29 de noviembre de 2021, 23:22:29
Opinión


Nueva antología del disparate (municipal)

Por Patricia García


Muchos de ustedes habrán leído (y se habrán reído a gusto con ellos) alguno de los muchos libros recopilatorios que desde hace más de 40 años se han venido publicando con las más absurdas respuestas dadas por los estudiantes de secundaria en sus exámenes.

Éste de la antología del disparate es un género en el que confieso que, después de los tres años que llevo como concejal del Ayuntamiento de Madrid, cada vez pienso más a menudo. No se trata sólo de las tantas veces desafortunadas (y siempre tan celebradas) meteduras de pata de nuestra Excelentísima Alcaldesa; también sus acólitos se lucen con frecuencia.

Ganas me dan, el día de mañana, de sacar un libro con un resumen de las respuestas más sabrosas que he recibido por parte de los responsables que han contestado a mis preguntas en el Pleno o en la Comisión de las Artes, Deportes y Turismo.

Les dejo aquí algunas perlas:

Cuando denuncié que, por haber desmontado (innecesariamente) un montacargas del almacén, las bibliotecas de la Red Municipal de Bibliotecas Públicas llevaban meses sin recibir las novedades, atrapadas en un sótano, la Directora General de Bibliotecas y Museos me contestó que... de todas formas, había expirado el contrato de transporte y aún no habían licitado el nuevo, ¡por lo que tampoco tenían furgonetas! Por cierto, se trata de la misma Dirección General que, por esas fechas (abril de 2014), tampoco había sacado adelante los contratos para realizar actividades culturales y educativas en los museos y bibliotecas de la ciudad durante este año. Parece que en esta Dirección General piensan que los años empiezan en junio...

Cuando pregunté por qué el Ayuntamiento de Madrid no había acudido a un ventajoso programa del Ministerio de Cultura para incrementar la programación escénica de los teatros municipales, el Director General de Actividades Culturales me contestó amablemente que no habían visto oportuno hacerle la competencia desleal a otras ciudades. Me pregunto, sinceramente, para quién se cree que trabaja este señor, y si no considera que su función es precisamente convertir a Madrid en la capital española de las artes escénicas que debe ser.

Cuando solicité la valoración como recurso turístico del Teleférico de Madrid que enlaza el Paseo de Rosales y el Parque del Oeste con la Casa de Campo, la respuesta fue que el Ayuntamiento no consideraba que el Teleférico fuera un recurso turístico, porque lo usaban también los madrileños, y ellos defendían que "recurso turístico" es sólo aquel que se dirige en exclusiva al turista. Como ejemplos, citaron el Bus Turístico y las Oficinas de Información Turística. Ya saben, madrileños, absténganse de utilizar estos servicios: no son para ustedes.

Cuando quise saber por qué el Abono Deporte Madrid, que puede utilizarse indistintamente en cualquier Centro Deportivo Municipal gestionado directamente por el Ayuntamiento, no sirve para acceder a las instalaciones deportivas municipales encomendadas a la explotación de empresas privadas, el Director General del Deportes, entre balbuceos, me contestó que era una "cosa" muy difícil y muy compleja... Vamos, que daba mucha guerra. Y que lo primordial no era el servicio que recibía el ciudadano, sino que el Ayuntamiento se ahorrara dinero y complicaciones.

Cuando recriminé al Área que CentroCentro Cibeles se dedicara a realizar costosísimas exposiciones de colecciones privadas, como la que se realizó con fondos de la Casa de Alba, que no contemplaban ningún momento de acceso libre y cuyas entradas eran más caras que las del Museo del Prado, su Director me espetó que "el arte es algo muy especial, y no es para todo el mundo".

Cuando me interesé por las razones por las que de, forma poco menos que subrepticia, se había licitado (sin éxito, por cierto) la explotación del Palacio Municipal de Congresos, el Director de Marketing de la extinta empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (ahora "recolocado" en Madrid Destino), me dijo sin rebozo que simplemente "querían saber si alguien en el mercado podría hacerlo mejor que nosotros". Como lo leen...

Y una última muestra, la del jefe de la banda: cuando exigí al concejal Delegado del Área de Las Artes, Deportes y Turismo, máximo responsable de estas materias y miembro de la Junta de Gobierno de la Ciudad, que explicara ante el Pleno del Ayuntamiento cómo estaba ejerciendo sus responsabilidades, de las que todo el mundo le sabe prácticamente desaparecido desde que las asumió, se permitió el lujo de contestarme que él no estaba allí para darme explicaciones y que la próxima vez me hablaría de sus libros...

Tengan en cuenta que no me estoy refiriendo a estudiantes quinceañeros con mucho tiempo por delante para cubrir sus lagunas de conocimientos, sino a adultos hechos y derechos con responsabilidades importantes en la dirección de las políticas municipales de la capital de España. Éstos son los mimbres con los que el equipo de gobierno del Partido Popular pretende tejer el futuro cultural, turístico y deportivo de nuestra ciudad.

No sé qué opinan ustedes ¿Me decido a sacar el libro?

Patricia García.
Concejala de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid. 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es