www.madridiario.es
Pantallas y mascarillas realizadas en E-Rescue
Ampliar
Pantallas y mascarillas realizadas en E-Rescue (Foto: E-Rescue)

Empresas de la región se 'reinventan' para ganarle la batalla al COVID-19

lunes 13 de abril de 2020, 07:43h

Aunque más de 20.000 empresas en la región se han visto obligadas a presentar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) desde el inicio de la crisis sanitaria por el coronavirus y el cese de actividad decretado por el estado de alarma, afortunadamente en el paisaje empresarial de la Comunidad de Madrid no todo son historias de desempleo y quiebra.

También encontramos ejemplos de compañías que mantienen sus máquinas encendidas e, incluso, se han reorientado con el fin de poner sus fábricas al servicio de los demás durante este periodo de emergencia. Algunas han ampliado negocio y otras han optado por donar de manera altruista su nueva producción.

Respiradores, mascarillas, pantallas de protección o gel hidroalcohólico son algunos de los elementos que salen ahora de estas empresas para contribuir a aliviar las necesidades de aquellos que están librando la batalla contra la pandemia.

De sistemas de defensa a respiradores

En el parque tecnológico de Alcalá de Henares se levanta Escribano Mechanichal & Engineering, un referente en la industria de la ingeniería y fabricación de sistemas de defensa. En sus instalaciones hasta ahora diseñaban y fabricaban, por ejemplo, cámaras térmicas de visión nocturna por infrarrojos. Pero desde que el COVID-19 empezó a saturar los hospitales, han aparcado esa producción para centrarse en sacar adelante lo antes posible el encargo de 50.000 respiradores que ha hecho el Ministerio de Sanidad para abastecer a las UCI de estos dispositivos tan necesarios.

Fueron los propios responsables de Escribano quienes, al comienzo de esta crisis, pusieron a disposición del Ministerio de Industria sus 100 máquinas de mecanizado de alta precisión. Industria aceptó la oferta y les puso en contacto con Hersill, la pequeña empresa familiar con sede en Móstoles dedicada a la fabricación de respiradores. Si ambas compañías unían sus esfuerzos, podría aumentar la cadencia de producción un 600 por ciento y alcanzar la cifra de 700 unidades disponibles por semana. Y así lo han hecho.

“Unos 40 operarios de Escribano han sido adiestrados durante tres días en Hersill para aprender a fabricar y ensamblar los componentes de este aparato antes de comenzar su misión. Además, hemos tenido que comprar nuevas herramientas, ajustar el software para adaptar nuestra línea de producción y, lo más complicado tal y como se encuentra el mercado mundial en este momento, localizar algunas de las piezas, para lo cual hemos contado con la ayuda del grupo PREMO”, relata a Madridiario Teresa Cabezón, portavoz de Escribano.

Aprovechando su red de fabricantes, localizaron en Suiza casi todas las electroválvulas que necesitaban. Para traerlas, fletaron un avión privado a Ginebra y recurrieron a la diplomacia española en aquel país para recoger la mercancía y salvar las restricciones de movimientos. Casi a media noche el avión con las piezas aterrizaba en Madrid y poco después comenzaba el montaje en la fábrica de Alcalá.

Los más de 300 trabajadores de Escribano realizan su tarea en turnos de mañana, tarde y noche. Los frutos de este trabajo en equipo -las primeras unidades de este respirador- ya está siendo utilizados en el hospital de Ifema, una vez superadas todas las pruebas.

De componentes aeronáuticos a viseras de protección

La suspensión de la actividad en las industrias que no fueran esenciales establecida por el real decreto del Gobierno del 29 de marzo paralizó las plantas de Airbus en España. Dejaron de producir componentes para la fabricación de aviones, pero no se cruzaron de brazos. La factoría de Airbus en Getafe es una de las instalaciones que esta compañía está utilizando para fabricar viseras protectoras con destino al personal sanitario que trabaja para frenar la pandemia.

Con autorización de la administración, han puesto a funcionar a destajo sus impresoras 3D siguiendo un modelo patentado para fabricar las estructuras empleando filamento PLA, un termoplástico biodegradable hecho a base de recursos renovables, y ya han enviado "cientos de viseras" a hospitales próximos a las instalaciones de Airbus.

"Uno de los motivos por los que me encanta mi trabajo es por nuestra capacidad de realizar un diseño avanzado y fabricar rápidamente. De un día para otro, hemos pasado de producir soluciones aeroespaciales a fabricar equipos médicos", ha asegurado Álvaro Jara, responsable del área de innovación Protospace en la planta de Getafe.

De crema solar a gel hidroalcohólico

Los más de 280 trabajadores de la planta de Beiersdorf Manufacturing Tres Cantos, hasta el momento se dedicaban a la producción de lociones corporales, productos de cuidado solar y cremas para todo uso de Nivea. Ahora también producen geles hidroalcohólicos.

El 18 de marzo esta fábrica ponía a disposición del Ministerio de Sanidad su capacidad técnica y productiva para elaborar esta solución desinfectante que tanto escasea. Dicho y hecho. Salvado todo el tema de licencias y procesos para la impresión de su etiquetado, dado que no formaba parte de su cartera de lociones, el 27 de marzo comenzaron a producir esta sustancia tanto en contenedores como en formato de spray individual a partir de la fórmula recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Dada la emergencia, no la comercializan, sino que se están dedicando a prestar su apoyo en esta emergencia.

“Tras la consulta con las autoridades locales y las unidades de crisis pertinentes, enviamos producto a toda España siguiendo las directrices y prioridades establecidas por el Ministerio de Sanidad. Sirva como ejemplo que el mismo día que recibimos la aprobación, ya se enviaron 1.500 litros, repartidos a partes iguales entre las ambulancias del SAMUR, el Hospital Temporal del Ifema y el Hospital Universitario Príncipe de Asturias en Alcalá de Henares. Desde entonces, hemos podido satisfacer las demandas de otras instalaciones y servicios de emergencia como La Paz, el Infanta Leonor, el Hospital de Getafe, el de Móstoles y los de San Juan de Dios de Madrid, habiendo suministrado ya 4.500 litros en contenedores” señala Sebastián Marchante, director de esta planta.

Hasta ahora, la fábrica en Tres Cantos lleva elaborados más de 50.000 litros de estas soluciones hidroalcohólicas, así que seguro que alguno de los aproximadamente 150.000 envases de spray individual que han fabricado ha podido caer en las manos de quienes tratan de contener la pandemia en la región.

De asientos salvavidas a mascarillas y pantallas faciales

La empresa E- Rescue, ubicada en Guadarrama, es conocida por haber patentado un sistema único a nivel mundial de asientos salvavidas para autobuses. A producirlos y comercializarlos se dedicaba hasta que su presidente, Sergio de Rico, fue consciente de que podían ser más útiles en este momento fabricando lo que más necesitan los sanitarios: mascarillas y pantallas faciales de protección. La iniciativa, que ha requerido un elaborado plan organizativo, cuenta con la ayuda de la Fundación Mapfre y el Ayuntamiento de Guadarrama, que aportan los materiales y la maquinaria.

“Estamos en una verdadera guerra contra este virus. Y en la guerra, la industria tiene que ponerse al servicio de las necesidades más inmediatas de los ciudadanos. Con el alcalde estamos estudiando movilizar a los voluntarios para ponerlos a trabajar en esta producción, he hablado con los vendedores de máquinas de coser para que nos presten las máquinas de exposición y hemos diseñado una pantalla de protección mucho más rápida de fabricar que las impresas en 3D y más confortable de llevar durante horas. Nuestro objetivo es abastecer al mayor número de personas de la Comunidad de Madrid”, señala el presidente de E-Rescue.

Según sus cálculos, fabrican 300 mascarillas a la hora, lo que suponen 7.200 en 24 horas y 50.400 unidades disponibles en una semana alcanzan. En cuanto a las pantallas, realizan 400 protectores en 8 horas. Toda la fabricación va destinada, en primer término, a la población y a todos los servicios asistenciales del municipio. Además, han elaborado una guía de fabricación de mascarillas y la han difundido por las redes sociales para contribuir a que los fabricantes se unan a esta causa.

De bolsos de cuero a batas sanitarias

Muysca es una pequeña empresa de Alcalá de Henares dedicada a la manufactura de bolsos y carteras de cuero. Su dueña, Paula Gómez, también da clases de corte y confección. Sin alumnos y con el taller parado a raíz del confinamiento, pensó que quizá podía matar dos pájaros de un tiro: seguir cosiendo y ayudar.

Así que hizo correr la voz en busca del material necesario para hacer mascarillas en su taller. Una amiga que trabaja en un centro de salud le sugirió que podían ser más útiles las batas, dada la escasez de Equipos de Protección Individual (EPI). Entonces reenfocó su propósito y con una donación económica compró a tela con la que está cosiendo unas 13 batas diarias que ya protegen a sanitarios madrileños.

Ver esta publicación en Instagram

Mi empresa no es grande, es más, no llega a empresa, soy autónoma, en mi pequeño taller hago bolsos y enseño corte y confección, ahora mi taller está cerrado al público, pero está en mi casa y le puedo sacar provecho, mi capacidad de producción es de 13/15 batas epi diarias que hago con la ayuda de mi esposo que no tiene ni idea, pero en estos días aprendió a utilizar una cortadora circular, las donamos por que sentimos que es lo que tenemos que hacer, cuando todo esto pase, seguiré siendo autónoma, empezaré de nuevo, desde cero por que este parón nos afectarará a todos! Pero seguiremos adelante, seguiremos luchando! . . . . #cuarentena #juntossomosmasfuertes #soyautonomo #covid #ayudanosaayudar #ayudaraotros #cuarentena

Una publicación compartida de muysca (@muysca) el

De celebrar bodas a alimentar a personas sin recursos

Otros que decidieron seguir adelante fueron los dueños del Mirador de Cuatro Vientos, un negocio dedicado a los banquetes de boda. El día 13 de marzo, con el decreto de la Comunidad de Madrid que obligaba al cierre de la hostelería, se vieron abocados a solicitar un ERTE para casi la totalidad de la plantilla y a cancelar todos los eventos que tenían ese mismo fin de semana: 3 bodas, 2 bautizos y 64 pruebas de menú de bodas para los meses siguientes.

“Al tener que cancelar ese mismo viernes todos los eventos que teníamos programados, nos vimos con gran cantidad de comida ya lista y que no podíamos aprovechar, por lo que nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Madrid para ofrecerles esa comida y nuestros servicios por si necesitaban dar de comer a sanitarios, militares… pero ellos nos dijeron que su máxima urgencia era dar de comer a la gente sin hogar que estaban reubicando en centros de acogida del Ayuntamiento para intentar contener la dispersión del virus”, explica a este medio Manuel Castro, uno de los socios de esta empresa.

Se pusieron manos a la obra y así nació el Proyecto Solidario COVID-19. Desde el día 14 de marzo están sirviendo menús a los centros de acogida de Vallecas y del Pinar de San José. Eso supone mas de 600 comidas diarias, entre almuerzo y cena. “Este proyecto surgió para 15 días, pero en breve vamos a cumplir el mes y esperamos poder seguir ayudando hasta el final de las medidas de confinamiento”, añade Castro.

Las personas que se encargan de prepara los menús son personal de la propia plantilla, trabajadores afectados por el ERTE que voluntariamente se ofrecieron para echar una mano cuando conocieron los planes de sus jefes. En cuanto a la materia prima, para las más de 15.000 comidas que llevan preparadas empezaron empleando la que guardaban en la despensa y las cámaras. Luego tiraron de sus recursos financieros. Pero al ver que el proyecto se alargaba, pidieron ayuda en las redes sociales donde varias las empresas se ofrecieron a echarles una mano cediéndoles productos de alimentación.

También han puesto a disposición del Ayuntamiento el Complejo la Cigüeña, otra de las empresas del grupo, en cuyos bungalós están acogiendo y alimentando a 65 familias, casi todas ellas refugiados recién llegados a la capital.

De vestuario de cine a vestuario de UCI

En su almacén de Algete, la sastrería de cine Peris Costumes, especializada en alquiler de vestuario para cine y teatro, tiene auténticas joyas de la gran pantalla, como la indumentaria de Brad Pitt y Orlando Bloom en Troya, y conserva los más impresionantes trajes lucidos en las óperas del Teatro Real. Últimamente sus agujas también son las que cosen el atuendo de los protagonistas de las series más vistas en las plataformas por streaming. Cuando se rueda una superproducción con centenares de extras piensan en ellos. Son pocas las empresas que tienen más de cinco millones de prendas preparadas para ser alquiladas.

Con los rodajes parados en todo el mundo y sin ningún figurinista llamando a su puerta, decidieron volcarse en la lucha contra el coronavirus. Miraron en su ropero y encontraron lo que más servicio podía dar: prendas de algunas producciones, como la exitosa serie Chernobyl, de HBO, que han donado para ayudar al personal sanitario a protegerse de infecciones.

Además, según explica Javier Toledo, CEO de la compañía, “estamos fabricando mascarillas, batas de protección, gorros, buscando en nuestros stocks y comprando material sanitario y de desinfección para contribuir a cubrir la demanada de residencias de ancianos, hospitales, policías, servicios sociales y ayuntamientos”. En la propia página web de Peris Costumes aclaran que “queremos que nuestra aportación sea una humilde contribución del mundo del cine, la televisión y el teatro a la situación dantesca a la que nos enfrentamos y no de una compañía en particular”. Porque, como recuerdan “estamos viviendo una pesadilla en la que la realidad supera a cualquier ficción”.

De cemento decorativo a mascarillas

En el caso de Cement Design, con sede central en Getafe, varias delegaciones en Madrid capital y presente en 60 países, no ha habido reinvención propiamente dicha, sino que han dado otra utilidad a un elemento con el que trabajan habitualmente.

Con las obras paradas y las reformas más que congeladas, esta marca internacional de referencia en la fabricación de revestimientos de cemento decorativo, ha donado su material textil para la fabricación de al menos 32.000 mascarillas para uso del personal sanitario y pacientes del Hospital Gómez Ulla, dedicado actualmente casi en su totalidad a la atención de enfermos por coronavirus.

Viendo que la falta de equipos de protección está siendo uno de los grandes problemas de los profesionales sanitarios en su lucha contra la pandemia, esta empresa decidió aunar esfuerzos con el Instituto Superior de Formación Profesional Sanitaria Claudio Galeno, desde donde decenas de voluntarios han fabricado este material de primera necesidad. La televisiva Paz Padilla ha ejercido de hada madrina para poner en contacto a ambas partes y que surgiera la colaboración.

Según explica la directora comercial de Cement Design, Carolina Valencia, con esta donación “queremos aportar nuestro granito de arena para frenar esta epidemia, prevenir el contagio y su propagación, ya que confiamos en que entre todos podremos vencerla y salir de este túnel”.

El material textil donado por Cement Design para la fabricación de mascarillas es la base del revestimiento decorativo llamado Cement Roll. Este producto, en formato similar al del papel decorativo, es un recurso para la alta decoración como cobertura de paredes y piezas de mobiliario con la aplicación del cemento decorativo.

De guías turísticos a ‘recaderos’ de mayores

La empresa GuruWalk lo tenía más difícil. No fabrica nada. O, mejor dicho, lo que fabrica no es tangible. Es la comunidad internacional de guías de free tours, visitas turísticas gratuitas que se ofertan en la mayor parte de grandes ciudades del mundo. Como su red de 2.000 guías turísticos locales en toda España no puede trabajar a causa del confinamiento, ha decidido lanzar una acción solidaria con la que este personal se ofrece a hacer la compra de artículos de primera necesidad, como alimentos y fármacos, a personas de riesgo mientras esté vigente la emergencia sanitaria.

La actividad se ofrece en las más de 100 ciudades españolas donde la empresa tiene tours disponibles, incluida Madrid donde cuentan con unos 50 guías. “Otras empresas del sector turístico se han visto en la tesitura de despedir a muchos de sus trabajadores. Por el contrario, nosotros hemos preferido reorientar nuestros esfuerzos en ayudar a los que más lo necesitan”, dice Juan Castillo, CEO de GuruWalk.

Han creado una página web para centralizar esta ayuda. Aquellas personas que lo necesiten o conozcan a alguien en esa situación, tienen que rellenar un formulario cumplimentando los datos que se solicitan. Tras ello, la plataforma pone en contacto a los interesados con el guía voluntario más cercano a su domicilio. La compañía asegura que el servicio ofertado por los guías de la plataforma es totalmente altruista. Hasta el momento han recibido un centenar de peticiones y están dispuestos a atender muchas más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios