14 de noviembre de 2019, 23:48:24
Entrevistas

David Ortega. Portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid.


"El Ayuntamiento funciona por inercia"


David Ortega (Madrid, 1966) es el portavoz de Unión, Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Madrid. Atendió a Madridiario en su despacho de la calle Mayor para analizar el devenir del segundo ejercicio de legislatura municipal.


¿Cómo valora el año de legislatura municipal?
En lo que respecta a mi grupo, estoy razonablemente satisfecho. El grupo ha crecido y estamos llegando a conocer bien cuáles son los problemas del Consistorio y los estamos jerarquizando. Mi objetivo es llegar a 2015 bien preparado, con un buen proyecto y un buen equipo.

Les favorecen las encuestas.
UPyD no ha dejado de subir desde que nació. En la última campaña electoral municipal nos daban el 4 por ciento de los votos y sacamos un 7,8 por ciento. Ahora, nos dan un 11,2 por ciento. Vamos a seguir trabajando en nuestra línea porque entendemos que lo que la gente quiere es seriedad, honestidad, preparación y trabajo en la política. Estamos en un momento difícil y de hartazgo de la población, y se quiere un aire fresco. Vamos a ver si conseguimos capitalizar esa sensación.

¿Va usted a repetir como candidato?
En octubre de 2010 pasé por unas primarias y habrá que hacer otras para las próximas elecciones. Estoy a disposición de lo que diga el consejo de dirección. Estoy satisfecho de mi trabajo y mi intención es seguir hacia adelante.

David OrtegaTambién se auguraba un batacazo del PP ¿Conciben algún pacto de Gobierno?
UPyD tiene vocación de influir en las decisiones de Gobierno y de gobernar. Tenemos una concepción de la política que tiene un proyecto a aplicar. La política de pactos está relacionada con el servicio al ciudadano. Nuestro compromiso es exclusivamente con los ciudadanos, como hicimos en Asturias. Presentaremos nuestros compromisos y esa será nuestra hoja de ruta.

La marcha de Gallardón ha dinamitado la forma de ver el Ayuntamiento ¿Cómo ha cambiado el Gobierno de la ciudad?
Ha cambiado mucho. Hace dos años y medio, Madrid era un tablero de ajedrez muy cerrado, con un dominio del PP evidente porque se extendía desde hace 20 años, y una oposición sin opciones. Creo que UPyD ha roto ese esquema y eso es bueno. Por otra parte, la huida y el abandono de Ruiz-Gallardón del compromiso con los madrileños ha dejado un vacío en el PP de Madrid que Ana Botella, por los hechos, no ha podido o no ha sabido cubrir.  Y la situación que le ha dejado su predecesor es enormemente complicada y el margen de maniobra es muy pequeño, aunque queda. Botella no ha cogido las riendas y el Ayuntamiento es una gran administración que está funcionando por inercia. Para eso, una persona tiene que estar preparada, tener prudencia y coraje para afrontar los problemas de la ciudad. Es evidente que no lo ha hecho.

David OrtegaEl caso más grave del año ha sido Madrid Arena.
Es un ejemplo de cómo la alcaldesa no ha dado el golpe sobre la mesa que tenía que haber dado. Tenía que haber dicho con firmeza que eso no volverá a suceder y que se va a llegar al fondo del asunto. Lo que se hizo es taparlo cuanto antes, no ha cambiado nada y ha culpado de todo a Miguel Ángel Flores. Lo dirá el procedimiento judicial, pero aunque es verdad que Flores tiene responsabilidad, sin lugar a dudas, el Ayuntamiento ha hecho muchas cosas mal. Por supuesto, que ocurra eso el 1 de noviembre no implica que la alcaldesa sea la directa responsable pero, conociendo lo que se ha conocido después, se tendrían que haber tomado cartas en el asunto.

¿Qué se hizo mal?
De forma resumida. Hay que respetar las formas, los pliegos y los contratos. Si hay unas exigencias de seguridad están para cumplirlas. Y eso implica que no se podía negociar con Flores porque se sabía que no cumplía los aforos desde hacía 5 años. No se puede jugar con fuego porque la seguridad es un tema serio. Punto número dos. La Casa de Campo fue un agujero negro en materia de seguridad. Miles de madrileños saben que hubo un enorme botellón que era ilegal y la Policía Municipal -responsable de prevenir esta práctica- niega que existiese. En cuanto a la Sanidad, no puede ser que el responsable médico fuese el doctor Viñals, que es evidente que no estaba capacitado para trabajar. Desde el punto de vista estructural, hay un informe del 20 de marzo de 2010 que explica cómo el Madrid Arena es inseguro. Había 18 requisitos de seguridad que no se cumplían: accesos para los camiones de bomberos, distancias de los detectores de fuegos, la distribución de las salidas, las cámaras de seguridad, los planes de evacuación y seguridad... Es decir, falló casi todo. Madrid Espacios y Congresos no tomó las medidas adecuadas, Kontrol 34 y Seguriber no funcionaron bien.  Por cierto, que Seguriber sigue siendo la empresa de seguridad de Espacios y Congresos, a pesar de que ha demostrado no funcionar bien.

David Ortega¿El Ayuntamiento ha aprendido de los errores de Madrid Arena?
No lo suficiente. La impresión que saqué de la comisión de investigación, es que el PP tiene un problema de soberbia que puede ser consecuencia de 20 años de mayorías absolutas. Y eso lo vemos en el Pleno del Ayuntamiento. No escuchan. Ni siquiera a sus funcionarios. Ese es un problema de fondo que afecta a la estructura administrativa. Es necesaria una reforma estructural en la que se recupere el prestigio, la fuerza y la opinión de los funcionarios, a los cuales se les está marginando en aras de la libre designación, que hace mucho daño a la administración porque son cargos de confianza que hacen lo que dice el político y que impiden que el alto funcionario les diga la palabra mágica que necesita el político: 'No'. Si se hubieran escuchado a estos funcionarios se habrían evitado problemas de inversión, de urbanismo, de problemas judiciales... ¿Cómo se hacen las oposiciones en esta casa? La filosofía es equivocada. No se está seleccionando a los mejores para la función pública. Es muy importante que haya puntos de control. Tendríamos que recuperar las figuras de los secretarios, los tesoreros y los interventores, que son clave en la fiscalización y el control interno. Vamos a proponerlos con habilitación nacional. También que se reduzca la libre designación que, aunque es necesaria, no debe sustituir a un cuerpo de directores generales que sean de la casa y que te controlen. Y eso no pasa. Se está siendo muy frívolo.

David OrtegaPlantea recuperar la figura del funcionario ¿Qué le parecen las políticas de reestructuración?
La austeridad que se está aplicando a los trabajadores no se está aplicando en altos directivos, que han crecido un 17 por ciento. Hemos llevado al Pleno la supresión de asesores técnicos en los distritos y la reducción del número y la asignación a los vocales vecinos. Por desgracia, se mira mucho al partido y a sus intereses. La propia alcaldesa hizo algún intento, como cuando propuso a las nuevas generaciones de su partido que se formasen y no se metiesen en política, y se le echaron encima. Ella lo sabe, pero tiene que tener el coraje de recortar. No ha cumplido el compromiso de reducción de empresas municipales. Creemos que Macsa y Madrid Movilidad son caras y deben desaparecer. Pero el gran problema, el que necesita planes de viabilidad por su gravedad, es el de Madrid Espacios y Congresos y la EMVS. Esta última tenía hasta 2002 un funcionamiento excelente y apenas tenía deuda. Pero se cambió en diciembre de 2003 su objeto social para la compraventa de suelo, se empezaron a hacer grandes proyectos de vivienda social con grandes arquitectos, y aquello acabó con una deuda de 800 millones de euros.

Se propone la privatización de la primera y el cómputo de deuda de la segunda en las arcas municipales.
Para mí, el problema está en que algo que ha funcionado y dado un gran servicio social, se salió de madre. Aquello perdió su sentido y ha acabado como ha acabado. En marzo, salió una oferta de pisos que no compraron los apuntados a las listas de vivienda porque no son competitivos. Y mientras, gastando 6 millones de euros en seguridad para las casas vacías. Nosotros apostamos por el alquiler, como hacen en el resto de Europa. Es la línea más viable. La última derivada es el debate de la Ley de Bases de Régimen Local para saber qué administración tiene la competencia de vivienda.

David Ortega¿Se ha hecho ingeniería financiera con la EMVS?
Creo que se ha centrifugado más con Madrid Espacios y Congresos. Por lo menos, la EMVS tiene un objeto claro que es la vivienda. Madridec ha multiplicado su deuda de 50 a 300 millones de euros.

Ha habido superávit este año en las cuentas municipales.
Ha sido ficticio. Han contado los 1.017 millones que han dado para proveedores lo han contabilizado como ingreso cuando no lo es. Hay un maquillaje contable.

¿El plan de ajuste arreglará la deuda?
Según ese plan, la ciudad tendrá en 2022 una deuda de 1.600 millones después de hacer un esfuerzo descomunal. Esa deuda será casi el doble de la que teníamos en 2000. No discuto la necesidad de un plan de ajuste, que además te ha marcado el Gobierno. Dicho esto, hay que hacer una austeridad selectiva. Hay cosas en las que no se puede ahorrar y otras en las que sí. Por ejemplo, no sé porqué este ayuntamiento lo recurre todo. Eso cuesta dinero cuando pierdes, cuando no estás atento y cuando tienes que pagar intereses. Por ejemplo, no se centralizan los gastos de los distritos y se evitan negociaciones particulares de cada Junta. Se puede quitar gasto superfluo en publicidad institucional, en asesores, en gastos de representación... Una gestión más prudente ahorraría mucho dinero. Y además, solucionar los problemas de raíz sin parchearlos. Creo que es muy importante tener una muy buena política de personal porque los funcionarios te pueden llevar la administración con mucha sensatez.

David Ortega¿Qué ha pasado con el Plan General de Ordenación Urbana?
El error ha sido el del Plan de 1997. Ha habido un fallo en la previsión del concepto de ciudad. La sentencia critica que no se respetaron los criterios de protección de suelos y no se dieron argumentos adecuados para hacerlo. Tú lo puedes hacer, pero tienes que decir por qué. Pero no se motivó y en los tribunales se paralizaron los desarrollos urbanísticos. Y ahora han liado una tremenda y lo que hacen es la huida hacia delante. Solo se paran ante los tribunales al final y en algunos casos se aprovechan de que la situación es irreversible. Ahora hay que hacer una chapuza con una cuestión que parece un callejón sin salida. Evidentemente, hay que buscar una solución pero, casi seguro, va a ser insatisfactoria jurídicamente, lo que puede dar pie a nuevos recursos. Y mientras tanto, el plan nuevo se está redactando.

¿Van a funcionar los planes de dinamización económica municipal?
El tema no es fácil. Hay cosas buenas como las bonificaciones, las ayudas a emprendedores, etcétera. Y otras muy malas. Habría que incentivar la industria y el principal complejo, que es el de Villaverde, está lleno de prostitutas. El cinturón previsto para Vallecas está paralizado... En un apartado superior está crear un concepto de ciudad que se base en la economía. El Plan General de 1997 tenía una perspectiva económica que fracasó y ha dejado a mucha gente por el camino. La perspectiva económica es importante en la planificación de la ciudad pero tiene que primar la perspectiva humana, que sea una ciudad vivible. Y eso quiere decir equipamientos adecuados, equilibrio territorial e igualdad de oportunidades. El problema es que no se hacen estudios de viabilidad de los proyectos y luego salen barrios como salen o infraestructuras como la Caja Mágica o el Palacio de Congresos que no aportan lo que tienen que aportar y cuyo coste, además de ser muy alto, se dispara. Eso explica la deuda que tenemos.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es