28 de enero de 2020, 9:23:03
Cultura y ocio


El Ayuntamiento restaura los casalicios del Puente de Toledo

Por Enrique Villalba

El Ayuntamiento de Madrid ha restaurado los casalicios (templetes barrocos que cobijan estatuas) del Puente de Toledo, ubicados en el arco central del puente.


La Dirección General de Patrimonio Cultural y Calidad del Paisaje Urbano municipal realizó la intervención entre noviembre de 2013 y enero de 2014, con la que se han recuperado la seguridad estructural y la dignidad monumental de estos elementos. La restauración ha costado 58.793 euros. Los trabajos han consistido en la limpieza superficial, el tratamiento de espacios deteriorados, la consolidación y relleno estructural y de fisuras, el cosido de elementos desprendidos, la limpieza de costras y óxidos, y la reposición de juntas.

El puente de Toledo fue diseñado por Pedro de Ribera tras casi dos siglos de proyectos que no fructificaron. Fue construido entre 1718 y 1727. Los templetes fueron construidos en granito de Guadarrama y en ellos se colocaron dos estatuas, la de San Isidro Labrador sacando a su hijo del pozo y la de Santa María de la Cabeza, realizadas en caliza por el escultor Juan Ron. Fue sufragado por el Ayuntamiento mediante la subida del precio de la carne y la venta a los impresores Pando de la colección municipal de autos sacramentales de Calderón, sin tener en cuenta el acuerdo plenario de 1682 que lo impedía. El puente fue declarado monumento nacional en 1956.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es