26 de noviembre de 2020, 10:50:38
Opinión


Algo pasa en el norte de Madrid

Por Sara Medialdea

Los habituales de la zona llevan tiempo comentándolo: desde hace unos meses, no hay quien circule por la zona norte de Madrid.


Bien es cierto que la ciudad ha vivido varios episodios de colapso circulatorio en los últimos tiempos: lo que siempre pasaba en la capital cuando caían cuatro gotas, pero multiplicado por cien. Las razones se desconocen, y no parece probable que desde el Ayuntamiento las aclaren. Esa es, al menos, mi deducción después de escuchar al concejal responsable de la movilidad señalando que "es prácticamente imposible" evitar el atasco.

Pero volviendo al norte, donde el incremento de tráfico no es puntual sino diario desde hace bastantes meses, allí coinciden una serie de circunstancias: numerosas empresas -algunas muy grandes- han decidido trasladarse a la zona, instalando oficinas a las que acuden a diario y casi en los mismos horarios miles de trabajadores. Y muchos lo hacen en sus vehículos particulares. Con lo que supone de incremento del número de coches en la zona. También puede ser que se note que se está recuperando la actividad, económica y laboral, con lo que esto supone para la movilidad. O incluso que tenga repercusión el precio -más bajo- de la gasolina: ahora el depósito tiene más gasolina por el mismo dinero, y eso da pie a coger el coche más días de cada mes.

Sean estas las causas o sean otras, lo cierto es que quienes acuden a sus puestos de trabajo en la zona han detectado que la circulación se complica día tras día, y se hace prácticamente imposible realizar el recorrido habitual en el mismo tiempo que hace un año. Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Plaza de Castilla, la carretera de Burgos, Sanchinarro, Las Tablas, Arroyo Fresno... quienes transitan por esta zona a primera hora de la mañana sufren a diario esta nueva situación. Alguien debería pensar en soluciones, o la zona corre el riesgo de colapsar.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es