2 de diciembre de 2021, 21:14:01
Opinión


¿Formula 1 por las calles de Madrid?

Por José Martínez


Argumentar los motivos por los que no debe celebrarse un Gran Premio por las calles de Madrid nos ocuparía tanto espacio, como sopesar las muchas bondades que traería a la capital un evento de esta envergadura.

La cuestión es que Madrid a diferencia de Valencia, por ejemplo, no hace falta ubicarla en el mapa. Ya es una de las mejores ciudades del mundo, cosmopolita, cultural, gastronómica, turística, histórica y, por momentos, disputando a Barcelona la capitalidad del "choriceo".

Este es el mayor argumento para que la Comunidad y el Ayuntamiento justifiquen su apoyo. "Madrid está perdiendo turismo" o "la Formula 1 sería el mejor escaparate". Se promociona la zona, se proyecta la imagen de la ciudad a nivel mundial... que no, que no... que eso vale para Corea, Abu Dhabi o para ciudades emergentes.

Para que Bernie Ecclestone nos adjudique un Gran Premio hay que empezar por pagar un canon que puede llegar a 50 millones de dólares, más una inversión adicional de otros 60 millones en montajes, vallas, seguridad, médicos, ambulancias, tribunas, helipuertos, publicidades, trinques y un sinfín de pequeños y millonarios gastos. Por cierto, el circuito de Mónaco (urbano) no paga canon alguno y Monza (permanente), sin ir más lejos, paga unos asumibles cinco millones de dólares.

La contrapartida es la venta de entradas, unas 75.000 de media, venta de plazas de parking, algo de merchandising y zonas comerciales de segunda, ya que las zonas VIP y el Paddock Club son de tito Ecclestone. Por otra parte y como la mayoría de espectadores viven en Madrid, tampoco los establecimientos de hostelería tendrían prima reseñable en su facturación.

En principio, se argumenta que será inversión de capital privado, pero la realidad dice que una acabado el evento los promotores "toman las de Villadiego" y dejan colgados, véase Valencia, a gobiernos, ayuntamientos y ciudadanos. ¿Hablamos de Valencia? que tiene un circuito permanente, pues hablamos y de los 110 millones que nos ha costado a todos los españoles el lío que organizaron entre Valmor Sports, Bankia/Bancaja, Francisco Camps, Fernando Roig, Jorge Martínez Aspar y Circuito de Motor y Promoción Deportiva, la sociedad pública que administra el circuito de Cheste, que andan echando carreras y no precisamente en un circuito, sino por los pasillos de la fiscalía anticorrupción.

Como no soy sospechoso de no amar el deporte del automóvil, en el que estoy implicado desde que Niki Lauda hizo la primera comunión y me conozco el guión; me atrevo a pronosticar que varios políticos están comprando ya estampitas a algún listo que se hace pasar por tonto.

Por cierto, de la última aventura del Ayuntamiento con la Formula1, no se cobro ni una sola mensualidad de alquiler de la Caja Mágica, donde tuvo su sede el equipo HRC. Pues eso...

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es