17 de agosto de 2019, 19:29:14
Social


Menores infractores participan en una carrera de orientación

Por MDO/E.P.

El Monte Valdelatas ha sido el escenario de la tercera edición de la Prueba de Orientación y Aventura que desde 2013 organiza la Comunidad de Madrid a través de los Centros de Ejecución de Medidas Judiciales El Laurel y El Lavadero, adscritos a la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor.


Las principales novedades de esta edición han sido dos: por una parte, el hecho de que la prueba ha estado abierta a los seis Centros de Ejecución de Medidas Judiciales dependientes de la Agencia (El Laurel, El Lavadero, Altamira, Renasco, Madroño y Teresa de Calcuta, gestionado este último por GINSO) y, por otro lado, que el tema propuesto ha versado sobre arquitectura, monumentos e historia de Madrid, sustituyendo al tema utilizado en la edición del 2014 que fue la Primera Guerra Mundial, coincidiendo con la conmemoración de un siglo desde su inicio.

Esta actividad consiste en una carrera contrarreloj, en la que los participantes han de superar una serie de controles que, previamente, aparecen señalizados en un mapa y que, a su vez, se encuentran fijados a través de un sistema de balizas (8 en total), las cuales contienen una pregunta sobre el tema propuesto que los participantes han de saber responder para continuar avanzando en la competición.

Durante el desarrollo de la prueba han participado un total de seis equipos compuestos por tres menores, acompañados de un educador, quien forma parte del equipo en calidad de juez, de modo que no pueda ayudar a los menores para resolver las dificultades que surjan durante el desarrollo de la prueba. Por tanto, su misión es velar por el cumplimiento del reglamento de la carrera, y, en caso de necesidad, dar por finalizada la misma una vez agotado el tiempo máximo para completar la carrera. El resultado final ha estado determinado por una combinación de tres elementos: el tiempo empleado en finalizar la prueba, el número de aciertos obtenidos a la hora de responder las diferentes preguntas sobre el tema monográfico y la superación de diferentes pruebas físicas. En este sentido, el vencedor final de la prueba ha sido el equipo del Centro Renasco, consiguiendo la segunda plaza el equipo del Centro Teresa de Calcuta y alcanzando el tercer lugar del podio el Centro Altamira.

Promover la reeducación de los menores en su tiempo de ocio
Con la realización de este tipo de actividades la Comunidad de Madrid favorece el interés de los menores por diferentes actividades de ocio saludables alternativas que redunden en su propio beneficio frente a cualquier actividad que pueda implicar un riesgo de reincidencia o, simplemente, sea lesiva para su salud (consumo de alcohol, de drogas o práctica de deportes peligrosos o de riesgo no aconsejables para su edad).

Por ello, desde la Comunidad de Madrid se promueve una utilización satisfactoria y prosocial del tiempo libre y de ocio de los menores atendidos por la Agencia, conciliando la práctica del deporte como hábito de vida saludable con el contacto y el respeto al Medio Ambiente, sin perjuicio de profundizar en la adquisición de conocimientos acerca de diferentes temas monográficos como ha sido en esta edición la historia madrileña y sus principales manifestaciones arquitectónicas y monumentales.

En definitiva, se trata de que los menores que cumplen una medida judicial adquieran habilidades para saber planificar su propio tiempo de ocio de forma saludable, complementando la formación reglada y de naturaleza prelaboral que se les imparte en los Centros de Ejecución de Medidas Judiciales, de suerte que reciban por parte de la Comunidad de Madrid un proceso reeducativo integral enfocado a encarar en las mejores condiciones su reinserción en la sociedad como individuos autónomos y responsables.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es