17 de noviembre de 2019, 2:10:04
Social


Teresa Romero dice que "nunca se habría ofrecido voluntaria" si hubiese sabido que ponía en peligro la vida de su perro

Por MDO/E.P.

Teresa Romero, la primera persona en contraer el virus del Ébola en occidente, ha afirmado que "si hubiera sabido" que podía poner en peligro la vida de su perro Excalibur "nunca" se habría ofrecido voluntaria para cuidar de los misioneros españoles.


En una entrevista para la televisión CNN, Romero, muy emocionada, ha señalado que "se he olvidado de todo, menos de la muerte de Excalibur". Aunque no por la muerte en sí, sino por la forma en la que procedieron las autoridades "sin averiguar primero si el perro estaba infectado".

En su opinión, ha explicado la auxiliar de enfermería, "hubiera sido mucho más prudente poner al perro en cuarentena y vigilarlo, en lugar de sacrificar al animal" de esta manera.

En este sentido, Teresa Romero ha subrayado que hubiera sido "más fácil" proceder de esta forma, y que todavía se pregunta por qué se tomó la decisión de sacrificar a su mascota, una situación que ha sido "difícil" y "traumática" para ella.

"Mi marido decidió esperar al final para contármelo y para mí fue una noticia muy triste, totalmente inesperada. No tengo palabras para hablar de ello", ha narrado la auxiliar de enfermería, visiblemente emocionada.

Para Teresa Romero, la muerte de Excalibur supone "una falta de sensibilidad y sentimientos", un hecho que ha calificado de "realmente desagradable".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es