10 de diciembre de 2019, 9:41:58
Social

Jorge Ruiz, líder del grupo Maldita Nerea


"Si no estás en la radio no existes"

Por Ana de Quinto

El grupo de pop Maldita Nerea vuelve a la carga con su nuevo disco 'Es un secreto...No se lo digas a nadie' y con el reto de llenar el Palacio de los Deportes en su próximo concierto en la capital. Tras tres discos y una carrera que se ha desarrollado en los escenarios de pequeñas salas de Salamanca, Murcia y Santander, Jorge Ruiz ha encontrado junto a su grupo el éxito que perseguían.


¿Esperabais la respuesta que está dando el público?
Sabíamos que si ‘El secreto de las tortugas’ entraba en la radio iba a producirse un cambio muy sustancial. Pero que haya 8.000 personas al día, mínimo, que ven el vídeo, siendo el tercero que se graba de esta canción,  me parece muy ‘heavy’. ¿Lo esperábamos? En parte sí, pero es como decir “me va a tocar la lotería” y ostras…, que toca. Es una sensación muy extraña.

¿Y qué se siente?
Por un lado, me siento muy afortunado, la suerte aquí es un factor muy importante. También siento mucha responsabilidad porque el disco siguiente hay que hacerlo más o menos del mismo nivel. Me siento un privilegiado, porque ‘El secreto de las tortugas’ es una canción que, aunque no te guste la música pop, te la comes, te alegra y no te importa decir que te gusta aunque el grupo te horrorice, y eso es difícil de conseguir.

¿Cuál es la canción de la que está más orgulloso? ¿Y por qué?
Sería ‘El secreto de las tortugas’ y probablemente ‘Tu mirada me hace grande’. Esta última ha supuesto dar un giro más de tuerca a nivel de composición, porque es sencilla y, a la vez, diferente. Iba a ponerle otro título a la canción, pero lo metí en Google, como hago con cada título para ver los registros que hay en el buscador, y ‘Tu mirada me hace grande’ no tenía ninguna búsqueda en castellano. Esto significaba que yo era la primera persona que metía ese nombre en lo que a Internet se refiere y eso es una sensación superextraña. Es muy complicado que pase eso, porque todo el mundo tenemos las mismas ideas.

¿De dónde sacas la  inspiración para componer?
Esa es la pregunta del millón. La mayoría de los artistas dicen que tienen su rinconcito, pero eso es mentira. Tú no eliges la canción, la canción te elige a ti. Luego el trabajo y el oficio es algo fundamental, pero la inspiración te elige a ti, no tu a ella. A mí me suele pasar que haciendo determinadas cosas, me vienen canciones. Por ejemplo, estudiando me venían muchísimas y actualmente me pasa cuando estudio los casos que trabajo. Conduciendo en moto también me pasa, es una cosa un poco extraña, pero yo voy conduciendo y me vienen las melodías. Tengo una grabadora en la que las grabo y luego las trabajo. De cien ideas vale una y luego, hay que buscar entre ellas la que valga. Ahí es donde esta el oficio y las técnicas. Yo utilizo muchos diccionarios de rimas, libros raros o diccionarios de títulos de obras de arte o películas.

‘Es un secreto…no se lo digas a nadie’ es un disco en el que, salvo tres canciones inéditas, habéis reeditado temas anteriores. ¿Por qué lo hicieron así?
Hay varios motivos, el principal es que nosotros tenemos dos discos y pensábamos que, el segundo en especial (‘El secreto de las tortugas’), tenía mucha más vida de la que había tenido hasta entonces. Cuando entramos en Sony y se revisó el material vimos bien que la gente tuviera acceso de nuevo al disco porque ya estaba descatalogado. Por ello, decidimos remasterizarlo e incluir tres temas nuevos para toda la gente que ya nos conocía. En un disco de música pop si no estás en la radio no existes. Ahora estamos en otro mundo, en otra dimensión. Tenemos público nuevo que no tiene nada que ver con el que nos seguía antes. Nosotros como grupo, para el gran público, existimos desde el 4 de enero de 2010, que es cuando salió nuestra primera canción en la radio. Por eso, para nosotros este es nuestro primer disco. Yo me lo tomo así, por lo que acceder a tocar en el Palacio de los deportes en mi primer disco me parece ciencia ficción, es una cosa que normalmente no pasa.

¿Por qué os planteáis como un reto llenar el Palacio de los deportes?
Es como si digo voy a ganar yo solo al Madrid, no puedes (risas). Esto es igual para nosotros. Hemos tocado en otras salas como La Riviera en la que el aforo son 2.500 personas. Aquí hablamos de 15.000 personas. Cuando mi manager me dijo lo del Palacio, yo pensaba no podía ser que ese fuera nuestro siguiente paso, pero hay que confiar. Él se ha equivocado poco. Las cifras de ventas le están dando la razón, tenemos una proyección por encima de 10.000 personas sin sumar el incremento de tanto por ciento que se suma cada semana. Entonces, si no se llena, pasar de 10.000 ya es una barbaridad.

En el disco desveláis el secreto de las tortugas, ¿Cuál es el éxito de Maldita Nerea?
Como es un secreto no se puede decir (risas)… A mí me gusta pensar, y lo que dice la gente, se puede resumir sobretodo en una cosa, y es el mensaje. Nosotros hacemos un pop muy sencillo, no es nada estrambótico, ni tampoco hemos inventado nada, pero el contenido de cada canción a la gente le trasmite determinadas cosas. Por eso en los conciertos la gente no para de cantar todas las canciones y si alguna no la cantan, esa va fuera porque no funciona (risas). Esto para mí es lo maravilloso de la música y lo que distingue a este medio del resto.

En el primer disco tuvieron colaboraciones con Rebeca y Lucía Jiménez y en el segundo con Los Delinqüentes ¿Con quién les gustaría colaborar en el próximo?
Pues esto sí que me cuesta… Ahora con el tiempo he cambiado mucho con el tema de las colaboraciones porque soy supervergonzoso y me da mucho corte (risas). De hecho, yo no se lo pedí ni a Los Delinqüentes, ni a Rebeca ni a Lucía, lo pedía mi equipo. Por lo que ponerme ahora a pedirle a gente que cante con nosotros me da mucho respeto. Como me ha ido bien y han ido surgiendo las colaboraciones espero que más adelante vuelvan a surgir.

Tenéis una fuerte presencia en Internet con la Web y distintas aplicaciones y redes sociales. Internet se ha convertido en una de las principales formas para que vuestro público os siga, ya sea por medio de descargas, noticias o escuchas en streaming. ¿Crees que Internet es el futuro de la música?
El futuro de la humanidad es Internet, pero no porque yo lo diga, ni me guste o deje de gustar, es así. En 15 años ha revolucionado el mundo de la comunicación, evolucionando más que en toda la historia. El problema es que entender cómo funciona Internet no es fácil pero yo, por ejemplo, hace 10 años no sabía usar un ordenador y el segundo disco lo tuve que producir yo solo. Entonces, como ves, se puede y te guste o no, tienes que intentarlo. El tema de las redes sociales y estar en Internet no es una elección, la gente está ahí. En consumo de Internet, donde más tiempo pasa la gente es en las redes sociales. Puedes estar en Twitter y decir unas cosas u otras, lo que subas lo que dices, donde estas, como lo dices… Eso es lo que te va definiendo, y eso es lo que intentamos cuidar. Antes lo llevaba yo todo y ahora me es imposible, de ahí que comunicara en la última entrada del blog que me pasaba a Twitter. Este tipo de posicionamiento, como el que te da Twitter que es más definido y escueto, es lo que yo creo que es bueno para nosotros.

Dígame tres cosas que ha hecho Internet por Maldita Nerea.
Primero nos ha permitido la comunicación y trato directo, en tiempo real, con el público, que no es poco. Por otro lado, poder evaluar el contenido en Internet. Tú puedes ver si un contenido funciona o no en tiempo real. A mí me parece increíble, poder conocer la estadística de las canciones, que al fin y al cabo es la estadística de las emociones. Otra cosa que ha permitido Internet ha sido la democratización. Todos tenemos que pasar por el mismo aro, desde U2 hasta un grupo cualquiera de barrio, tienen que tener Facebook, Twitter, un canal de You Tube… Esto es genial, porque antes de Internet sacabas un disco y si no tenías promoción ‘analógica’, no existías. Ahora tienes la posibilidad de que si tu contenido es bueno es la gente la que lo pasa, que es lo que ha pasado con nosotros.

¿Cuál es el siguiente proyecto de Maldita Nerea?
A parte de los retos del Palacio de los deportes y el Sant Jordi, también tenemos un nuevo proyecto en Internet que se llama EME Event, que es para noviembre, y en el que estamos muy volcados. Otro proyecto es el nuevo disco, en el que ya estoy trabajando. Soy muy lento componiendo por el respeto que tengo a la música. Intento que cada canción valga, por eso me queda todavía bastante camino. En el otro disco tarde tres años, que se dice pronto, y grabarlo 9 meses.

En sus años en Salamanca ha estudiado magisterio y logopedia ¿Cómo se pasa de aquí a la música?
Para mí han sido la misma cosa, la logopedia estudia y corrige las alteraciones del lenguaje y la comunicación, y la música es comunicación. Es lo mismo, pero con matices en cada cosa. Magisterio y logopedia eran los únicos estudios que para mí eran tan vocacionales como la música. No lo he dejado y no lo voy a dejar, de hecho actualmente tengo una clínica de logopedia. Tengo muy poquitos pacientes ahora porque no puedo atender a muchos. Ellos saben a qué me dedico y aceptan mis particularidades. Les adapto el modelo de tratamiento para que hagan mucho más trabajo en casa y les hago seguimiento por Internet. Para mí es música, es lo mismo (risas).

¿Echa de menos las pequeñas salas de Salamanca donde empezaste?
Pues sí, porque tienen otro rollo (risas). Bueno, las echo de menos pero también agradezco la oportunidad que se me da ahora. En las salas grandes lo que más echo de menos es poder mirar a la gente a la cara. ¿Cómo vas a mirar a 6.000 personas a la cara? Yo cuando no puedo mirar a los ojos me pongo un poco nervioso (risas).

¿Qué se siente pasando de esas pequeñas salas al Palacio de los Deportes?
Al ser muy pudoroso (risas), tienes que disimular para que no se te note y ahí es donde está la actuación. Intentando ser honesto, tú te quieres meter debajo de una mesa. De hecho, yo empecé como guitarrista y compositor porque me daba vergüenza. En la sala pequeña también da miedo pero es más íntimo. A la cuarta o quinta canción si el concierto va bien es como estar en casa.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es