial este miércoles por la mañana.

Otras de las posibles vías de investigación que puede aportar luz a lo sucedido son las cámaras de la Dirección General de Tráfico (DGT) situadas a lo largo de la carretera, no obstante, las fuentes de la investigación consultadas precisan que justo en el punto en el que se produjeron los hechos no había ninguna cámara cercana.

Es habitual que las imágenes que recogen estas cámaras sean aportadas a investigaciones de las autoridades por parte de la DGT. Las cámaras son visualizadas constantemente por el Centro de Control, que ayer lunes tan sólo dio alerta del accidente de tráfico entre los dos coches en ese punto y a esa hora, según fuentes de la DGT.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es