31 de octubre de 2020, 21:03:29
Transportes


Mayoral: "Hay que potenciar la marca Madrid en el extranjero"

Por Enrique Villalba

Elena Mayoral (Torrelavega, 1973) es la directora del aeropuerto de Madrid-Barajas. Recibió a Madridiario para analizar la situación de esta infraestructura, que es el principal motor económico de la Comunidad de Madrid.


Lleva ocho meses en el cargo ¿Cómo ha sido el aterrizaje?

En los aeropuertos coges rápidamente el ritmo porque, entre las ganas que tú le pones y la actividad, estás al día enseguida. Además, hay un equipo muy bueno, gente con experiencia y gente nueva. Por lo demás, los aeropuertos tienen todos una operativa similar, aunque Madrid-Barajas, obviamente, tiene más sorpresas que otros.

Le ha tocado empezar en pleno cambio de ciclo del aeropuerto.

No estamos cambiando nada en lo que se refiere a la operativa. En lo que nos hemos volcado es en la atención a los pasajeros, en relación con los servicios que les podemos proporcionar. Tenemos un amplio abanico de pasajeros: desde el que tiene prisa y pasa rápido, al que tiene tiempo y puede pararse a comprar y hay que adaptarse. También, estamos poniéndonos al día atrayendo marcas que los ciudadanos reconozcan de la calle, para que lo asocien con Madrid y con la marca España, porque no hay que olvidar que ésta es la principal puerta de entrada y salida de España.

Está comenzando a hablarse de la experiencia del aeropuerto.

Trabajamos para mejorar la calidad en atención al pasajero. Nuestra intención es que el paso por el aeropuerto sea una experiencia agradable. Se llega al aeropuerto con cierta tensión hasta que se pasa a la zona de embarque y queremos que ese tránsito sea lo más rápido y tranquilo posible, mejorando el trato y la atención. Por ejemplo, hemos creado filtros especiales para familias que permiten, mediante instalaciones adecuadas, que los niños tengan un espacio en el que esperar mientras sus padres se preparan para pasar el control. También estamos trabajando en un sistema llamado 'Kronos', que aún está en pruebas, que permitirá al viajero saber cuánto va a tener que esperar cuando llegue a los filtros y así pueda optar por ir a uno o a otro. Son pequeños detalles que queremos cuidar para que los pasajeros, sin saber porqué, sientan que su paso por Madrid-Barajas ha sido agradable.

Es decir, recuperar la normalidad en los filtros aeroportuarios después de la psicosis del 11-S.

En la seguridad aeroportuaria hay unos requisitos que hay que cumplir. Pero buscamos que no sea un problema. Cuando vas a pasar el filtro de seguridad, tienes que colocar tu equipaje de mano en una bandeja y meterlos en la cinta de la máquina de seguridad, pues ya estamos implantando un sistema de bandejas de rodillo que permita que todas esas acciones se hagan en un solo paso, tanto al entrar como al salir, facilitando ese trámite.

Se está realizando una profunda renovación comercial para aumentar los ingresos ¿Es rentable el aeropuerto?

Sí, las cuentas de resultados de los aeropuertos son públicas. La reforma incrementa los metros cuadrados destinados a espacios comerciales, desarrolla la oferta y la potencia con los cambios de marca que le he comentando y también aumenta los ingresos. Los aeropuertos no se nutren de los Presupuestos Generales del Estado, nuestros ingresos provienen de las tarifas y de los ingresos comerciales. Cuanto más se incrementen los segundos, menos tendrán que crecer los primeros para compensar nuestros gastos y amortizaciones. Es algo que buscan todos los aeropuertos del mundo.

Ha caído el número de viajeros hasta el punto de que Barajas ha sido superado por El Prat ¿Qué causas han hecho que esta situación se produzca?

El adelanto fue coyuntural, en el mes de agosto, y hay que tener en cuenta que Barcelona tiene una demanda turística distinta a la nuestra. Por otro lado, el tráfico aéreo siempre está supeditado a los ciclos económicos. Cuanto más profunda es la crisis, más profunda es la caída. Pero cuando hay una recuperación, uno de los primeros sectores en los que se percibe es en el tráfico aéreo. Las causas de la caída de la demanda de tráfico son variadas. Nuestro tráfico principal es nacional, muy afectado por la situación económica. Luego, el tráfico europeo era esencialmente de salida, es decir, madrileños viajando a otras zonas del continente. También que no somos un aeropuerto turístico y eso nos ha pasado factura al ser un aeropuerto más emisor de viajeros y no tanto receptor. El resultado ha sido que otros aeropuertos, turísticos, han aguantado mejor y han sufrido menos. Y en tercer lugar, un 27 por ciento de nuestro tráfico es con Latinoamérica. Antes había muchos ciudadanos de esos países que tenían España como destino y ahora esa demanda se ha reducido mucho, independientemente de que es nuestro tráfico mayoritario y hay que potenciarlo.

Se han cargado las tintas en que el aeropuerto es el responsable de la caída del turismo.

Ocurre que se abre una ruta entre Madrid y un destino europeo y promocionamos ese destino, pero hay que potenciar también marca de destino en el otro país, es decir, promocionar Madrid como destino. Ahí es donde intervienen la región y las ciudades para atraer visitantes. Nuestro principal objetivo, como operador de infraestructuras, debe ser garantizar a las compañías que el tráfico en Madrid funcione rápida y eficazmente y eso ya ocurre desde hace muchos años. Nuestro objetivo ahora tiene que ser conseguir resultar atractivos con respecto a nuestros competidores. Barajas tiene la ventaja de que es mucho más competitivo que otros 'hubs' europeos gracias al proceso de bonificaciones. Además, tenemos una capacidad de mejora muy grande, que es una ventaja competitiva con respecto al resto de nexos continentales.

¿Qué soluciones tiene este problema?

Recientemente se ha creado el Comité de Coordinación Aeroportuaria, en el que participamos todos los agentes que tenemos una actividad relacionada con el sector del turismo. Lo preside la Secretaría General de Transportes del ministerio de Fomento y participamos Aena, la Cámara de Comercio, la Comunidad de Madrid y municipios circundantes del aeropuerto. Hay foros de trabajo común para que nuestra prosperidad contagie a la de la región y viceversa ¿Qué puede hacer Aena? Como proveedores de infraestructuras, mantenemos una estrecha relación con las aerolíneas y nos volcamos en las necesidades de nuestros clientes. Concretamente, en Madrid-Barajas, cuando una aerolínea abre una nueva ruta, le ofrecemos acciones de 'marketing support', como celebrarlo con el pasaje de ese vuelo inaugural (tarta de inauguración de ruta, arco de agua de bienvenida, que realizan los bomberos del aeropuerto...) También tienen bonificaciones en las tarifas. Tiene que ser un trabajo de todos que, con la aportación de todos, dará sus frutos.

¿Cuál es la situación estratégica internacional de Madrid?

Madrid no es solamente un aeropuerto nacional, sino un 'hub' internacional. De hecho, esa es nuestra principal razón de ser. A cierre de 2012, es el quinto 'hub' europeo y el decimonoveno del mundo. Es decir, somos un centro de conexiones y distribución de tráfico para Iberia en la T4 y para Air Europa en las T123, y sus respectivas alianzas. A un 'hub' llegan los pasajeros de corto y medio radio y lo lanzan al largo radio. Lo tenemos que potenciar muchísimo porque es lo que nos da nuestra principal riqueza, además de las conexiones punto a punto. También estamos desarrollando mercados muy importantes para nosotros como son los europeos, mediante la implantación de compañías como Norwegian. Empezamos a tener muy buenas noticias, las perspectivas para 2014 ya empiezan a ser muy positivas.

¿Ha reducido Barajas su dependencia de las 'low-cost'?

La gran ventaja de Madrid-Barajas es que tenemos de todo: funcionamos como 'hub', operan compañías punto a punto y aerolíneas de bajo coste. Nuestro espectro está muy diversificado y el aeropuerto permite que cada segmento crezca. Pero, lo importante no es solo que haya oferta, sino que haya demanda.

¿Qué compañías se han mostrado interesadas en instalarse en Madrid?

Aena participa en las conferencias de 'Routes'. La última ha sido en Las Vegas y allí se han reunido los agentes con distintas aerolíneas. Es en esos foros donde manifiestan su interés operativo, basándose en las temporadas de verano e invierno. Ahora es cuando las compañías aéreas están mostrando sus deseos en cuanto a incremento de sus frecuencias, más asientos, nuevos destinos. Hasta finales de enero o febrero no se tiene una foto clara. Aunque los 'slots' se consolidan por una serie de derechos históricos, al final, hay que compatibilizar el aeropuerto de origen con el de destino, el calendario del aeropuerto y sus rotaciones... Es un proceso complejo que puede seguir cambiando. Las perspectivas son buenas para 2014 porque hay compañías que están ampliando su actividad en Madrid-Barajas y otras que han manifestado su deseo de crecer aquí, pero anunciarlo corresponde a la estrategia de las compañías.

¿Esa perspectiva es la misma que la que señala una mejora del tráfico en invierno?

En este invierno, la tendencia ha observado un cambio muy grande. En noviembre hemos disminuido en cuatro puntos el descenso porcentual con respecto a octubre y es una tendencia que se inició en los meses de verano. La diferencia es muy grande con respecto a los primeros meses del año. Estamos experimentando un cambio de tendencia que, a nivel de red, se refleja en un incremento del 3 por ciento, gracias a la mejora del flujo de pasajeros internacionales. 2014 va a ser un año de consolidación y de punto de inflexión.

¿Barajas sale de la crisis en 2014?

Lo que puedo decir es que nuestras perspectivas son muy buenas, que 2014 va a ser un año de cambio. En el mercado aeronáutico, esas tendencias cambian muy rápido y yo creo que podrá ser visible en 2015.

¿Qué significa económicamente Madrid-Barajas para la región?

Somos la primera empresa de la Comunidad de Madrid. Generamos el 10 por ciento del PIB y 40.000 empleos directos.

¿Puede cuantificar ese margen de crecimiento de Madrid-Barajas con respecto a otros aeropuertos?

Cerramos 2012 con 45 millones de pasajeros y la capacidad es de hasta 70 millones. Tenemos un gran recorrido por delante. Nuestro mayor crecimiento está no solo en las terminales, sino también en el campo de vuelo, donde podríamos llegar a conseguir hasta 120 operaciones a la hora. Actualmente, estamos en 70/80 operaciones en las horas punta.

¿Hay capacidad en el mercado aeronáutico para cubrir ese margen de oferta?

Hay que tener en cuenta que el mercado no está en sus mejores momentos. Hay grandes aeropuertos europeos que están muy saturados y nuestras perspectivas de crecimiento de tráfico aéreo son muy buenas. No hay que ser cortoplacistas.

¿Y en el tráfico de mercancías?

Una parte de la mercancía viaja en las bodegas de aviones comerciales y otra en cargueros. Estamos trabajando en un proyecto en el que respondemos a las demandas de las compañías que ya trabajan en el aeropuerto para que ampliemos las instalaciones de carga. Por otra parte, la carga también recibe bonificaciones. Se ha reducido muchísimo la tarifa de conexión de carga aérea, hasta el punto de estar bonificada si se realiza dentro de una misma compañía.

Han traído la aviación ejecutiva ¿Qué tal está funcionando?

Efectivamente, se ha traído desde Torrejón y disponen de una terminal propia, en el antiguo Pabellón de Estado y plataforma de estacionamiento de aeronaves. Creo que cuentan con más ventajas operativas porque pueden operar 24 horas, se evitan las demoras del sistema de bloqueos del espacio aéreo entre Torrejón y Madrid-Barajas, y tienen radioayudas en el caso de baja visibilidad.

¿Hay previstas nuevas obras en el aeropuerto?

El aeropuerto trabaja desde hace muchos años en ofrecer las mejores infraestructuras a sus clientes, compañías y pasajeros. Esta es una actividad muy dinámica. Por ejemplo, para potenciar el 'hub' de la T123, se están haciendo obras menores que van a mejorar los tiempos del tráfico y la operativa de las compañías, así como la remodelación comercial, de las salas vip, el nuevo Fast Track... Tenemos unas infraestructuras muy modernas, pero siempre nos vamos adaptando a las necesidades.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es