28 de noviembre de 2021, 20:59:40
Transportes


El aeródromo de El Álamo resucita por Eurovegas

Por Lucía de la Fuente

En 2017, como tarde, se estrenará el primer aeródromo de titularidad pública y gestión privada de España. El proyecto, que por falta de financiación había caído en el olvido, acaba de reactivarse por las necesidades de Eurovegas.


Desde 2007 lleva el Gobierno de la Comunidad de Madrid (PP) queriendo instalar un aeródromo en el Sureste de la región. En campaña electoral se prometía construido en 2011. Pero en 2011, ya en plena crisis, la expresidenta regional, Esperanza Aguirre, lo paralizó. "Ya hay en España demasiados aeropuertos", argumentó entonces. Y en el olvido quedó el aeródromo hasta que llegó Sheldon Adelson y lo resucitó. Hace cuatro meses el presidente Ignacio González, durante una visita a los terrenos de Eurovegas, volvía a hablar de la necesidad de un aeropuerto que permitiera llegar "en buenas condiciones" a la aviación privada, pero lamentaba la falta de financiación. Ahora, con Eurovegas, parece que ya hay inversores interesados y finalmente este martes el proyecto ha sido nuevamente presentado a la prensa.

El aeródromo, que no aeropuerto (no operará vuelos comerciales), será de titularidad pública pero de gestión privada. Netjets, Ferrovial, Grupo ACS o Gestair son algunas de las compañías que ya habrían manifestado su interés en participar en una inversión que alcalzaría los 230 millones de euros. La adjudicación a las empresas será por 40 años.

"El mejor lugar posible"

A unos 25 kilómetros de los terrenos de Eurovegas, el nuevo aeródromo ocupará 500 hectáreas entre los términos municipales de El Álamo y Navalcarnero, entre la M-404 (vía por la que se accederá), la R-5 y la A-5. Las previsiones de la Comunidad cuentan con que opere 50.000 vuelos anuales, y genere 6.000 empleos (directos e indirectos) en el inicio y 15.000 empleos cuando esté completamente operativo, entre 2016 y 2017. Las cuentas del Gobierno calculan un impacto económico de más de mil millones de euros, un 0,6 por ciento del PIB regional. 

El aeródromo dispondrá de una torre de control, una zona de servicios y dos pistas: una de dos kilómetros (ampliable) exclusiva para los "vuelos de negocios", y otra de un kilómetro (ampliable) que será utilizada por "escuelas de vuelo, empresas de fotografía/ publicidad aérea o aviones 'medicalizados' como de trasplante de órganos". Los vuelos en jets privados supondrán, según calcula el Gobierno, tan solo el diez por ciento del total.

El suelo, propiedad de vecinos de municipios cercanos, será expropiado. A juicio del Gobierno el emplazamiento elegido era "la mejor opción" desde un punto de vista tanto urbanístico como medioambiental. La Comunidad asegura haber puesto especial énfasis en el control de la contaminación acústica: "En ningún caso los aviones sobrevolarán zonas residenciales". La evaluación del impacto ambiental ha concluido con que se cumplen "todos los parámetros que son relevantes desde el punto de vista ambiental a la hora de ejecutar una obra de estas magnitudes". El informe elaborado por Medio Ambiente detalla que en los espacios protegidos más cercanos a la zona no están previstas las afecciones directas.

En cuanto a la posible afección de la calidad del aire, la Consejería realizó un estudio que concluye que los valores de los gases de efecto invernadero y de contaminación atmosférica se situarían por debajo de los límites establecidos en la normativa vigente.

Plazos

El proyecto, que incluye el Plan Director y el Informe de Sostenibilidad Ambiental, ahora tiene que pasar un período de información pública de 45 días que dará paso a la tramitación de posibles alegaciones. Una vez que éstas sean respondidas, la Consejería de Medio Ambiente deberá elaborar un informe definitivo de análisis ambiental que deberá ser remitido al promotor. Después se publicarán las condiciones para la licitación (concurso público) y tendrá que ser adjudicada la empresa concesionaria. Darán comienzo entonces los trabajos de planificación y construcción que durarán tres años. La primera piedra se espera para 2015. El aeródromo estará operativo en "2016 o 2017".

La aviación ejecutiva que operaba en la base de Torrejón se trasladó temporalmente (con una concesión hasta 2018) al aeropuerto de Barajas. Para esa fecha la Comunidad espera tener listo el aeródromo de El Álamo que absorberá estos vuelos, así como los que se siguen operando en el de Cuatro Vientos, que será cerrado por decisión del Ministerio de Fomento. Para el consejero de Trasportes Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, y su homólogo en Medio Ambiente, Borja Sarasola, se trata de "un gran proyecto que mejorará el valor de la Comunidad desde un punto de vista estratégico y generará grandes beneficios a los municipios del Sur". El presidente regional, Ignacio González, visitará este miércoles los terrenos del aeródromo.

Más información:

El Álamo, alternativa a Cuatro Vientos

El Gobierno apuesta por el aeródromo de El Álamo

Eurovegas reactiva el aeródromo del Suroeste

 2009- Las obras del aeropuerto de el Álamo comenzarán en 2010

2007- La plataforma 'No al aeropuerto de El Álamo' recoge un millar de firmas

2007- El PP quiere hacer un aeropuerto privado en El Álamo

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es