21 de octubre de 2021, 14:36:42
Sucesos


El conductor del tren: "Me quiero morir"

Por MDO/E.P.

Fuentes de la investigación comienzan a transcribir las conversaciones grabadas que tuvo el maquinista del tren accidentado en Santiago con la estación tras el siniestro, a la espera de que tome declaración como imputado.


El maquinista del tren Alvia accidentado este miércoles en Santiago dijo que se quería "morir", una vez que fue consciente de que el convoy había descarrilado a la altura de una curva ubicada en el lugar de Angrois, según se refleja en conversaciones entre el maquinista y la sala de la estación, que ya han sido transcritas.

"La he jodido", afirma, según figura en las transcripciones de esas conversaciones que ya han sido incorporadas a las indagaciones sobre las causas del siniestro, como han confirmado fuentes de la investigación. Estas fuentes han explicado que la comisión judicial aún no ha empezado a inspeccionar las dos cajas negras del tren siniestrado, que están bajo custodia policial, ya que se han priorizado las labores de identificación de los 80 fallecidos recuperados.

Sin embargo, se ha podido realizar un primer análisis de las transcripciones de las conversaciones mantenidas entre el tren accidentado y la sala, que forman parte del material que se ha facilitado, junto con imágenes de al menos dos cámaras de vídeo, una de ellas ubicada a la salida del túnel.

En esas conversaciones, el maquinista también reconoce, tras descarrilar, que alcanzaba una velocidad de 190 kilómetros por hora por una zona limitada a 80 kilómetros por hora.

El maquinista, Francisco José G.A., permanece en el hospital Clínico bajo custodia policial, a la espera de prestar su testimonio, una vez que el juez que lleva el caso, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela, ha ordenado a la Policía Judicial tomar su declaración como imputado. Según ha confirmado el jefe superior de Policía de Galicia, Jaime Iglesia, está detenido por "imprudencia en relación con los hechos producidos".

Factor humano

Para intentar explicar lo sucedido, el maquinista Manuel Mato, conductor de diversos modelos de tren Alvia como el siniestrado junto a Santiago de Compostela, ha manifestado este viernes que en el tramo del accidente, regido por el sistema de señalización ferroviaria ANFAC Digital, el frenado automático no se activó porque el tren no circulaba a más de 200 kilómetros por hora. Así pues, en la curva en la que descarriló el tren, la reducción de velocidad depende "sólo del factor humano".

Según ha explicado el maquinista en declaraciones a RNE, sólo se activa el freno de urgencia si el maquinista no frena y sobrepasa los 200km/h. En ese punto, ha dicho, el sistema de señalización es el "convencional", por tanto, "si las señales están en vía libre --como en este caso--, hasta 200 km/h te permite circular". El conductor del tren, ha argumentado, debe saber que "cambia la velocidad y baja de 200 kilómetros a 80". Entonces, "es el maquinista quien tiene que tomar las medidas de frenar el tren para entrar en ese punto" a la velocidad de la vía.

En este sentido, el maquinista ha manifestado que el punto en el que ocurrió el accidente, aproximadamente el 84.500, es, a su juicio, un "punto negro" en el que el cambio brusco de velocidad "podría estar más avisado". "Ahí, la bajada de la velocidad es muy brusca porque vienes de una recta muy larga en bajada a 200 km/hora y tienes que reducir a una velocidad de 80 kilómetros", ha argumentado. "Es una curva complicada" y "hay que bajar la velocidad progresivamente", ha concluido.

Sin embargo, el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha negado que en la red ferroviaria existan 'puntos negros' donde se produzcan más accidentes. "Podemos hablar de zonas en las que se puede circular a más velocidad y de zonas en las que se puede circular a menos velocidad, pero en absoluto de puntos negros", ha afirmado.

Además, Gómez-Pomar ha afirmado este viernes, en declaraciones a Antena 3, que el conductor del tren Alvia que descarriló el pasado miércoles junto a Santiago de Compostela había pasado 60 veces por el punto donde se produjo el accidente y que debía tener un conocimiento "exhaustivo" de la línea.

Más información:

80 muertos en el descarrilamiento de un tren en Santiago de Compostela

Vídeo: así fue el descarrilamiento en Santiago

El mayor desastre ferroviario en los últimos 70 años

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es