22 de octubre de 2020, 9:32:37
Medio Ambiente


El Senado aprueba el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama


El Senado ha aprobado este miércoles el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, tras más de una década de trabajo y sin el respaldo de la oposición ni de las asociaciones ecologistas. Para su aprobación definitiva aún tiene que volver al Congreso.


La mayoría del Grupo Popular dio paso al proyecto, con 155 votos a favor, 84 abstenciones y uno en contra. La ley también contó con el apoyo de los cuatro senadores del Grupo Mixto. Se abstuvieron el Grupo Socialista, CIU, Entesa y EAJ-PNV.

La presidenta de la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, María Jesús Ruiz, del Grupo Popular, que presentó el texto, defendió la oportunidad de aprobar la norma el mismo día en que se celebra el Día del Medio Ambiente. "Este es el primer parque que se declara a instancias de dos gobiernos autonómicos y por consenso", señaló Ruiz antes de la votación.

La norma superó tres vetos y 42 enmiendas
que no modificaron el texto en comisión y se rechazaron en el pleno. Otra enmienda, del Grupo Socialista, sí recibió luz verde tras una redacción conjunta de los grupos, en la que se establecen los aprovechamientos compatibles en el área de especial protección de los montes de Valsaín. Por este motivo, la ley tendrá que volver al Congreso, que deberá ratificarla.

Aunque ninguno de los grupos que presentó vetos votó en contra de la declaración del parque, el Grupo Socialista alegó la "dudosa legalidad, falta de consistencia y escasa ambición" del proyecto, que además desatiende varios recursos judiciales pendientes que podrían modificar su contenido.

Izquierda Plural reprochó que se haya evitado una "verdadera y real participación pública" en su definición y apuntó que los objetivos reales de la declaración del nuevo parque nacional responden más a intereses económicos que a la conservación de la Sierra de Guadarrama, y denunciaron que se haya quedado fuera la estación de Valdesquí.

En su veto, "Entesa pel Progrés de Catalunya" (GPEPC) calificó al de Guadarrama como un "pseudoparque" que abre las puertas a la urbanización futura y favorece el beneficio privado frente al bien común.

El Grupo Socialista señaló la ausencia de modelo de desarrollo sostenible, que se abandona a los intereses de expansión inmobiliaria y recalcó que algunas áreas del parque pierden protección frente su figura de gestión actual.

Para justificar el voto del Grupo Popular en contra de los vetos, Francisco Granados defendió la extensión prevista del parque, que se convierte en el quinto entre quince y la posibilidad de ampliación, ante las críticas de que haya zonas de interés no incluidas en el proyecto actual.

Valor ecológico
Durante la defensa del proyecto en el Senado, el propio ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, recordó el alto valor ecológico del nuevo parque, en el que están presentes el 40 por ciento de las especies de anfibios y reptiles de España, el 39 por ciento de las aves y casi el 50 por ciento de los mamíferos.

Los esfuerzos para reconocer el valor paisajístico y ambiental de la Sierra de Guadarrama se remontan más de un siglo, por el reconocido interés de su ecosistema de abedules, acebos, avellanos, narcisos, robles, rosales silvestres, sauces e importantes pinares.

Entre la fauna de Guadarrama destaca la presencia de especies emblemáticas como el águila imperial o la cigüeña negra -ambas en peligro de extinción-, la nutria, el corzo, la cabra montés, el tritón jaspeado y las musarañas.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es