14 de octubre de 2019, 3:12:34
Cultura y ocio


Los Reyes Magos inundan Madrid de ilusión

Por MDO

A las 18.30 ha arrancado la Gran Cabalgata, uno de los desfiles más esperados del año en la capital,  en la que miles de niños acompañados por sus familias se afanan por buscar el mejor sitio para ver llegar a los Reyes Magos, que durante esta noche harán realidad sus sueños, y de paso, conseguir un buen puñado de caramelos.


La lluvia y el frío no han conseguido deslucir este mágico desfile, donde la música, el color y la fantasía han jugado un papel fundamental. El Escuadrón Ecuestre de la Policía Municipal de Madrid, formado por 30 agentes con uniforme de gala montados a caballo,  ha dado el pistoletazo de salida a la Cabalgata, y tras ellos ha aparecido la Estrella Blanca de 12 metros, que guió a los Magos de Oriente hasta el pesebre y ahora les indica el camino a seguir por las calles de Madrid.

Después de la estrella 'guía', llegaba el turno de la Banda de Música de la Policía Municipal, y 'Dennis', el antiguo camión del cuerpo de Bomberos de Madrid, que desde 1949 se conserva en su museo. Los niños esperaban ansiosos la llegada de Sus Majestades mientras disfrutaban del espectáculo de las carrozas que han participado en este desfile donde la magia es el 'leitmotiv'.

La chistera mágica, de El Corte Inglés, ha despertado la emoción entre los más pequeños, con uno de sus trucos preferidos en el que un gran conejo blanco salía del sombrero. Es la primera vez que la ONCE participa en la cabalgata y lo ha hecho con el tren de la magia, un pasaje de magos, elfos y hadas que han lanzado millones de pompas de jabón y han encadilado a todos los presentes.

Alfonsito, un bebé de más de 4 metros de altura,  que simboliza la inocencia y ternura de los más pequeños, ha llegado rodeado de jueguetes y acompañado por el Hada de los sueños, y tras él, la Banda de Música de North Carolina University, compuesta por 190 músicos, ha puesto ritmo propio al desfile.

Turno para el medio ambiente. Ecoembes ha querido enseñar de una forma divertida la magia del reciclaje al público asistente, a esta carroza le han acompañado una gran esfera aérea que representaba un planeta sin contaminación y la carroza de Ecovidirio, que concienciaba sobre la importancia de reciclar este material.

Peppa Pig, Dora la exploradora, Bob Esponja, Caillou, la Abeja Maya, las Tortugas Ninja, Los Lunnis, Pocoyó y todas las estrellas de Clan Tv han causado furor entre los más pequeños que no podían apartar los ojos de sus personajes animados preferidos. La carroza estrella del desfile, ha precedido a la Banda de Música de Lake Zurich University, compuesta por 80 músicos, en una actuación excepcional, ya que a esta banda solo se la puede ver en el desfile de Acción de Gracias de Chicago.

El lejano reino de Agrabah ha hecho su aparición de la mano de Aladino, el Genio de la lámpara y la princesa Yasmine, acompañados por el sultán, el visir, bailarinas, mercaderes y malabaristas que han transformado con el centro de la capital en el mundo de las mil y una noches, ante la atenta y fascinada mirada de todos los presentes. Tras ellos, con paso seguro y firme llegaba el gran Elefante mecánico que cerraba la comitiva del zoco.

El camino de baldosas amarillas ha traído a Madrid a Dorothy, Totó, el hombre de hojalata, el león, el espantapájaros y las brujas del norte, el sur, el este y oeste que han transportado a los presentes al mágico país de Oz, donde todos los sueños pueden hacerse realidad.

La fantasía se apodera de la Cabalgata, con la aparición de la Reina de la noche junto a un enorme unicornio blanco seguido de los diminutos 'Les minuscules', unos seres con alas de luz que viven en los jardines dentro de una calabaza. Por el aire, una lechuza de 8 metros metros, cargada de secretos, y por tierra Miguelín y sus tradicionales 80 ocas, engalanadas con bolas mágicas de colores, han anunciado la llegada del mago Merlín, que ha traído consigo al séquito de Camelot, el rey Arturo con su espada Excalibur y los caballeros de la tabla redonda. Las acrobacias aéreas del hada de las lunas ha sido la encargada de poner el broche final a esta comitiva.

Los nervios y la ilusión se apoderan de los pequeños cuando aparece el Escuadrón Ecuestre de la Guardia Civil que marca la aparición de las verdaderas estrellas de la cabalgata, los Reyes Magos. El primero en llegar ha sido el más anciano de los tres, que llevó el oro al Portal de Belén, Melchor, el "rey de la luz" que viene desde Europa Oriental, seguido por el "rey de Persia" y portador del incienso, Gaspar, procedente de tierras persas, y por último, Baltasar que ha llegado de África y que llevó la mirra al pesebre. Los niños corean los nombres de su rey favorito del que esperan que les traiga lo que han pedido en sus cartas y que les repartan muchos caramelos para endulzar la espera de los regalos.

La comitiva real es la protagonista indiscutible de este desfile ya que año tras año consiguen despertar la emoción ante su ansiada llegada. Los dromedarios reales, cargados de los juguetes que los Reyes dejarán esta noche en los hogares madrileños ponen el punto y final a este mágico desfile. Después de la cabalgata los más pequeños se dirigen a sus casas, saben que tienen que irse pronto a dormir para que los Reyes puedan dejarles sus regalos.

Mientras aguardaban la llegada de los Magos de Oriente, en la plaza de Cibeles, entre las 18 y las 19.30 horas, han tenido lugar tres espectáculos: el Circo Ecológico de Alejandra Botto, la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura y el grupo Neopercusión, que han hecho más llevadera la espera. A las 21.00 horas, la comitiva real ha 'aparcado' en la plaza de Cibeles, donde el Rey Melchor ha leído el tradicional mensaje en nombre de los tres Magos. Este año, Sus Majestades han deseado que en 2014 desaparezca todo lo negativo y han pedido a los niños que respeten y traten con cariño a sus familiares, además les han recordado que deben acostarse pronto para esperar su llegada. ¡Que seáis muy felices y no borréis nunca la sonrisa de vuestras caras!, así se han despedico los Magos, que tienen una larga noche de trabajo por delante.

El broche final lo ha puesto un espectáculo piromusical en las terrazas del Palacio de Cibeles. La obra musical elegida este año para acompañar a los fuegos artificiales ha sido la banda sonora de la película La nuite americaine (La noche americana) de Francois Truffaut, compuesta por Georges Delerue, en un homenaje a la magia del cine que puede convertir el día en noche.

Más información:

FOTOGALERÍA: La magia, protagonista de la Cabalgata de Reyes

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es