7 de diciembre de 2019, 20:48:54
Distritos


Vecinos de Villaverde y Usera se movilizarán en contra de la construcción de un nuevo crematorio

Por MDO/E.P.

Las asociaciones de vecinos de Villaverde y San Fermín (Usera) están organizando movilizaciones para mostrar su rechazo a la construcción de un nuevo crematorio, después de que el pasado 15 de septiembre se sometiera a información pública la solicitud de licencia para la instalación de un horno crematorio en la Avenida Los Rosales, justo en la frontera de los distritos de Villaverde y Usera.


Según han señalado desde las asociaciones, no es la primera vez que la empresa propietaria del Tanatorio de la M-40, Parcesa Parques de la Paz, intenta construir un crematorio, ya que en 2002 solicitaron una licencia "que fue retirada tras la presión vecinal, que se posicionó en contra de un equipamiento que genera malos olores y emisiones nocivas al aire del entorno".

Varios años después, esta empresa lo vuelve a solicitar, "a pesar de que la ordenanza municipal exige una distancia mínima de 250 metros desde el foco de emisión a viviendas o lugares de permanencia habitual de personas", algo que se incumple de manera clara en este caso", aseguran. De hecho, a escasos metros de la construcción solicitada se encuentra el IES El Espinillo, dos parques, varios bloques de viviendas y dos centros comerciales, entre otros espacios incluidos en la ordenanza.

Como se ha denunciado en otras ocasiones, "la normativa del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid es tremendamente discriminatoria con la periferia de la ciudad ya que impide la construcción de este tipo de instalaciones dentro del anillo de la M30 y, sin embargo, las permite en los barrios que ya acumulan numerosas instalaciones molestas", explican los denunciantes. Además, han indicado que a pocos metros del crematorio que se quiere construir se encuentra la depuradora de La China, "que contamina el aire de la zona desde hace décadas a pesar de las promesas de cierre de los últimos años". Asimismo, en un radio de muy pocos metros se encuentran también las depuradoras de La Gavia y Butarque, "que provocan malos olores a diario".

Los vecinos aseguran que "padecen además los olores que llegan de la incineradora de Valdemingómez, más alejada de la zona pero cuyos efectos también se hacen sentir, así como los olores propios del río a su paso por el tramo II del Parque Lineal del Manzanares que, debido a su abandono, genera además constantes plagas de insectos". Por tanto, hablan de una zona "muy castigada medioambientalmente que vería cómo se instala una nueva instalación nociva, no sólo por los malos olores sino también por las sustancias nocivas que los hornos crematorios desprenden al aire: mercurio, dióxidos de sulfuro, óxidos de nitrógeno o cloruro de hidrógeno, entre otros".

Ante esta situación, los vecinos han decidido presentar alegaciones a la solicitud de licencia y han convocado una serie de asambleas vecinales para los próximos días. Además, ya han convocado una manifestación el día 6 de octubre que partirá desde los diferentes barrios afectados hasta el Tanatorio de la M40, con el objetivo de mostrar su rechazo a la construcción del crematorio.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es