20 de noviembre de 2019, 3:56:19
Sucesos


Indemnizada por la muerte de su bebé al no cumplirse el protocolo de grupos sanguíneos

Por MDO/E.P.

El Servicio Madrileño de Salud ha indemnizado con 120.391 euros a una mujer por la defectuosa asistencia sanitaria al infringirse los protocolos establecidos para supuestos de incompatibilidad RH durante su embarazo, lo que causó el fallecimiento del bebé que dio a luz a las pocas horas de nacer.


Así consta en una resolución dictada por este organismo en la que se acuerda estimar parcialmente la reclamación por daños y perjuicios solicitada por la afectada por el fallecimiento de su hijo. La defensa de la paciente ha sido llevada a cabo por la Asociación El Defensor del Paciente.

La embarazada, de 39 años de edad, con grupo sanguíneo RH negativo, tuvo su primer hijo en mayo de 2010, tras lo cual no se realizó profilaxis con inyección de inmnoglobulina anti-D. Después, embarazada de su segundo hijo, en 2011, saltaron las alarmas. 

El laboratorio que confirmó el segundo embarazo contactó directamente con ella para indicarle que en los análisis se habían detectado anticuerpos, consecuencia de la incompatibilidad con su anterior hijo, y que en la Historia Clínica no constaba que se hubiera realizado profilaxis tras su primer embarazo. A pesar de la gravedad de la situación, el Hospital Universitario Fundación Alcorcón no realizó un control exhaustivo de la incompatibilidad Rh, ni se siguió el tratamiento profiláctico conforme exigen los protocolos.

El 9 de junio de 2012 tuvo lugar el nacimiento del niño y, tras 30 minutos de reanimación sin lograr latido cardíaco eficaz, se produjo el fallecimiento del recién nacido. La autopsia reveló como causa del fallecimiento hidropesía fetal, complicación severa derivada de la incompatibilidad Rh.

Incompatibilidad sanguínea

La incompatibilidad Rh es una afección que se desarrolla cuando la madre es Rh negativo y el bebé es Rh positivo. Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar al torrente sanguíneo de la madre a través de la placenta.

Si la madre es Rh negativo, su sistema inmunitario trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña y crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales. Estos anticuerpos anti-Rh pueden pasar de nuevo a través de la placenta hacia el feto y destruir los glóbulos rojos circulantes de éste.

Existen protocolos concretos para prevenir los perjuicios de la incompatibilidad Rh. A las madres Rh negativas se les debe hacer un control estricto durante el embarazo por parte del médico, algo que no ocurrió en el caso que nos ocupa, calificando el embarazo como de bajo riesgo, aún sabiendo que la madre no había recibido profilaxis anti-D tras su primer embarazo.

Por todo ello, la resolución concluye que el fallecimiento del bebé pudo haberse evitado con un control y seguimiento de la incompatibilidad Rh acorde a los protocolos.

Ahora, el SERMAS acoge en la resolución los argumentos y señala que da por probado que las actuaciones médicas no se adecuaron en todo caso a los protocolos establecidos, que exigían un seguimiento más exhaustivo y especializado de la gestación que el que se realizó a la reclamante.

Más sucesos: 

Muere un hombre de 60 años en un incendio en el distrito de Chamartín

Hallan un zulo con armas, explosivos y rotativos policiales escondido entre Majadahonda y Pozuelo

Juzgan a cuatro 'Ñetas' por un intento de homicidio

Fallece un joven tras ser atropellado cuando cruzaba la A-2

Un ciclista herido tras golpearse con una rama en la garganta

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es