28 de enero de 2020, 8:23:34
Economía


Arola reabre su restaurante

Por MDO/Efe

Tras dos semanas de sufrimiento por las deudas, Sara Fort, jefa de sala del restaurante, y el cocinero Sergi Arola, han reabierto este miércoles su restaurante Arola Gastro gracias al apoyo de sus clientes y de su equipo, según han afirmado.


Durante este periodo de tiempo, Arola ha perdido 6.000 euros al día por su deuda con Hacienda. Según ha afirmado el restaurador, esta cifra no les ha hecho menguar, sino que les ha servido para mirar hacia adelante. 

Estas dos semanas han sido duras para el cocinero, incluso ha llegado a pensar en tirar la toalla, aunque finalmente ha continuado con el Arola Gastro. El restaurador, antes de conocer el levantamiento del embargo, puso a la venta su moto, una Harley Davidson, a través de la red social Twitter y su chalet de dos pisos situado en el distrito de Chamartín, por 825.000 euros. 

"La mayoría del equipo me ha mandado mensajes de enhorabuena y apoyo, y me han dicho que tenían ganas de seguir con nosotros", ha comentado la jefa de sala. Mientras, Arola también ha puesto de manifiesto una "lectura positiva" de estas semanas, ya que "su equipo y su gente" han sido el "respaldo" necesario.

Para los trece empleados del restaurante madrileño, cuya bodega, coctelería y mesa de cocina fueron precintadas por Hacienda y la Seguridad Social el 25 de junio al tener contraída con ambos organismos una deuda, respectivamente, de 148.000  y 160.000 euros, la vuelta también ha sido un motivo de alegría ya que suponía "no perder el trabajo".

Comienza una "nueva etapa" en el Arola Gastro, como ha apostillado Fort, ya que este "cambio" les ha servido para pensar en nuevos proyectos que potencien el restaurante, tales como abrir "en la zona de coctelería un taller", de forma que  el cliente podría tener dos opciones: "un restaurante más asequible, pero con elegancia, y el gastronómico, que tiene que estar siempre". Además, ha agregado que han "tenido muy buena respuesta de todo el público, de gente que hacía mucho tiempo que no venía y que quiere volver para apoyarnos. Que la gente esté contigo te reconforta".

El cocinero catalán, en cambio, ha bromeado sobre la situación pasada: "Igual me da un siroco raro y me hago un tatuaje de la Agencia Tributaria en algún lado de mi brazo para acordarme de lo que han sido estas semanas realmente odiosas. Lo único que espero es pasar página lo antes posible". Además, ha alegado que si el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, hubiera sido uno de los actuales clientes del Arola Gastro, "le hubiera dado de comer exactamente igual que a cualquier otro cliente", ya que no tiene ganas de "revancha".

 

 

Más información:
Arola vende su moto y Hacienda levanta el embargo
Sergi Arola sopesa "hacer las maletas"
El restaurante de Sergi Arola, precintado por deudas


 

 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es