11 de diciembre de 2019, 17:29:26
Cultura y ocio


Los nuevos dramaturgos

Por Antonio Castro

Seis de los jóvenes dramaturgos españoles se han reunido para debatir la situación de su generación convocados por la Academia de las Artes Escénicas de España. El encuentro se produjo en el teatro Español con el enunciado: ‘Con el agua al cuello, emergentes y sumergidos en el teatro contemporáneo’.


Estos representantes de los autores que actualmente luchan por abrirse un hueco en espacios grandes y pequeños, fueron Alberto Conejero, Paco Bezerra, Guillermo Amaya, Lola Blasco, María Velasco y Yassin Serawan. Moderando sus intervenciones estuvo un dramaturgo de carrera consolidada: Fermín Cabal (‘Esta noche gran velada’, ‘Caballito del diablo’).

Todos están en torno a los treinta años y ya han estrenado algunas obras. Guillermo Amaya tiene en cartel ‘El legado de don Juan’ y ‘¿Quién m’ampara?’ Actualmente reside y dirige en Alemania. Alberto Conejero, de Jaén, está obteniendo un gran éxito con ‘La piedra oscura’ y estrena un espectáculo itinerante sobre el Quijote que se va a ver en el barrio de las Letras. María Velasco, burgalesa, ha estrenado en las últimas temporadas ‘La ceremonia de la confusión’ y ‘Líbrate de las cosas hermosas que te deseo’. El almeriense Paco Bezerra es ya casi veterano en los estrenos. En las últimas temporadas le hemos visto, entre otros títulos, ‘La escuela de la desobediencia’ y ‘El señor Ye ama los dragones’. A Yassin Serawan lo conocemos más últimamente como actor y director. Ha escrito ‘La crisis de la esperanza’ y ‘La última novia de Kafka’. Finalmente Lola Blasco, alicantina, ha estrenado este año dos títulos: ‘Canícula’ y ‘Artículo 47’. Casi todos los nuevos autores que se presentan en Madrid proceden de la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Y todos, como el resto de dramaturgos en ciernes, se encuentran con enormes dificultades para estrenar con regularidad y poder obtener ingresos de sus obras. En los últimos años la mayoría se refugia en los circuitos de locales de escaso aforo, con lo que es difícil que generen derechos de autor. Las productoras consolidadas no son demasiado proclives a arriesgarse montando obras de autores todavía desconocidos. Tienen que dedicarse a la docencia, a la interpretación, intentar la autor edición de sus obras o con el apoyo del pequeño mecenazgo para hacer que su nombre suene. No es raro, sin embargo, que algunos de estos dramaturgos vean estrenadas sus comedias fuera de España. Pero eso no les garantiza que, finalmente, las podamos ver también nosotros.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es