1 de diciembre de 2020, 7:19:29
Economía


El Ayuntamiento aprueba el plan que permitirá bajar impuestos y pagar menos por la deuda

Por MDO/E.P.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha presidido este lunes una Junta de Gobierno extraordinaria en la que se ha dado luz verde a la revisión del plan de ajuste municipal, en vigor hasta el año 2022, que supondrá la eliminación de la tasa de basuras,la recuperación de la acción social paea empleados públicos, suspendida en 2012, y las condiciones establecidas por el Gobierno de la Nación lo que supondrá un importante ahorro ya que conllevará la reducción del interés que pagaba el municipio por el crédito ICO con el que pagó a los proveedores.


Según el Ayuntamiento, la revisión del plan de ajuste garantiza la sostenibilidad financiera e incluso permite anticipar el pago de la deuda con un ritmo de amortización acelerado, lo que se une a la inexistencia de nuevo endeudamiento a partir de 2014 y la consiguiente reducción de los tipos de interés.

En el ejercicio actual, la reducción del endeudamiento neto, además de la prevista en el presupuesto inicial, alcanzará los 297 millones de euros. En 2016, por ejemplo, serán 66 millones y a partir de ese año y hasta el fin de la vigencia del plan en 2022, las amortizaciones mantendrán una relativa uniformidad, oscilando entre los 424 y los 448 millones anuales. Estas cifras caerán drásticamente en 2023, cuando la previsión de ahorro por este concepto se situará en los 2 millones de euros.

El Real Decreto que ha modificado las condiciones de las operaciones financieras suscritas con cargo al mecanismo de financiación para el pago a proveedores contemplaba varias posibiliddades como la ampliación del periodo para devolver el crédito, reducción del interés que se pagaba o la semuna de ambas. El Ayuntamiento ha optado por la reducción de los tipos de interés en 1,40 sobre el Euribor. Esto dejará el interés a pagar en el 3,85 por ciento. Quedan desestimadas de este modo las otras dos opciones: ampliar el periodo de amortización o el de carencia de las operaciones.

La nueva previsión de deuda viva del Ayuntamiento junto con la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) implica una reducción de 4.339 millones de euros en nueve años, lo que supondrá que los 5.888 millones previstos a finales de este año se quedarán en 1.549 millones a 31 de diciembre de 2023.

Desde el equipo de Hacienda han querido ser conservadores a la hora de realizar las previsiones, asegurando un incremento del gasto moderado. Ello permitirá, ya este año, reducir la tasa de basuras en un 12 por ciento mientras y hacerla desaparecer en 2015. Asimismo, a partir de julio de este año, se restablecerán los beneficios fiscales para las herencias en el impuesto sobre la plusvalía municipal, lo que permitirá eliminar el requisito de que el heredero haya convivido con el fallecido para poder optar a la bonificación.

Además, en el próximo ejercicio, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se verá reducido en un 10 por ciento. Será en 2016 cuando el 70 por ciento de los inmuebles verán recortado el IBI en un 9 por ciento de media, ya que a la rebaja del Ayuntamiento se unirá la desaparición del recargo transitorio del Gobierno. En el 30 por ciento restante la reducción media será del 5. A partir de 2017, y en los ejercicios siguientes, se congelará el recibo de este impuesto a niveles de 2014. Para ello se reducirá el tipo general del impuesto en la cuantía necesaria para neutralizar el efecto derivado del incremento del IBI que resulte de la ponencia de valores.

Más inversiones

Desde el equipo de Gobierno han destacado igualmente el incremento de 300 millones que se dedicarán a inversiones reales hasta 2020, año a partir del cual se mantendrán estables, recuperando el esfuerzo inversor preciso para la ciudad.

La revisión del Plan de Ajuste incluye también la adhesión automática al punto general de entrada de facturas de la Administración General del Estado así como la adhesión automática a la plataforma Emprende en 3, prevista por el Gobierno central para impulsar y agilizar los trámites para el inicio de la actividad empresarial. Finalmente, se han sustituido las autorizaciones y licencias e inicio de actividad económica por declaraciones responsables.

Ahora el plan deberá pasar por la comisión de Hacienda, que tendrá lugar este miércoles, y por su debate en un Pleno extraordinario, que se celebrará el jueves. La nueva hoja de ruta no incorpora medidas nuevas al mantener activas la práctica totalidad de las existentes en el plan de ajuste. Según el Gobierno municipal, todas estas medidas son el resultado de "la política de austeridad y racionalización del gasto emprendida hace dos años".

Más información:

Botella eliminará la tasa de basuras desde 2015

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es