15 de diciembre de 2019, 4:16:33
Distritos


Abren al público la 'nueva' Serrería Belga


El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha la semana pasada la Serrería Belga, proyecto que integra Medialab-Prado y un vivero de empresas. La alcaldesa, Ana Botella, inaugurará este viernes la nueva infraestructura cultural, situada junto al Paseo del Prado.


El proyecto de rehabilitación de este inmueble se planteó en el programa electoral del PP de la legislatura anterior. Ruiz-Gallardón quería recuperar para uso cultural los antiguos almacenes madereros, cerrados a finales del siglo XX. La crisis paró el arranque de las obras desde diciembre de 2007 hasta 2009, de tal forma que los trabajos concluyeron en enero de 2013, después de numerosos problemas. La semana pasada, el centro celebró su primer acto público: Libre Graphic Meeting 2013, un encuentro sobre código abierto y la gráfica libre.

Interior de uno de los edificiosEl estudio Langarita-Navarro se hizo con el concurso en 2007. El proyecto, 'Streetfighter', ha costado más de seis millones de euros. El inmueble cuenta con 3.435 metros cuadrados de superficie. Se compone de una sucesión de espacios diáfanos con fin polivalente. Está compuesto por dos naves, unidas mediante un pasaje central y una estructura de pasarelas colgantes junto a la nueva cubierta acristalada del patio de entrada. La que da a la calle de la Alameda se destinará a talleres y la de la calle del Cenicero, a conferencias. Esta última también contará con un espacio de hostelería abierto a la calle y con salida al patio común del complejo. La fachada que da a la plaza de Las Letras tendrá una enorme pantalla de leds en la que se emitirán vídeos sobre la producción artística que se desarrolle en el interior del edificio.

Foto histórica de la tienda de la Sociedad Belga de los Pinares de El PaularLa serrería se constituyó en 1840 por la Sociedad Belga de Fincas Españolas sobre el solar del convento e iglesia de los Padres Agonizantes, como expositor de maderas. La compañía era propietaria de la Sociedad Belga de los Pinares del Paular desde la época de la desamortización, en venta por la crisis. En 1864 ampliaron sus instalaciones. A principios del siglo XX se construyó el edificio actual mediante losas y pilares macizos de hormigón armado al igual que después de la Guerra Civil, cuando se construyó un hotel y varias viviendas. A partir de los años 70, la actividad cayó hasta el abandono a finales de los 90 y la venta en el año 2000 al Ayuntamiento. El incendio de la antigua central eléctrica de Mediodía (hoy el Caixa Fórum) en 2004 afectó al edificio, que poco después se proyectó como espacio cultural para la memoria del patrimonio arquitectónico industrial de la ciudad.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es