22 de octubre de 2021, 16:02:01
Distritos


Demasiado hotel para tan poco centro

Por Enrique Villalba

El centro de Madrid se está convirtiendo en un espacio repleto de hoteles. El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado 5 en los últimos meses. El presidente de los hoteleros madrileños considera que esta velocidad de crecimiento está derivando en una oferta excesiva.


El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado en los últimos meses cinco hoteles en edificios históricos del centro de la ciudad. La calle del Barquillo va a acoger tres (números 13, 19 y 21). Los otros dos están situados en la plaza del Celenque número 3 y la cuesta de San Vicente 26-28. La argumentación que da el Ejecutivo municipal es que, de esta manera, se rehabilitan inmuebles deteriorados e infrautilizados y se convierten en establecimientos hoteleros, impulsando así el sector turístico, estratégico para la economía madrileña, así como la revitalización del centro y la creación de puestos de trabajo.

Un edificio de Gran Vía alberga numerosas pensiones para turistasMadrid ha registrado 7,8 millones de visitantes y 15 millones de pernoctaciones. Este éxito se debe, en parte, tal y como señaló el delegado de Turismo municipal, Miguel Ángel Villanueva, al esfuerzo del sector hotelero. En plena candidatura olímpica de Madrid acordaron reducir sus precios para hacerse más competitivos y atractivos para los visitantes de todo el mundo. Según Jesús Gatell, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, en la última década, la oferta del sector en la ciudad ha aumentado un 50 por ciento. "Principalmente, se debe a que las oficinas se han desplazado a distritos de la periferia y el centro se ha convertido en una zona más vinculada a los servicios", explicó a Madridiario.

Calles dormitorio
Algunas arterias de la ciudad se han convertido en auténticas calles dormitorio. Obviando la espectacular transformación de la Gran Vía, que ya reflejó este periódico, y la pujanza de los paseos del Prado, Recoletos y Castellana, otras zonas del centro están tomando gran protagonismo como lugar de descanso de los visitantes de la ciudad. Por ejemplo, la calle de Atocha tiene 26 establecimientos entre hoteles, hostales y aparthoteles. En el ámbito de la Puerta del Sol, 26. En el de Fuencarral, 21, y en el de San Bernardo, 10. Barquillo sigue el mismo camino.

Instalaciones del hotel-palacio Conde de TepaEsta situación podría estar generando un efecto perverso. "Madrid está haciendo un gran esfuerzo por tener una planta hotelera adecuada. El crecimiento de la demanda es sostenido pero, quizás, el de la oferta es excesivo. Respetando la libertad empresarial, esta tendencia tiene que amainar y decelerarse porque es necesaria una armonía por el beneficio de todos", analizó Gatell. Y continuó: "Muchos de estos nuevos hoteles proceden de ideas que se desarrollaron antes de la crisis y los empresarios tienen la necesidad de poner en marcha su establecimiento. Por lo que sé, en estos momentos, no hay tantos proyectos en marcha por la crisis".

El presidente de los hoteleros madrileños también desarrolló el carácter vertebrador de este tipo de negocios en la ciudad: "Hacen las calles más seguras porque aportan iluminación y lugares abiertos por la noche. Son una referencia cuando hay que coger un taxi y, si hay una urgencia, son un espacio en el que se les puede atender. Para los vecinos del centro, todo son ventajas".
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es