27 de septiembre de 2020, 12:40:16
Salud


El personal sanitario del Carlos III pasará 21 días en observación

Por MDO/E.P.

UGT y trabajadores del Hospital Carlos III han desmentido que se hayan realizado pruebas para detectar el ébola al personal sanitario que ha atendido a Miguel Pajares, el cura que falleció de ébola en este centro. El miércoles, el consejero de Sanidad aseguró que se habían realizado los análisis, pero este jueves ha aclarado que se refería a controles de temperatura. El hospital ha emitido un comunicado asegurando que todo el personal pasará 21 días en observación.


"El personal que ha atendido al paciente infectado por el virus del Ébola pasará 21 días en periodo de observación, aunque el riesgo de contagio es prácticamente nulo ya que se han tomado todas las medidas preventivas establecidas. No obstante, estas medidas de control son tomar la temperatura corporal dos veces al día y alertar en caso de superar los 38º". Así reza el comunicado emitido por el centro sanitario que, además, asegura que se han complido "todas las medidas de seguridad y protocolos establecidos". 

El consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, recalcó ayer a la prensa que todos los profesionales estaban perfectamente, indicando al respecto que el último control efectuado fue negativo, dado que eran consciente de las medidas de seguridad para atender casos de ébola. Sin embargo, en declaraciones a la Cadena SER, personal médico que atendió al religioso asegura no haber recibido ningún control, por lo que están estupefactos ante las declaraciones de Rodríguez. "No ha habido test... Es más, no es necesario", han declarado, y afirman con cierta ironía que quizás les hayan hecho esos análisis que afirma el consejero estando dormidos, porque no son conscientes de que haya habido controles. El secretario del sector sanitario de UGT, Julián Ordóñez, ha confirmado estos testimonios. Según ha indicado a este digital, "no ha habido pruebas". No obstante, este sindicato sí considera que el personal que ha tratado a Miguel Pajares debería haber pasado pruebas. Ordóñez también ha denunciado que "desde el principio hasta el final han faltado medidas de seguridad" y que ha trabajado personal sin la formación necesaria para estos casos.

Ya este jueves, el consejero de Sanidad ha asegurado que se refería a los controles de temperatura que se han realizado al personal encargado del caso de Miguel Pajares. Según ha detallado, estos controles se hacían dos veces al día. 

Por otro lado, el consejero recalcó que la ropa utilizada por Pajares va a ser incinerada y que se habían iniciado las labores de desinfección de la habitación donde estaba ingresado el religioso fallecido. En este sentido, Rodríguez ha añadido también que el centro volverá a tener pacientes ingresados. Durante la tarde-noche de este miércoles se procedió a dicha descontaminación, proceso que se prolonga habitualmente durante 5 o 6 horas. La empresa Steris Iberia fue la que realizó la descontaminación de la sala de la sexta planta del centro hospitalario y sus empleados reciben un curso de formación especial en materia de seguridad.

Más información:

Continúa el plan de convertir el Carlos III en un centro de media y larga estancia

Fallece el cura enfermo de ébola

El español con ébola será tratado en el Carlos III, que se prepara a toda prisa  

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es