30 de noviembre de 2021, 11:18:12
Social


De Madrid... a La Meca

Por Lucía de la Fuente

Las embajadas de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos en España subvencionan cada año viajes a españoles para realizar el hajj (peregrinación a La Meca). El principal requisito para optar a una plaza es demostrar que se es converso, español y musulmán. El 2 de octubre un avión lleno de fieles a Mahoma despegará desde Barajas para unirse a otros dos millones y medio de peregrinos y cumplir así con uno de los cinco pilares del Islam.


Todo buen musulmán ha de cumplir con cinco deberes esenciales: profesar su fe a Allah, orar, dar limosna, ayunar en ramadán y peregrinar al menos una vez en la vida a La Meca. Este último es, con diferencia, el que más esfuerzos económicos requiere. Desde Madrid los precios oscilan entre los 3.500 y los 4.000 euros. Tanto el reino de Arabia Saudí como los Emiratos Árabes Unidos, países ricos en petróleo, ofrecen su dinero para realizarlo a nuevos musulmanes, a conversos, entendiéndolo como aportación para contribuir a la expansión del islamismo en Occidente.

Como requisito fundamental para optar a una plaza se pide el certificado de haber "abrazado el Islam", ritual en la mezquita donde el que quiere convertirse promete, en árabe, que "no hay más Dios que Allah y Mahoma es su profeta". La Meca se considera territorio sagrado y su acceso es difícil para los no musulmanes, por lo que esta condición es indispensable. Ambas embajadas además priorizan las plazas para los candidatos de más edad, con menos recursos económicos y buen estado de salud general, aunque no exigen ningún documento concreto que lo acredite. 

Una vez aceptadas, las personas que volarán a la ciudad natal del profeta deben vacunarse obligatoriamente contra la meningitis meningocócica (es una exigencia de las autoridades saudíes), pues en ocasiones se han detectado brotes de este mal que se acentúa en las grandes aglomeraciones de gente. Y es que en La Meca durante el mes del du l-hiyya ("el de la peregrinación", en castellano), duodécimo del calendario musulmán, se congregan anualmente más de dos millones y medio de fieles. Tanta muchedumbre ha provocado numerosas muertes por asfixia a consecuencia de avalanchas (en 2006, por ejemplo, más de 300 personas perdieron la vida en una estampida).

Este año los Emiratos Árabes Unidos pagarán quince billetes y Arabia Saudí más del doble (quedan plazas libres, aún no se ha cerrado el numero definitivo), que serán un 30 por ciento menos de plazas que otros años, "porque la mezquita está en obras". Todos ellos partirán en un avión el próximo 2 de octubre desde el aeropuerto de Barajas.

Una de ellas es Angelines C., madrileña de 49 años, musulmana desde hace tres. "Antes era agnóstica, pero leí mucho libros que me acercaron al Islam y una persona me ayudó mucho a darme cuenta de que sí, de que Dios existe", relata. A menos de una semana del viaje se confiesa "emocionada" y con "una ilusión muy grande": "Gente que ha ido me ha contado que cuando estás allí sientes algo muy especial". Angelines acude todos los viernes a la mezquita de Tetuán (calle de Anastasio Herrero, 7) a recibir clases en castellano sobre la religión islámica. Fue allí precisamente donde le informaron de la posibilidad de volar a La Meca de manera gratuita.

También Consuelo, zamorana de 51 años, tendrá este año la oportunidad de realizar el hajj. Afirma estar "muy nerviosa". "La sensación es parecida a cuando de pequeña iba a hacer la comunión", ríe. Porque claro, ella antes era cristiana. Cambió de religión en 1990, después de casarse con un sirio, aunque dice que siempre estuvo segura de que "Jesucristo no era Dios". En su opinión, había demasiadas cosas del catolicismo que no le cuadraban. Consuelo, residente en Madrid, trabaja de limpiadora y solo se pone velo dentro de las mezquitas.

Plan de viaje
La experiencia religiosa tiene una duración de 24 días. Según está previsto en el itinerario, los seleccionados tendrán su primera parada en Amán (Jordania) donde pasarán un día de visita para partir al día siguiente hasta Medina (región del Hiyaz, Arabia Saudí). En esta ciudad, donde se supone que murió Mahoma, visitarán templos sagrados durante cinco días. Después saldrán hacia La Meca (región del Hiyaz, Arabia Saudí) donde tendrán un día de descanso y preparación antes de que de comienzo la peregrinación propiamente dicha. Adoración a Dios, lapidación simbólica al diablo, subida al monte Arafat (donde supuestamente el profeta leyó su discurso final), oración en la mezquita de Masjid al-Haram (el primer lugar santo para el Islam) y rodear caminando siete veces la Kaaba (construcción cúbica en el interior de la mezquita) son algunas de las actividades religiosas que han de realizar los fieles. El viaje incluye vuelos, traslados, comidas y alojamiento en hoteles de cuatro y cinco estrellas.

El Centro Cultural Islámico de Madrid (Mezquita de la M-30) calcula que en España hay un millón de musulmanes (220.000 en la Comunidad de Madrid). De ellos, 40.000 serían conversos, según la Unión de Comunidades Islámicas de España, muchos de ellos fruto de matrimonios mixtos árabe-español. Esta cifra tan solo es orientativa pues, a diferencia de lo que sucede con la Iglesia Católica, en el mundo musulmán no existen registros de este tipo. De hecho, el Corán entiende que "musulmanes nacemos todos". 

Quizá le interese...

REPORTAJE: Ramadán entre chabolas

Ramadán en Madrid para 220.000 musulmanes

Noches de ramadán en la Cañada

La mezquita de Villalba no consigue la licencia de obras

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es