22 de octubre de 2019, 21:43:33
Cultura y ocio


Los investigadores que buscan a Cervantes despliegan una bandera con el Tercio Viejo de Sicilia

Por MDO/E.P.

El equipo de investigadores que está buscando los restos de Miguel de Cervantes han desplegado en la cripta de la iglesia de las trinitarias una bandera española con el emblema del regimiento de infantería ligera 67, el Tercio Viejo de Sicilia, al que perteneció al escritor después de la batalla de Lepanto, han informado a Europa Press fuentes cercanas a los trabajos.


Hoy su base está en Loyola (San Sebastián). El emblema ha sido traído como amuleto desde el País Vasco, de donde procede parte del equipo investigador, con Francisco Etxeberría, de la Sociedad Científica Aranzadi a la cabeza.

La segunda fase de los trabajos de búsqueda, que arrancaron ayer sábado, comenzó en los nuevos enterramientos encontrados en el suelo. El pasado fin de semana se llevaron a cabo tareas de limpieza para acondicionar la cripta, de 11 metros de alto por 60 de ancho y llena de maderas y escombros, restos de una empresa editorial que durante un tiempo alquiló estas dependencias.

Esas labores tuvieron sorpresa: la aparición de entre cuatro y ocho enterramientos en el suelo, que serán excavados. Cuando arrancaron los trabajos, en abril, no se podía ver el suelo de la cripta. Tras la limpieza llevada a cabo la semana pasada dieron con un suelo enlosado con baldosas de barro.

Aparecieron baldosas de canto, haciendo de separación, por lo que los investigadores tienen la certeza de que son sepulturas. Ya la semana pasada vieron que había restos humanos pero no tenían permiso para excavarlos. Ahora tienen la luz verde de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Los trabajos arrancan este sábado en esas sepulturas en el suelo. Luego se pasaría a los nichos sin inscripciones funerarias, "los más deteriorados", según los especialistas. El ritmo lo marcarán los arqueólogos mientras que los antropólogos y los médicos esperarán en las mesas habilitadas en las criptas a recibir lo que vaya saliendo.

García Rubio ha detallado que en la pared norte de la cripta, donde se encuentran los nichos, aparece un manto de yeso. Esa cubierta de yeso se retiró para leer las inscripciones funerarias. Los nichos sin estas inscripciones serán inspeccionados mediante una cámara endoscópica mientras que los casos más interesantes serán analizados en el laboratorio instalado en la propia cripta.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es