Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid.
Ampliar
Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid. (Foto: Antonio Villalta)

Los ángeles de la guarda del seguro

El Consejo General y el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid han sido galardonados con el Premio Madrid a la iniciativa empresarial por la trascendencia de su labor en el desarrollo del sector asegurador. Ética, vocación de servicio y formación para el futuro configuran la labor de estas dos instituciones en defensa de una profesión que se mantiene con buena salud.

En España hay alrededor de 14.000 mediadores de seguros profesionales a tiempo completo, incluyendo agentes (profesionales que tienen contrato de exclusividad con una compañía en un ramo determinado) y corredores (que trabajan mediante carta firmada de condiciones con cada compañía con la que trabajan). Este colectivo es el principal engranaje de transmisión entre los servicios que ofrecen las aseguradoras y los clientes. A nivel nacional, gestionan alrededor del 40 por ciento de las operaciones.

En los últimos años, la profesión ha detectado una serie de riesgos que comprometen el futuro del mediador tradicional. Durante la crisis, mientras el sector del seguro se ha mantenido fuerte, con pérdidas de un tres por ciento de media, los mediadores han añadido a esa caída hasta un uno por ciento anual adicional, ante la incursión de la banca en el sector. La pérdida de la rentabilidad de otros productos financieros ha provocado que los bancos se hayan lanzado a captar mercado de un producto que, hasta hace poco, era secundario dentro de su cartera de servicios. Así, la banca está utilizando la concesión de créditos e hipotecas a particulares y empresas para colocar sus productos de seguros con prácticas que los profesionales tradicionales consideran en cierto modo abusivas. En estos momentos, los seguros de vida están dominados por las entidades financieras, mientras que los de no vida (vivienda, automóvil, etcétera) se gestionan mayoritariamente desde las carteras de los mediadores.

Ante este y otros retos, las organizaciones profesionales se han puesto manos a la obra para adelantarse a los acontecimientos y preparar a los mediadores para el futuro. El Consejo General de Mediadores de Seguros de España ha desarrollado un plan estratégico quinquenal para el sector que culminará en el congreso cuatrienial, que se celebrará en Granada. Por su parte, el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid ha organizado el Foro Madrid Seguro, que se celebrará el 1 y 2 de octubre en el Museo Reina Sofía y que contará con el apoyo del Ministerio de Economía, Unespa y multitud de entidades del sector. Sus objetivos son: dar visibilidad del valor del mediador, organizar de forma más eficiente la profesión, aumentar el conocimiento del cliente, el incremento del uso de las nuevas tecnologías y el control de la legislación.

El Consejo General de Mediadores de Seguros de España es el organismo colegial profesional que actúa como interlocutor legal del sector ante la administración, y defiende sus intereses. Integra a los 52 colegios provinciales y a los consejos regionales. Su presidente es José María Campabadal. Considera que la ventaja cualitativa del mediador de seguros para los consumidores es la cercanía que tienen y su vocación. "La red de mediadores tiene mucha capilaridad porque se pueden encontrar hasta en los pueblos más pequeños. Son profesionales que avalan su labor con su formación e independencia. Como el seguro es el producto que trabajan, garantizan una vocación social en el sentido de que van a buscar el producto que mejor se adapte a las necesidades del cliente".

Es un aspecto en el que coincide Elena Jiménez de Andrade, decana del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, el segundo más grande de España en colegiados y el número uno en formación. Jiménez de Andrade apostilla que "el mediador es la cara visible del seguro. Es la persona que defiende los intereses del cliente, como si fuese un ángel de la guarda. Da confianza porque informa adecuadamente, tiene la formación y busca la mejor gestión de los riesgos de los clientes con un producto personalizado. Eso no lo hace un teléfono 902 o un comparador de Internet. Conocer a tu agente te da seguridad porque sabes que hay una profesión de servicio al público. Es alguien que te trata como algo más que una estadística; que pelea por ti por algo más que sus comisiones". Pero vocación social y ética no son suficientes para mantener el pulso en el futuro. Es necesaria la formación, la especialización, la concentración y el dominio de las nuevas tecnologías para adaptarse a una sociedad en constante cambio.

Esto solo es posible mediante instituciones que sean garantes de estos principios y que aboguen por una unión corporativa en defensa de sus intereses que, por extensión, son los de los ciudadanos. Así, ambas organizaciones ofrecen ciclos de formación continua para miles de profesionales o aspirantes a serlo, asesoría y todo un abanico de servicios que permiten afrontar las elevadísimas exigencias legales a las que tiene que hacer frente a diario un mediador. Campabadal concluye que "tenemos que afrontar la situación desde la unidad profesional y aplicando un punto de vista corporativo que nos haga ganar a todos cuota de mercado. Las instituciones colegiales tratamos de prever la situación y las estrategias que llevar a cabo para que el mediador pueda asegurar el presente y el futuro de los próximos años".

Más información:
Iniciativa de Golf:
Marruecos
Iniciativa Educativa: Universidad Alfonso X el Sabio
Iniciativa Sanitaria: Hospital Niño Jesús
Iniciativa Urbanística: Valdebebas
Arturo Fernández, el Cholo y Adriana Ugarte, elegidos los mejores de 2013

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.