30 de julio de 2021, 5:59:41
Sucesos


4 años de prisión para una mujer que arrojó a su hija recién nacida por la ventana

Por MDO/E.P.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a cuatro años de prisión a la mujer que arrojó por la ventana de su patio interior a su hija recién nacida, a quien dio a luz en la bañera de su casa donde residía con sus padres.


La sección primera de la Audiencia fija esa condena como autora de un delito de asesinato en grado de tentativa (con agravante de parentesco) pero considera atenuantes la anomalía psiquica (en circunstancia de eximente incompleta) y la confesión de los hechos de la condenada. Según fuentes judiciales, la procesada padece un retraso mental moderado que afectó a su capacidad de valorar de forma plena el alcance de los hechos cometidos, aunque este retraso no anulaba sus facultades intelectivas y volitivas.

Contra esta resolución cabe interponer recurso de casación ante la sala segunda del Tribunal Supremo en el plazo de cinco días desde su notificación.

Los hechos se remontan al 24 de diciembre de 2013 cuando la procesada dio a luz en el baño del domicilio que compartía con sus padres, a las cinco de la madrugada, a una niña sana con un peso de tres kilogramos. La mujer ya tenía otros dos hijos menores de edad, de ocho y cinco años, y al no desear más, tras cortarle al recién nacido el cordón umbilical y envolverlo en un pantalón, lo arrojó por la ventana de la cocina al patio interior del edificio.

El bebé cayó desde una altura de 1,70 metros, ya que la vivienda se encuentra en la planta baja. Luego, la madre de la procesada, que desconocía que su hija estuviera embarazada al igual que el resto de la familia, se despertó y la encontró bañada en sangre en el cuarto de baño. De inmediato su padre la llevó al hospital.

Luego a las 8 de la mañana, la madre salió al patio a recoger una ropa del tendedero. Observó que algo se movía y descubrió que se trataba de un recién nacido. Sin pérdida de tiempo llamó a los servicios de emergencia, que al llegar encontraron a la niña ya en el interior del domicilio en parada cardiorespiratoria y con hipotermia profunda (26 grados centígrados).

Las maniobras de resucitación y reanimación cardio pulmonar consiguieron latido y las posteriores de canalización de la vía umbilical y tratamiento multisistémico lograron el mantenimiento de las constantes vitales.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es