2 de diciembre de 2020, 2:00:31
Cultura y ocio


Richard Gere, "oficial y hormiguero", encantado con la guitarra que le regaló Pablo Motos


Más de diez días anunciando que había estado en “El Hormiguero” y ayer era el día. Porque por el programa han pasado, y a veces repetido, algunas de las estrellas de Hollywood, pero la carrera cinematográfica, a pesar de los críticos, de Richard Gere convertía en lógica la expectación que se había creado con su visita a Pablo Motos.


Con un público sensiblemente mayor al habitual. Lógico. El actor comenzó a romper corazones hace algunas décadas. Aunque alguno seguirá rompiendo. Y más si comienza los programas como ayer le vimos. Saludando a diestro y siniestro. Todas mujeres, eso sí. O la inmensa mayoría.

Y desde el primer momento dejó ver su lado más solidario. Que tiene mucho que ver con la película que se estrena mañana “Invisibles” “El título en inglés es diferente. Es una frase de Shakespeare que habla de la sensación de que el tiempo es un factor de la mente. Compré el guion hace doce años y durante este tiempo lo he estado desarrollando con la organización de los sin techo de Nueva York. En la ciudad hay refugios porque son obligatorias, pero resultan como unos almacenes. Llegas por la noche y te echan a las siete de la mañana. Esta organización, RAIS Fundation, lo que quiere es que la gente tenga hogar”.

Para colaborar con este ONG, que también existe en España, pueden mandar un sms poniendo HOGAR y mandarlo al 2014 y por cada diez mil sms que se reciban, una persona tendrá hogar. Y es que la película va por ahí. La gente sin casa, grabada de una forma especial “Estuvimos grabando en la calle veintiún días y en todo este tiempo solo tres personas me reconocieron. Las cámaras estaban ocultas y la gente que sale son las personas normales de la ciudad que aquí hacen como de extras”.

Se mostró extremadamente agradecido con el regalo de Pablo, una guitarra española “Lo agradezco mucho. Solo tengo dos guitarras así porque empecé tarde a apreciar su música. Lo ves, cuando los hombres nos ponemos a hablar de música las mujeres se duermen”.

Y, como no, habló del budismo y de lo que ha aprendido de él “La meditación puede tener efectos duraderos sobre el funcionamiento del cerebro. Yo llevo veinte años haciéndola y puedo decir que funciona. Basta con hacerlo veinte minutos al día. El cerebro se va regenerando constantemente… ¿en este programa siempre se habla del cerebro?”

La verdad es que el actor, para los millones de dólares que debe tener, quitando los perdidos en divorcios, se presentó como una persona muy normal. Hablando de que en una reciente visita a la República Checa, en verano, pusieron a media noche Pretty Woman. En un lugar al aire libre “Me dijeron que si quería presentar la película. Subí al escenario y había 7000 personas, la mayoría de menos veinticinco años”.

Continúa leyendo el artículo en La vida es una tómbola.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es