29 de noviembre de 2020, 9:03:52
Municipios


El Tribunal de Cuentas exige avales al exalcalde de Aranjuez por su gestión en el polideportivo Las Olivas

Por Enrique Villalba

El Tribunal de Cuentas del Estado ha emitido un acta provisional en el que requiere al exalcalde socialista de Aranjuez Jesús Dionisio y a los ediles Francisco Javier Fernández y Diego Martínez Ferón 148.256 euros por su gestión en un contrato durante los años 2010 y 2011. Dionisio niega que haya condena alguna que le obligue a pagar ni que se hayan cometido irregularidades.


La alcaldesa popular de Aranjuez, María José Martínez, explicó a Madridiario que el Tribunal de Cuentas recibió el informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas regional y abrió diligencias preliminares sobre la gestión de Dionisio al frente del Consistorio ribereño. En concreto, según la primera edil, el informe señala presuntas irregularidades relativas al contrato de gestión y explotación del copmlejo deportivo Las Olivas. Dicha responsabilidad estribaría, siempre a juicio de Martínez, en una irregularidad contable, como consecuencia de una serie de pagos que se hicieron con cargo a los fondos públicos de la Sociedad Local del Suelo y la Vivienda (SAVIA) en gastos de suministros (gas, luz y agua).

El presunto perjuicio a los fondos públicos asciende a 148.256 euros, provenientes de supuestos pagos injustificados por parte del Ayuntamiento para cubrir dichos gastos, a los que tenía que haber hecho frente la adjudicataria. Según la alcaldesa, el exregidor se enfrenta al embargo de sus bienes si no aporta como muy tarde este martes los avales exigidos por el Tribunal de Cuentas. Asimismo, el Ejecutivo local ha reclamado a la empresa 'Calidad Deportiva SL' "las cantidades indebidamente recibidas" y se ha preguntado "dónde fue a parar finalmente ese dinero que la empresa se ahorró".

El exalcalde y actual diputado regional Jesús Dionisio argumentó a este periódico digital que "ni hay condena, ni va a haber embargo. En este momento se abre el procedimiento del tribunal y se me pide una provisión de patrimonio en caso de tener que pagar. El error que se produjo fue que el pago de la luz lo fue pagando el Ayuntamiento en vez de SAVIA, aunque se entiende que no hubo mala fe porque cuando se detectó el problema se hizo una adenda de gestión. Lo que sí tiene mala fe es que la alcaldesa no haya regularizado las cuentas hasta marzo de 2014. Al ser una empresa pública, podía haber exigido recuperar los fondos desde el principio. Sin embargo, ha esperado tres años para hacer un ataque personal contra mí". Dionisio estudia acciones legales contra la alcaldesa por este asunto.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es