24 de mayo de 2019, 13:27:39
Economía


Aprobado el primer presupuesto de Ahora Madrid, apoyado por el PSOE, con una subida del 26% en gasto social

Por Enrique Villalba

Ahora Madrid ha logrado la aprobación de su primer presupuesto municipal, con el apoyo en solitario del PSOE, que supone un aumento del 2,27 por ciento en comparación con el de 2015 hasta alcanzar los 4.487,88 millones de euros y un crecimiento del gasto social del 26 por ciento.


Los presupuestos para 2016 han contado con el sí de Ahora Madrid y PSOE y el no de PP y Ciudadanos, con algunos concejales de Ahora Madrid en pie. La enmienda a la totalidad de Ciudadanos ha sido rechazada con el voto negativo de Ahora Madrid y PSOE, y la abstención del PP.

El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha defendido los primeros presupuestos de Ahora Madrid, aprobados con el apoyo del PSOE, por ser los de la "esperanza, la ilusión y el sí se puede" frente a los de la "resignación y la sumisión". Sánchez Mato ha descrito un presupuesto que "afronta las demandas sociales y aborda el pago de la deuda pero en los plazos establecidos". Tampoco se ha olvidado de las inversiones financieramente sostenibles, un anexo al presupuesto que procede del superávit o remanente de tesorería positivo del Ayuntamiento siempre que no se haya sobrepasado los límites de deuda autorizados, como es el caso. Otro de los requisitos es que las inversiones se liciten y ejecuten en el mismo año y que tengan una vida útil de la menos cinco años."Incrementaremos entre inversiones en capítulo 6 y el anexo de inversiones financieramente sostenibles. Supondrá aumentar la inversión un 118 por ciento, más de 315 millones de euros. "Eso es algo revolucionario en Madrid", ha declarado desde el Pleno de Cibeles, donde también ha señalado que "hay gente que puede tener miedo a estos presupuestos porque manifiestan que sí se puede hacer política de otra manera".

El edil ha protagonizado un desencuentro con la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, llegando a preguntarle si prefiere que gobiernen "las asambleas de vecinos y el gobierno o el IBEX 35", a lo que ha añadido que ayer la formación naranja "tuvo que borrar un tuit" en relación con este tema. Todo ello después de que la edil haya criticado que el Ejecutivo de Ahora Madrid alimenta sus redes clientelares. "Pensabais que no íbamos a traer los presupuestos (a aprobación) porque sólo estamos acostumbrados a protestar en la calle", le ha lanzado a la bancada de Ciudadanos. Por otro lado, se ha disculpado con Ciudadanos por sus declaraciones en este sentido porque su intención no era "ridiculizar" el trabajo de esta formación, siendo consciente además del trabajo que conlleva la presentación de 200 enmiendas.

Villacís ha arremetido contra el "sablazo presupuestario" con unas cuentas "irreales que olvidan las prioridades de los madrileños" y que suben "impuestos a las empresas". También ha afeado desde el Pleno de Cibeles que el Ayuntamiento renuncia con sus cuentas de 2016 a que el Consistorio "sea agente de empleo y no sólo con la Agencia para el Empleo, que sube un poquito". "¿Las empresas podrán contratar cuando se le le han subido los impuestos? No, al contrario", ha argumentado la edil. La líder de la formación naranja, ha apuntado a la necesidad de acudir a la colaboración público-privada, a lo que ha añadido que "no por gastar más se socorre más a los madrileños". También ha apuntado que Madrid se mantiene como "la capital de Europa de la deuda viva", algo que ha reprochado a los gestores del PP pero también al PSOE, por "haber hecho la primera reforma laboral". "Lo mejor es el centro", ha rematado.

El portavoz del PP de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Moreno, ha lamentado en el Pleno en el que se ha aprobado el presupuesto de 2016 la "gran gamberrada" de renunciar a la calificación de las agencias de rating, para lo que espera que no se produzcan 'cisnes negros' en forma de subidas de tipos de interés o amenazas que afecten a la economía como el terrorismo o la inestabilidad política, y que 20.000 empresas y comercios se conviertan en "los pagafantas de la fiesta" con sus subidas impositivas. Sánchez Mato ha contestado sobre la renuncia a las agencias de calificación que "no es una gamberrada sino una decisión política, la de no utilizar deuda como instrumento de política pública". "Cuanta menos deuda pidamos, menos problemas tendremos con la deuda", ha defendido, informa Europa Press.

Después de hacer un recorrido por las enmiendas en las que están a favor (aumento de la bonificación del IBI entre familias numerosas con valores catastrales por debajo de 408.000 euros, inicio de la memoria económica con impacto de género, la venta de plaza de garajes, el criterio de caja, la rehabilitación, que no se vaya a nueva deuda "gracias en parte al trabajo de la anterior delegada, Concepción Dancausa"), Moreno ha dejado claro que no es el presupuesto del PP. Igualmente se ha abstenido en la enmienda a la totalidad presentada por Ciudadanos al considerar que "tienen derecho a confundirse". "Nuestra verdadera enmienda a la totalidad sería prorrogar el de 2015, que se hizo mucho mejor al estar más centrado en la realidad", ha manifestado. Moreno ha criticado el aumento impositivo, cifrado en 168 millones de euros, cantidad que en su mayoría "va a ser pagada por 20.000 comercios y empresas, que son los pagafantas de la fiesta". El PP propuso hacer bajadas fiscales por valor de 100 millones de euros. "¿Cómo financiarías las necesidades sociales?", le ha preguntado Sánchez Mato. El edil del PP ha defendido igualmente la necesidad de la colaboración público-privada.

El concejal del PP también ha dudado de algunas partidas de ingresos, como las relacionadas con el Servicio de Estacionamiento Regulado "si se cierra la ciudad a la entrada de coches", y ha hablado de un "posible incumplimiento de techo de gasto", junto a bolsas de gasto "sin concretar", como el fondo de equilibrio territorial. "Echamos de menos inversiones importantes en aparcamientos disuasorios y para las celebraciones de los centenarios de la Plaza Mayor y de Cervantes", ha añadido.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha puesto el foco en el empleo acordándose de los muchos madrileños, tantos como un distrito como Villaverde o Chamartín, que han tenido que irse para buscar nuevas oportunidades en un proceso que comenzó en 2010 por "la crisis y el mal gobierno". Las enmiendas del PSOE han ido orientadas a "la política social, la creación de empleo y el equilibrio entre distritos y barrios" para acabar con una brecha que parece como si se tratase de "países diferentes", con diferencias en la renta per capita de 9.400 euros. "Esta ciudad tiene que ser ambiciosa en generación de empleo y tiene que ser una prioridad en los presupuestos", ha declarado desde el Palacio de Cibeles. Por ello han planteado la necesidad de fomentar el Consejo de Desarrollo Local y Empleo. También ha planteado la necesidad de "reorientar el papel del suelo", de manera que no tenga una visión especulativa, y recuperar el "abandono del suelo industrial de los últimos años". "Hay que recuperar la industria en Madrid, por lo que planteamos la urbanización del polígono industrial de La Atalayuela y en la necesidad de avanzar en factorías como la de Villaverde", ha señalado.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es