20 de noviembre de 2019, 4:05:32
Deportes


¿Qué sería del Mundial sin voluntarios?

Por Daniel Yebra

Son jóvenes (o no tan jóvenes) aficionados al baloncesto, amantes de su ciudad y, sobre todo, inconscientes del papel que juegan en el Mundial de baloncesto. Están en todas partes: como acomodadores, asistentes de prensa, velando porque todo funcione en la pista... y no son más que voluntarios. 


Qué sería del Mundial sin voluntarios es una buena pregunta. En Granada, la sede donde España juega la primera fase, son aproximadamente 320, más del doble que los 120 trabajadores que conforman el dispositivo oficial del Ayuntamiento de la ciudad. Es decir, son imprescindibles.

Junto a los cuerpos de seguridad (públicos y privados), los equipos médicos y la propia organización de FIBA y de la Federación Española de Baloncesto son una pieza más entre las que hacen posible que más de 9.000 personas puedan asistir a cada partido que se celebra en el Palacio de Deportes de Granada. Quizá la más importante. Sin embargo, ni cobran ni tienen porqué ser profesionales de nada.

Eso sí, resuelven dudas en varios idiomas, reparten estadísticas con una sonrisa, limpian el parqué con rapidez y nadie se queda sin sitio en la grada. Una suerte para todos. Y también algo en lo que pensar: si el baloncesto profesional es un negocio en toda regla, ¿por qué su gran cita mundial necesita tal cantidad de voluntarios?

La cuestión tiene una explicación compleja pero al menos podemos saber las razones de los voluntarios para trabajar 4 ó 5 horas al día por 'amor al arte'. "Yo me apunté por afición al baloncesto", confiesa Manu, voluntario de 18 años y estudiante, y sus dos compañeras, también muy jóvenes, asienten. 

La mayoría de ellos comparten estos motivos: ver a Gasol de cerca, quizá conseguir una foto con el Chacho, hacer algunos amigos o sentir la emoción del mejor baloncesto. Porque las otras recompensas no pasan de la ropa, una comida al día y la formación previa. 

Más información:

ContraCrónica: El 'tapón' del Mundial

Crónica Irán-España: Gasol omnipotente

Previo: La mejor generación española ante la historia

 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es