www.madridiario.es
Sede central de Bankia
Sede central de Bankia

Los pasos de Bankia hacia el buen gobierno

martes 26 de noviembre de 2013, 07:30h
En su nueva etapa, Bankia se ha propuesto mejorar su gobierno y está introduciendo normas para reducir los órganos ejecutivos, introducir criterios éticos en su gestión o aumentar el control externo.
Bankia lleva meses introduciendo medidas para mejorar su gestión. Uno de los principales objetivos es reducir el peso de los consejeros no solo en su propia compañía, sino también en otras sociedades del grupo y entidades participadas. En total, Bankia tiene una participación del 100 por ciento en 183 entidades, además de participar en otras 649 sociedades, cuyas acciones está vendiendo para cumplir con las condiciones del rescate bancario.

Mientras sale de estas empresas, el objetivo es racionalizar esta estructura. Para ello, ha iniciado un proceso para reducir en un 75 por ciento el número de consejeros, que han llegado a ser más de mil, en estas entidades, con un coste cercano a los 7 millones en dietas y remuneraciones. Para ahorrar estos costes, se ha establecido que los vocales que representan a la entidad en las empresas participadas no perciban retribución y que las dietas que les correspondan sean ingresadas en el grupo. Además, en las compañías que dependan de Bankia se opta por consejos de administración reducidos.

También el propio banco renovó su Consejo de Administración en mayo de 2012, con la llegada del nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, y redujo el número de consejeros de 18 a 10, todos ellos profesionales con una larga trayectoria en ámbitos empresariales y financieros. Pero la principal novedad es la inclusión, entre ellos, de un consejero independiente coordinador, una figura utilizada internacionalmente y que el propio Gobierno está estudiando introducir o recomendar a la banca. El elegido fue Alfredo Lafita, que ha sido abogado del Estado y directivo en diversas entidades del sector bancario.

El papel del lead director, en su denominación en inglés, es aunar la iniciativa de los consejeros independientes de la entidad, que representan a los accionistas, y puede introducir puntos en el orden del día de las reuniones, algo que hasta su nombramiento correspondía en exclusiva al presidente. En octubre, cuando se nombró al consejero coordinador, Goirigolzarri aseguró que "un buen gobierno corporativo se tiene que basar en la profesionalidad del consejo y en un control del presidente ejecutivo. Son condiciones necesarias para desarrollar proyectos sostenibles en el medio y largo plazo".

Además de reducir su estructura de consejeros y nombrar un lead director, en línea con las prácticas internacionales más avanzadas, Bankia ha establecido otras medidas como encargar a un experto una evaluación independiente del funcionamiento del Consejo de Administración o rotar la firma de auditoría. También destaca la aprobación de un Código Ético y de Conducta que establece unas normas que asumen sus profesionales y ha constituido un Comité de Ética para supervisar su cumplimiento y resolver actuaciones cuestionables.

El código establece que la relación de Bankia con sus clientes se tiene que basar en la confianza mutua, para lo cual indica que los productos se tienen que adaptar a las necesidades de los clientes y que, en el momento de la contratación de productos financieros, sea necesario asegurarse de que el cliente no solo entiende su contenido y beneficios, sino también los riesgos y costes. Se pretenden evitar así casos como el de las preferentes. También introduce indicaciones para el trato de sus profesionales y de los proveedores.

Se ha creado, asimismo, un canal confidencial para denuncias, dudas y sugerencias, del que podrán hacer uso los empleados y los proveedores de la entidad, y que estará gestionado por una firma externa que trasladará estas cuestiones al Comité de Ética y Conducta. Este canal está pensado para que los empleados puedan dar la voz de alarma en el caso de que perciban comportamientos en otros miembros de la compañía que consideren que no se adaptan a este nuevo código, con el que Bankia quiere establecer las bases de un buen gobierno para el futuro.

Más información:

Bankia supera los 1.000 millones de euros en financiación con líneas ICO
Bankia Habitat pone en marcha la primera subasta de inmuebles de Sareb
Bankia aporta 50.000 euros para las víctimas del supertifón en Filipinas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.