7 de diciembre de 2019, 4:35:14
Distritos


La Policía Municipal desaloja a 26 ocupas del antiguo restaurante 'Guipúzcoa'

Por Enrique Villalba

La Policía Municipal ha desalojado este lunes a una comunidad de ocupas que habitaba el antiguo restaurante Guipúzcoa, situado en el Paseo de la Gastronomía de la Casa de Campo, tras un ofrecimiento de traslado realizado por el Samur Social. 26 personas han sido filiadas y trasladadas a un recurso de atención social de la administración.


La operación se realizó a primera hora de la mañana y en ella participaron once unidades de Policía Municipal, tres de Samur Social y el operativo de seguridad de Madrid Destino -gestor del ámbito- en la Casa de Campo. Es la tercera vez en apenas año y medio que estos ocupas son expulsados del restaurante, clausurado por el Consistorio, después de una prolongada labor de los servicios sociales municipales que concluye con dicho traslado, según fuentes de la operación recabadas por Madridiario. Y es que, de acuerdo con el examen de los técnicos del Área de Desarrollo Urbano, el edificio sufre riesgo de derrumbe y está anexo a los respiraderos de la M-30, lo que supone un riesgo importante de incendio en la zona y, por extensión, para las personas que allí habitan.

Según fuentes del Área de Equidad, han sido 26 los desalojados, uno de ellos menor de 15 años, pertenecientes a siete familias. Todos ellos han sido trasladados al centro social donde se desarrolla el Proyecto de Actuación Integral con Minorías Étnicas del Este (APOI), cofinanciado por el IMSERSO, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Como ya avanzó este viernes este periódico digital, los recintos feriales de la Casa de Campo y, en concreto, las zonas de restauración y aparcamientos, sufren situaciones de inseguridad y degradación urbana, que han afectado a los negocios de restauración de la zona, ya damnificados por el cierre al tráfico parcial de la Casa de Campo. Los propios ocupas explican que se dedican a la mendicidad y la recogida de papel y chatarra. Según trabajadores de la zona, también son presuntos responsables de robos en los coches del aparcamiento. No obstante, en el ámbito se han producido más situaciones de inseguridad que se achacan a bandas de delincuentes itinerantes. Así, fuentes municipales inciden en que se han producido robos de cable de cobre en varios restaurantes cerrados y que, hace algunos días, la Policía detuvo 'in fraganti' a varias personas por el presunto robo del antiguo restaurante 'Currito', donde se llegó a encontrar a los ladrones saqueando la bodega del inmueble. Como medida de seguridad, Madrid Destino ha procedido al vallado de todos los inmuebles sin uso para evitar en la medida de lo posible nuevos episodios de inseguridad.

ASÍ SE DESARROLLÓ EL DESALOJO:

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es