21 de septiembre de 2021, 6:54:37
Política


La edil de Getafe retira la denuncia por coacción contra Sara Hernández

Por Javier García Martín

Mónica Cerdá, la concejala socialista de Getafe que dimitió la pasada semana al frente de sus responsabilidadades en el gobierno de Sara Hernández, ha retirado la denuncia contra la alcaldesa y también secretaria general del PSOE-M por coacciones y amenazas en ese cese durante el juicio celebrado este martes en el municipio madrileño, lo que absuelve a la regidora.


Según fuentes judiciales consultadas por Madridiario, Cerdá ha retirado la denuncia durante la vista, lo que cristalizará esta semana en una sentencia absolutoria a favor de Hernández. Las mismas fuentes precisan que procedimentalmente no cabe el archivo del caso.

Cerdá presentó su denuncia el pasado día 1 de abril, en la que también incluyó a Cristina González, exconcejala socialista y persona de confianza de Hernández, por un supuesto delito de coacciones y amenazas al entender que ambas le habían forzado a firmar su renuncia el 30 de marzo.

Aquella dimisión se produjo sólo una semana después de que la regidora remodelara su gobierno durante la Semana Santa y dejara a Cerdá sin competencias en Empleo ni responsabilidad en las empresas municipales ALEF (sobre formación y trabajo) y GISA (sobre iniciativas empresariales) a cambio de otras a priori menos 'potentes' (Calidad y Transparencia, Juventud, Salud y Consumo). Cerdá reaccionó a este cambio con un comunicado público en el que censuraba la crisis de gobierno.

Fuentes municipales han señalado este martes que durante la vista Cerdá ha pedido disculpas al PSOE y al gobierno municipal y ha reconocido que ha tergiversado la información. La edil ha declinado hacer declaraciones. PSOE. Por su parte, la alcaldesa de Getafe ha asegurado estar "satisfecha" después de que "la verdad haya prevalecido".

A partir de ahora, queda por dirimir si la concejala se mantendrá en el pleno, en el grupo socialista o si llegará incluso a recuperar alguna competencia. De momento, Cerdá se ha negado a dejar su acta, ha garantizado su permanencia en el PSOE y desde el Consistorio aún no hay una decisión tomada sobre su futuro.

"Tranquila y serena"

A su entrada a los juzgados, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ya había negado "categóricamente" las acusaciones de Cerdá. Además, la secretaria de los socialistas madrileños ha asegurado que no vertería opiniones "negativas" hacia "ningún compañero del grupo municipal socialista". "Venimos aquí para esclarecer todas las circunstancias", ha señalado la alcaldesa, que ha afirmado sentirse "tranquila y serena de las cosas que sucedieron", según declaraciones recogidas por Europa Press. "Vengo a ponerme en manos de la justicia para que se aclare y no quede ninguna sombra de duda al respecto", ha añadido.

Cerdá dimitió el pasado 30 de marzo de sus cargos en el Gobierno municipal al entender que la remodelación hecha el 22 de marzo, en plena Semana Santa, le generaba un "total desacuerdo y oposición", como manifestó públicamente. "La arbitrariedad del decreto de Alcaldía (...) afecta directamente al trabajo que se viene desarrollando en contacto directo con la ciudadanía, como son el Consejo de Salud, el Consejo del Mayor o la Mesa Local para el Empleo", aseguró. "No puedo compartir ni ser cómplice activa" de la medida, insistió.

Sin embargo, la alcaldesa afirmó el pasado viernes que la propia Cerdá participó en la redacción del escrito de su renuncia y que desconocía que hubiera presentado una denuncia en el juzgado por una supuesta dimisión forzada. Además sostuvo que cuando la edil le trasladó "sus motivos personales para dejar todas sus responsabilidades en el Ayuntamiento" le tendió su mano para la resolución "lo antes posible" de ese "asunto", del que, pese a la polémica, nunca ha llegado a no conocerse su contenido.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es