24 de octubre de 2021, 22:22:10
Opinión


Un nuevo rumbo para Europa

Por Ana Sánchez de la Coba


Con el eslogan 'Un nuevo rumbo para Europa', desde UGT nos unimos a la convocatoria de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y quiero hacer un llamamiento a todos y todas las trabajadoras a participar en una jornada de manifestaciones y actos reivindicativos que tendrá lugar el próximo 3 de abril, contra las políticas de austeridad y contra los recortes y que pretenden impulsar un plan de inversiones como alternativa a las actuales politicas. Esta convocatoria cuenta, a su vez, con el apoyo de la Cumbre Social de Madrid.

Esta movilización forma parte de una campaña de la CES que se desarrollará hasta las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014, para la que reclamará apoyo a los partidos políticos contendientes. Sus acciones tendrán una doble dimensión, nacional y europea, y se enmarcarán en una primera fase de sensibilización y búsqueda de apoyos y una segunda de movilizaciones, nacionales y europeas.

En nuestro país, la Reforma Laboral, ha demostrado su total fracaso, provocando un intolerable incremento del desempleo y de las desigualdades que esta llevando a la pobreza a miles de ciudadanos, como consecuencia de unas politicas injustas y totalmente inadecuadas social y laboralmente.

Los despidos, la reducción de derechos, en empeoramiento de condiciones laborales y de los salarios son una constante en las empresas madrileñas. Ejemplos de ello, son los múltiples conflictos laborales.

En la Comunidad de Madrid hay tasas de desempleo es 691.000 trabajadores y trabajadoras, a lo que hay que añadir que las personas desempleadas sin prestación se han incrementado hasta llegar a las 390.000. El aumento de la pobreza y riesgo de exclusión en la Región, ya alcanza al 20,4 por ciento de la población madrileña.

Por lo tanto podemos concluir que en nuestro país y en nuestra Comunidad se ha aprovechado esta crisis económica para recortar los derechos laborales y de ciudadanía. Las políticas de Gobierno nos esta llevando a tiempos que creíamos superados, con el recorte en todos los servicios básicos como la sanidad, la educación, la dependencia, el transporte, la luz, el gas, el agua, las comunicaciones o los servicios sociales además, las reformas legislativas como la eliminación de la Justicia Universal, la Ley del aborto que atenta contra los derechos de las mujeres, la LOMCE que mercantiliza con el derecho a la educación, la expulsión de miles de personas del Sistema Público Sanitario, la limitación al acceso a la Justicia imponiendo tasas judiciales inadmisibles, y la especulación con derechos y recursos públicos esenciales, como la vivienda pública poniendo en manos de "fondos públicos" un patrimonio social de esta dimensión, etc. ahondan en un modelo que antepone los intereses partidistas y economicistas a los de la ciudadanía.

los recortes en materia de igualdad y de los programas para la prevención de la violencia machista que han derivado alarmante aumento en los casos de violencia de género. Recortes que han alcanzado el 47 por ciento en el caso del Presupuesto del Estado, en los últimos dos años y al 46,2 por ciento en el caso de la Comunidad de Madrid desde 2009.

Toda esta situación nos lleva a un escenario de desprotección social, que lo único que provoca es más sufrimiento, pobreza y exclusión social en nuestro país, y que esta acabando con nuestro Estado Social y de Derecho que hemos tardado más de 30 años en construir.

En este contexto, la Cumbre Social de Madrid se reafirma en la necesidad de seguir trabajando por la unidad de la ciudadanía, en la exigencia de un cambio de rumbo de las políticas actuales y en la construcción de alternativas que permitan una salida social y progresista de la crisis.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es