19 de enero de 2021, 17:35:08
Opinión


Madrid, un destino turístico seguro

Por Cristina Cifuentes


La decisión de viajar a cualquier país o región del mundo es el resultado de analizar numerosos aspectos del lugar de destino. Entre ellos, desde luego, los atractivos históricos y culturales, las infraestructuras hoteleras, los medios de transporte, el exotismo del lugar elegido, y así hasta completar una extensa lista en la que no faltan tampoco las razones puramente aleatorias y personales.

Todos estos factores de atracción son importantes, sin duda. Pero ninguno de ellos podría disfrutarse en su plenitud si el lugar de destino no poseyera los niveles de seguridad adecuados. Esta es la razón por la que muchos viajeros sitúan entre los primeros elementos para tomar una decisión la seguridad que van a encontrar, que condicionará, positiva o negativamente, el disfrute de los atractivos turísticos.

Madrid ha experimentado durante los últimos años un gran proceso de transformación urbana, que ha conllevado un indudable incremento de su potencial como destino turístico. Los objetivos del nuevo modelo de ciudad han sido, entre otros, revitalizar el centro, modernizar las infraestructuras de transportes, incrementar las vías peatonales, recuperar los grandes contenedores arquitectónicos, crear centralidades alternativas y configurar nuevos espacios urbanos de carácter emblemático.

Desde la Delegación del Gobierno hemos considerado que ese nuevo modelo urbano, que potencia el carácter de Madrid como destino no solo turístico, sino también inversor, debía ir acompañado, al mismo tiempo, de un nuevo modelo de seguridad para toda la comunidad autónoma, que pusimos en marcha en 2012 con seis líneas estratégicas de trabajo.

Concretamente, este modelo se ha fijado como objetivos reforzar la cooperación con todas las instituciones y la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; potenciar la policía de proximidad mediante la reorganización de efectivos; prestar especial atención a la delincuencia organizada y a las tipologías delictivas que castigan a los sectores sociales y económicos más vulnerables; incrementar la lucha contra la ciberdelincuencia; extender los programas preventivos entre escolares y mayores para evitar que sean víctimas de delitos e impulsar la participación de los ciudadanos en materia de seguridad, para dar una respuesta más efectiva a sus necesidades.

Los resultados de este nuevo modelo de seguridad integral han permitido alcanzar un progresivo descenso de la delincuencia en la Comunidad de Madrid. Así, en los nueve primeros meses de este año, las infracciones penales han disminuido el 4,4 por ciento. Concretamente, los delitos han caído el 4,8 por ciento y las faltas el 4,1 por ciento, habiéndose cometido hasta el 30 de septiembre 12.547 infracciones penales menos que en igual período del año anterior.

La tasa de criminalidad se ha situado en 56,4 infracciones penales por mil habitantes. Como dato comparativo, debe tenerse en cuenta que en 2011 fue de 60,6, y en 2003 llegó a ser de 75,3, es decir, casi 20 puntos más. Y un último dato especialmente relevante: de los 20 municipios madrileños con más de 50.000 habitantes, la delincuencia al final del tercer trimestre del año había descendido en 19.

Por otra parte, según Eurostat, la tasa de homicidios por 100.000 habitantes de la ciudad de Madrid está por debajo de la de las grandes ciudades europeas. Sobre un total de 38 capitales, Madrid ocupa el puesto 33, situándose por delante ciudades como París, Londres, Berlín o Roma.

Más seguridad, más turismo

Madrid se configura así como una de las ciudades más seguras de Europa y la positiva evolución que acreditan objetivamente los datos estadísticos coincide con la percepción subjetiva que tienen los turistas que nos visitan.

Así, según el informe City Rep-Trak de 2014, que elabora el Reputation Institute, y del que se han hecho eco los medios de comunicación, la valoración por parte de los turistas internacionales de Madrid como ciudad segura se ha incrementado en más de dos puntos, pasando de 64,2 en 2013 a 66,7 en 2014.

Este factor ha contribuido junto a otros, sin duda, a la positiva evolución de las recientes estadísticas de turismo en la Comunidad de Madrid. De acuerdo con el estudio Frontur, sobre movimientos turísticos en fronteras, que publica mensualmente el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en el mes de octubre visitaron la Comunidad 471.194 turistas internacionales, lo que supone un crecimiento del 8,5 por ciento, impulsado principalmente por los mercados asiáticos.

En el acumulado del año, el número de visitantes extranjeros llega ya a los 3.909.871, a los que hay que sumar el importante volumen procedente del mercado interior. Solo en la ciudad de Madrid, se recibió en octubre la visita de más de 832.000 turistas, de los que 430.000 eran extranjeros.

La importancia de estas cifras, y su repercusión en la economía, el empleo y la imagen de la Comunidad de Madrid y de España, hacen que la protección de los turistas constituya una prioridad en el contexto global de mejora de la seguridad ciudadana.

Precisamente por ello, a los planes generales de seguridad se unen operativos específicos, destinados a garantizar la tranquilidad de quienes nos visitan. Es el caso del Plan Turismo Seguro, coordinado a nivel nacional por el Ministerio del Interior, que incluye actuaciones preventivas y dispositivos especiales, coincidiendo especialmente con las épocas del año de mayor afluencia turística.

En materia preventiva, se facilita a los visitantes consejos y pautas de seguridad, tanto mediante materiales impresos en 10 idiomas distintos como a través de las redes sociales. Hay que tener en cuenta, en este sentido, que más del 80 por ciento de los delitos denunciados por los turistas son hurtos, unas infracciones que pueden ser evitadas en gran medida aplicando las recomendaciones que hace la policía.

La segunda línea de actuación pretende incrementar la seguridad en aquellas zonas sensibles por su mayor atracción turística, como puede ser el centro urbano de Madrid o municipios de carácter monumental, como San Lorenzo de El Escorial, entre otros muchos.

Al mismo tiempo, para facilitar la relación con los turistas, la Policía Nacional ha puesto en marcha una oficina de atención telefónica. Llamando al 902 102 112, se puede contactar con agentes de la Policía Nacional, para obtener información, ayuda asistencial o denunciar en caso de delito. Este servicio de carácter integral se presta en diversos idiomas, lo que facilita notablemente la comunicación.

También para facilitar esa comunicación, la Policía Nacional ha creado, junto con los ayuntamientos, los denominados Servicios de Asistencia al Turista Extranjero.

Trabajamos, en definitiva, por un Madrid seguro, tanto para los residentes como para quienes nos visitan desde otras comunidades u otros países. Siempre desde el convencimiento de que disfrutar de la seguridad es un derecho de los ciudadanos y garantizarla, una obligación de las administraciones públicas, que se configura como factor clave para mejorar la calidad de vida de todos.

Cristina Cifuentes
Delegada de Gobierno en Madrid

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es