22 de septiembre de 2021, 5:23:00
Opinión


La corrala política

Por Mara Colás Amor


No solo no habemus candidato del partido que gobierna comunidad y ayuntamiento de Madrid, sino que además hemos ido perdiendo por el camino a los confirmados que ya teníamos.

Tomas Gómez le pedía amparo a la juez por la investigación sobre el tranvía de Parla. No ha podido ser. El tiempo de prorrogas se ha terminado , es lo que ha debido pensar el secretario general y candidato a la presidencia del gobierno por el Partido Socialista.

Pues ya estamos todos igual, empate a cero y comienzo de partida, han debido pensar todos los futuribles, especialmente los hasta hoy desalentados por la tardanza en decidir sus primarias, con el mismo, don Mariano Rajoy, que ya nos tiene absolutamente a todos en vilo.

La ex Izquierda Unida "candidata a la fuga", Tania Sánchez ha pedido "disculpas de corazón" a los militantes de su ex partido si no han entendido sus razones. Son comprensibles las razones que le han movida a dejar plantado al partido que la ensalzo y la hizo candidata? A estas alturas, sin ser malpensados, es incomprensible su actitud desde todo punto de vista leal y razonable. Otra cosa es mirar con ojo critico y pensando mal. Ella hace lo que le da la real gana o se va, parece visto el tema desde el Angulo mas lejano y neutral. Y además de creerse, saberse fuerte en este momento ha obviado del todo un pasado forjado en su trayectoria bajo las siglas de un partido que la hizo crecer.

Que desagradecidos pueden llegar a ser "los hijos políticos" , eh señor Cayo Lara? Ante la recriminación de sus oscuranteces familiares o cualquier critica interna

abandona el barco a la primera de cambio. Sin duda ha sido el gran varapalo para Izquierda Unida Madrileña, menos unida que nunca estando ya en capilla electoral y con toda la carne puesta en el asador han dejado a Valiente en situación de fragilidad política.

Lo de Tomas Gómez es otro cantar. Pedro Sánchez ha dado el puñetazo en la mesa que tantos clásicos le estaban pidiendo ya hace algún tiempo. Y ese golpe de timón, que solo se puede dar desde el mando máximo, les ha pillado a todos desprevenidos, y al que más a Tomas Gómez y su clan.

No están los tiempos para jugarse el tipo político con lacras en forma de pasado tocado por la sombra de podredumbre por corrupción o la sospecha de esta; y Tomas Gómez es un nombre marcado por las dudas que casi estaban a punto de convertirse en confirmaciones por la fiscalía. A veces amputar a tiempo un miembro infectado causa doble bien, salva el resto del cuerpo, en este caso del partido madrileño y además sirve como muestra a modo de sacrificio ejemplarizante. No digo yo que Tomas Gómez no sea un santo, dios me libre de ello; pienso que los momentos son de extrema pulcritud, rio revuelto y politización del todo a niveles insospechados, donde todos tenemos y tienen puesta la lupa de todos contra todos.

Y permítanme opinar que Pedro Sánchez ha acertado, a priori con esta decisión que, sin duda, debe haberle costado tiempo y mucho esfuerzo tomar frente a las disyuntiva de continuar o cortar por lo sano. (nunca mejor expresión para escenificar lo sucedido).

Los conclaves de las sedes los distintos partidos de Madrid deben ser estos días un hervidero de rumorología, y mal debemos andar para andar tan mal en fechas tan avanzadas.

Solo una puntualización a la "candidata a la fuga" Tania Sánchez, y es que nadie tiene que recuperar Madrid, porque Madrid nunca se ha perdido, nadie lo ha extraviado y nadie lo poseerá. Madrid se gana en las urnas. Que gobernar solo se consigue presentando un programa de gobierno, que te voten, si es que te votan una mayoría, para después cumplirlo en sus totalidad.

Que aquí sabemos que las frases eslogan de campaña tienen su impacto, si, pero carecen de contenido, y solo con frases de impacto no se cala en este electorado madrileño, por muchas tertulias en las que se repita la frase como un disco rayado.

Y que no olvidamos el mal ejemplo que hemos visto asistiendo a la huida de su formación, en cuanto le han puesto trabas o criticas internas. Si gana algún puesto político en las urnas quien nos garantizaría que no hará lo mismo con su responsabilidad?

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es