27 de enero de 2020, 13:05:18
Distritos


Los nuevos desarrollos urbanos resucitan

Por Enrique Villalba

La subsanación de los errores del Plan General detectados por el Tribunal Superior de Justicia realizada por el Ayuntamiento de Madrid ha permitido recuperar la actividad del sector de la construcción en la capital. Madridiario pasa revista a los principales desarrollos para saber el estado urbanístico de los nuevos barrios de la ciudad. 


Dos meses después de la conclusión del proceso exprés municipal que revisaba el plan general de ordenación urbana de 1985 y modificaba el de 1997, a instancias del TSJM, parece que el sector de la construcción madrileño se ha puesto manos a la obra, en la medida de sus posibilidades. La paralización de los nuevos desarrollos amenazaba unas inversiones actuales o futuras que representan el uno por ciento del PIB del país.  Finalmente, la situación ha vuelto a su cauce y eso significa que las grúas trabajan a un ritmo razonable para la situación de crisis que sufre el sector. Pero, sobre todo, ha terminado la incertidumbre de miles de familias y cooperativistas que veían peligrar sus ahorros y sus viviendas.

Valdebebas es el desarrollo más avanzado. Tras la apertura del viario el 5 de agosto, la primera licencia de primera ocupación concedida va a hacerse realidad en las próximas semanas. Unas 120 familias serán las primeras en vivir en el nuevo barrio. A ellas se unirán 6.000 personas a final de año, según los cálculos de la Junta de Compensación, cuando se fragüen otras 13 licencias solicitadas. Otras tantas promociones finalizadas tienen previsto solicitar el permiso cuanto antes. 

Otros dos desarrollos empiezan a ver la luz al final del túnel. Son El Cañaveral y Arroyo Fresno. En el primero, ya hay tres cooperativas funcionando y está previsto que se incorporen más en los próximos meses. Según cálculos de la Junta de Compensación, las primeras viviendas podrían estar operativas en 2015. Su crecimiento se ha acelerado en los últimos meses, beneficiado por la permuta de terrenos de esta zona con Ahijones y Berrocales que autorizó el Ayuntamiento para que los cooperativistas entren cuanto antes a vivir en sus pisos. 

En Arroyo Fresno se han recuperado los trabajos de reparcelación, concluida en 2012 la urbanización. Mientras, algunas promotoras y constructoras han iniciado campañas de publicidad para dinamizar sus productos. Por ejemplo, la constructora Amenábar comenzó hace tres semanas a comercializar sus viviendas, previstas para el primer semestre de 2016, y, según un portavoz de la compañía, las reservas van a buen ritmo. 

Otros desarrollos están en fases anteriores de trabajo. Berrocales es la que mejor carbura, puesto que continúa la ejecución de la urbanización para cumplir con los plazos acordados con el Consistorio de estar en condiciones para 2018. En estos momentos, se están reubicando los cables de alta tensión y está previsto que en 2014 comiencen a adecuar el saneamiento y las galerías de la Gran Vía del Este. Según el último informe urbanístico municipal, a fecha de 31 de agosto, La Atalayuela tiene pendiente la adecuación de zonas verdes y Valdecarros se encuentra en fase de urbanización.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es