9 de diciembre de 2019, 1:29:44
Transportes


466 aspirantes madrileños a profesor de autoescuela se quedan 'colgados' en el proceso de formación

Por Celia G. Naranjo

Un total de 466 aspirantes a profesor de educación vial, que se disponían a realizar el curso obligatorio de la DGT que les habilita para la profesión en el mes de agosto, se han quedado hasta nuevo aviso sin la formación. Tráfico ha suspendido el inicio de los cursos, que iban a empezar este mes de agosto, solo cinco días después de haber convocado a los alumnos debido al recurso de una de las empresas que se presentaron a la adjudicación.


El pasado 3 de julio, más de un año después de haber aprobado el segundo y último examen para convertirse en profesores de autoescuela, los 466 aspirantes madrileños recibieron la noticia de que en agosto daría comienzo la última fase del proceso, la de formación, en las distintas sedes repartidas por toda España. Según la información publicada hasta entonces por la Dirección General de Tráfico (DGT), el concurso había sido adjudicado y los aspirantes podían abonar los 2.000 euros de la matrícula para asistir a las clases a la empresa adjudicataria, Driving Academy Consulting (DAC). En total hay 1.702 afectados en toda España.

Sin embargo, el 8 de julio, solo cinco días después de haber avisado a los interesados, la DGT daba marcha atrás y publicaba una nota en la que anunciaba la cancelación de los cursos hasta nuevo aviso. El motivo: una de las empresas que se habían presentado al concurso, ETRASA, había recurrido la resolución por supuestas irregularidades en el proceso. Pero todo indica que no será la única. La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), otra de las entidades que concurrieron, prepara en estos momentos con sus abogados otro recurso al mismo proceso. Su presidente, José Miguel Báez, asegura que denunciarán "unas 40 presuntas irregularidades" que todavía no quiere detallar, a la espera de que los letrados las concreten.

Mientras tanto, los alumnos ya habían comenzado los preparativos. Según explicó a este periódico una portavoz de DAC, muchos habían abonado ya los 2.000 euros y habían pagado un alojamiento para los tres meses que duraba la formación; otros habían abandonado sus trabajos o solicitado excedencias para ese período; incluso alguno había pedido un crédito para hacer frente a los gastos. Según esta empleada de la empresa adjudicataria, que prefiere no dar su nombre, están "angustiados". Ella garantiza que la empresa devolverá inmediatamente el dinero a los que ya habían pagado, pero además tendrán que lidiar con numerosos contratos de profesores ?psicólogos, profesores de educación vial, médicos, pedagogos? que ya estaban firmados, locales alquilados y demás preparativos que ahora deben cancelar. "El perjuicio ha sido incalculable", asegura.

Así lo corrobora Fernando, uno de los alumnos que tenían previsto empezar la formación en Madrid. "Mi caso es 'light' comparado con otros, pues yo todavía no había pagado la matrícula. Pero tengo compañeros que han perdido la fianza de los pisos que pensaban alquilar en ese período y gente con niños pequeños que ha dejado su trabajo y ahora no sabe qué hacer", asegura. Tanto él como Alfonso, otro afectado que iba a seguir el curso en Alicante, se quejan de falta de información, pues de la suspensión del proceso se enteraron por la web de la DGT. "Pido que por lo menos se nos informe y se dé una solución a quienes están en peor situación", asegura. Para Mercedes, de Madrid, se trata de un hecho que empaña la "excelente labor que cada día hacen los profesores de autoescuelas y academias".

Para Báez, que dice lamentar los problemas que los recursos están ocasionando a los alumnos, "la DGT se ha precipitado al anunciar la fecha de comienzo de las clases sin haber agotado el plazo para recurrir la resolución". "Comprendo que esto está ocasionando un perjuicio a mucha gente, pero nosotros no tenemos la culpa", concluye.

Este digital ha intentado obtener una respuesta de la DGT en repetidas ocasiones, sin haberla recibido por el momento.

 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es