20 de septiembre de 2021, 2:10:04
Sucesos


La víctimas de Spanair exigen un juicio "sí o sí"

Por María Fernández

Cinco años después de la catástrofe aérea del vuelo JK5022 en el aeropuerto de Madrid-Barajas en la que perdieron la vida 154 personas y otras 18 resultaron heridas, la Asociación de Afectados del vuelo rinde homenaje a las víctimas del accidente y manifiestan su unión en la lucha por conseguir justicia y lograr que "las familias tengan su juicio, en España o fuera de España".


La Asociación de Afectados del vuelo JK5022 (AVJK5022) presentó a finales de enero un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC) por el cierre de la causa del accidente decretado en septiembre de 2012 por la Audiencia Provincial de Madrid. "Previsiblemente este recurso no llegará a buen puerto en el TC, pero las familias tendrán su juicio sí o sí, y si no es en España será fuera de España" ha asegurado la presidenta de la asociación, Pilar Vera, quien ha expresado su "desconfianza" en la justicia española.

Si el TC desestima el recurso de inconstitucionalidad, la asociación habrá agotado la vía legal español y por tanto, este colectivo podría acudir a los tribunales europeos de Derechos Humanos y comenzar de nuevo este proceso, una acción que según Vera no dudarán en llevar a cabo ya que "la asociación se mantiene unida para lograr el juicio que merecen las familias de las víctimas". 

Respecto a la situación de la asociación y la aseguradora, Vera ha señalado que las familias se encuentran "enfrentadas a la aseguradora, ya que esta quiere llegar a un acuerdo cuanto antes, aunque debería considerar que este accidente fue una catástrofe ocurrida en España" y "las víctimas deberían tener la misma consideración que aquellos que perdieron su vida en los atentados del 11-M".  Según Vera, "si la aseguradora ofrece un millón de euros en calidad de indemnización a los familiares, la misma que se otorgó en el caso de los fallecidos en el atentado del metro, las familias no irán a juicio y las indemnizaciones quedarán en la historia del accidente". La presidenta del colectivo ha asegurado que la tragedia aérea del 20 de agosto de 2008, "fue una catástrofe y por tanto no pueden existir diferentes raseros". "Las vidas de las personas son igual de valiosas y las muertes no deberían discriminarlas", ha afirmado.

En cuanto a la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos (CIAIAC), la asociación sigue manifestando que "no es un organismo independiente y además, es ineficaz". "Soñamos con que algún día en España haya una Agencia nacional de investigación de accidentes que cuente con los mejores recursos para que las víctimas tengan la tranquilidad de que se ha llevado a cabo una investigación", ha indicado Vera. También ha señalado que de las "33 recomendaciones que se recogieron en el informe A32-2008 de la tragedia de Spanair, ninguna servirá para que se implementen procedimientos eficaces que impidan nuevos accidentes". "Queremos prevención para que no vuelvan a producirse catástrofes de este tipo", ha sentenciado.

La asociación ha conseguido "logros históricos"

Pilar Vera ha calificado de históricos los "logros" conseguidos durante este año por la asociación, entre los que destaca la aprobación por parte del ministerio de Fomento, encabezado por Ana Pastor, el pasado 2 de agosto, del real decreto que contiene el 'Plan de Asistencia a Víctimas', que se encargará de facilitar todas las gestiones a los afectados. Además, han logrado que se esté elaborando, dentro del estatuto de víctimas, un apartado específico para aquellas procedentes de accidentes aéreos y de catástrofes para "frenar la voracidad de los que no reparan en el dolor ajeno para lucrarse". Vera se ha referido al accidente ferroviario ocurrido el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela como una tragedia en la que "no se ha respetado ni siquiera el duelo de las familias".

Otro de los "logros históricos" obtenidos por este colectivo en 2013,  es la concesión por parte del ministerio de Interior, el pasado 3 de marzo, de la consideración de asociación de utilidad pública, de forma que su actividad se considera beneficiaria para la sociedad, y convirtiéndose en la primera asociación de víctimas de la aviación comercial en España que consigue esta distinción. La AVJK5022 asistirá en septiembre a la 38 Asamblea General de Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), en la que Pilar Vera actuará como jefe de la Delegación de las Asociaciones de Víctimas a nivel mundial, compuesta por los presidentes de las asociaciones de Italia, representante de Europa, Pakistán, que representa a Asia y Brasil, por parte del continente americano. Por último, en este sentido, el colectivo de afectados ha destacado la creación, en diciembre de 2012, de la red europea de víctimas de grandes catástrofes que lucha por los derechos de los afectados, por la mejora de la seguridad aérea y por la garantía de las investigaciones de accidentes de este tipo. Vera ha explicado que "intentará trasladar este modelo a España, uniendo a las asociaciones de de tragedias y catástrofes bajo un techo común".

"El mejor homenaje es luchar por conseguir justicia"

Loreto González, superviviente y madre de una de las víctimas de la tragedia de Spanair, ha explicado a Madridiario que cada 20 de agosto "es un día de mucho dolor, aunque el dolor es algo que siento cada día de mi vida desde el accidente". La superviviente, que presenta lesiones físicas de carácter permanente ha expresado que se encuentra "algo mejor, aunque aún podría me quedar alguna operación más". Loreto, que perdió a su hija Clara, de 23 años, en el accidente de avión, ha manifestado sentir "mucha desolación al ver que no hay juicio" y "desesperación al recordar la cadena de errores que se produjeron antes, durante y después de la catástrofe". "Nos sigue uniendo el afán de lucha ya que es el mejor homenaje que podemos hacerle a las víctimas", ha expresado Loreto, quien también ha mostrado "esperanza" ante la decisión que tome el TC respecto al recurso de inconstitucionalidad presentado por la asociación.

Esta superviviente ha asegurado que la asociación "ha propuesto a la ministra Ana Pastor que exista una ley de protección a las víctimas de accidentes" pues considera que el tratamiento que recibieron los familiares de las víctimas del accidente de Spanair "fue espantoso". Asimismo, ha declarado que las ambulancias tardaron una hora en llegar al lugar del siniestro y que si hubiesen llegado a los 10 ó 12 minutos del accidente "bastantes más personas podrían haber sobrevivido".

Maximiliano Martínez, que perdió a su sobrina y al novio de esta en el accidente, coincide con Loreto en que "la mejor forma de homenajear y conmemorar a las víctimas es seguir luchando para conseguir que se haga justicia". "Con nosotros no se han puesto en contacto desde la aseguradora", ha señalado este familiar, quien pese a "sentir el mismo dolor pese al paso de los años", ha expresado su decisión para continuar en la lucha iniciada por la asociación.

En referencia a los motivos que mueven a la asociación, la presidenta ha indicado que "la mayoría de las familias están en la Asociación por tres motivos principales que ninguno de ellos es reparar económicamente la muerte de las personas sino buscar la verdad que ya saben, demostrarla en un juicio oral porque es la única manera de recompensar el trabajo que llevan haciendo las familias desde hace cinco años y tratar que no vuelva a ocurrir, y en el caso de que ocurra, el trato sea más digno y respetuoso que el les dieron cuando ocurrió el accidente".  El objetivo principal de la Asociación, según Vera, es defender que las víctimas "no han muerto por nada" y que hay otra manera de tratar a los afectados en caso de accidente ya que Vera ha asegurado que "les extrañó que la lista de pasajeros se confirmara en treinta horas, que el accidente se produjera a las 14.24 horas y que las familias no que venían desde Canarias no llegaran hasta las 2 de la madrugada, así como que les llevaran a un hotel donde había todo tipo de festejos y que siempre les llevaran a reconocer a sus familiares por la noche a un sitio tétrico".

"Todo esto nos traumatizó de tal manera que no hemos parado hasta averiguar lo que se hace en otros países y averiguamos que en 2010 se aprobó un decreto por el Consejo de Ministros que obligaba a dar una lista de pasajeros en dos horas, a tener un plan de asistencia a las familias donde los asistentes supieran lo que tenían que hacer y estudiar a fondo los informes oficiales para evitar que las familias se encuentren como nos encontramos nosotros", ha concluido Vera.

Los actos de homenaje han arrancado a las 11.00 horas en el Parque Juan Carlos I, donde los familiares se han congregado alrededor del Monumento en Memoria y Recuerdo a los Pasajeros del Vuelo JK5022, donde se ha realizado una ofrenda floral y se han tocado diversas piezas musicales en homenaje a las víctimas. A continuación, los familiares se han trasladado al aeropuerto de Barajas para seguir con los actos conmemorativos con la instalación de diversas placas en los jardines de la Terminal 2. Tras una rueda de prensa, se ha guardado silencio en el lugar del accidente y se ha celebrado un responso oficiado por el capellán del aeropuerto de Barajas.

Una cadena de errores

El vuelo con destino a Las Palmas de Gran Canaria había sido retrasado por cuestiones técnicas. En su segundo intento de despegue, el avión no pudo levantar el morro y cayó a plomo para estrellarse en tierra a las 14.45 horas del20 de agosto de 2008. Como consecuencia de la colisión, se partió por la mitad, se precipitó fuera de la pista y provocó un gran incendio. Fue el accidente aéreo más grave de las últimas dos décadas en el país.

Cuatro años después de iniciarse la investigación, la Audiencia Provincial de Madrid acordó cerrar la instrucción del accidente al levantar las imputaciones a los técnicos Felipe G. y José Antonio V., únicos imputados acusados de 154 homicidios imprudentes y 18 lesiones, tras archivar las acusaciones que se habían formulado contra tres responsables de área de la compañía. Por su parte, los representantes de las víctimas sostuvieron que la mala situación económica de la compañía podría estar detrás de la inseguridad de la aerolínea, que cesó en su actividad en enero de 2012 debido a la imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones.

 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es