www.madridiario.es

Exigen compensaciones por el proyecto Bernabéu

jueves 07 de marzo de 2013, 00:00h
Los herederos del conde de Maudes llevarán al Juzgado de lo Contencioso- Administrativo al Ayuntamiento de Madrid para exigir derechos de reversión por unas parcelas expropiadas donde se ubicará el centro comercial del estadio Santiago Bernabéu.
Rafael Ruiz Villar, portavoz de la familia, explicó a Madridiario que la transformación que pretende el equipo blanco del Bernabéu, que incluirá un hotel de cinco estrellas y un centro comercial donde actualmente se ubica el aparcamiento de autobuses, choca frontalmente con la expropiación de unos terrenos de su familia para hacer unos viales y un aparcamiento subterráneo.

Según explica, su antepasado Pedro Villar fundó una villa en los años 30 del siglo XX de 43.047 metros cuadrados que se extendía desde el actual paseo de la Castellana al estadio blanco y que contaba con un palacete. El Estado expropió parte de la parcela en 1942 para realizar la expansión de la avenida del Generalísimo. En 1946, se vendió otra porción al Real Madrid para construir el estadio.

De esta forma, quedó una franja intermedia de su propiedad que fue objeto de sucesivas expropiaciones por parte del Ayuntamiento y que son el motivo del conflicto. También en 1946, el Consistorio les expropió parte del espacio intermedio entre el estadio y el paseo para construir unos viales públicos. Y en 1952, expropió otro espacio con el fin de instalar zonas verdes y accesos de autobús a las instalaciones del Real Madrid. Esta última expropiación no se resolvió hasta 1984 por problemas con el justiprecio.

Una nueva parcela
La tercera expropiación en discordia fue la siguiente. En 1990, el Real Madrid se dispuso a acometer la reforma del estadio, modificando el vuelo de las gradas, las torres de evacuación y el aparcamiento. El Plan General de Ordenación Urbana de 1985 establecía que sobre los terrenos de los Villar se construiría un aparcamiento público. El asunto del estacionamiento acabó en los tribunales y el juzgado dio la razón al Consistorio porque aún no se había construido la infraestructura (ni se llegó a construir) y estableciendo una cláusula acerca de que el aparcamiento fuese público y que no se ampliase la edificabilidad del ámbito. Para el caso de las torres y las gradas, asegura Ruiz, el Consistorio inmatriculó una parcela que estaba dentro de sus antiguas propiedades, la desafectó y se la apropió con el argumento de que era de su propiedad desde siempre.

El anuncio de la remodelación del Bernabéu reactivó el asunto. Los Villar consideran que no hay características públicas en la operación, que ese no fue el motivo de la expropiación, que se va a perder el espacio de las zonas verdes y los viales ya construidos, y que lo establecido en el Pgoum de 1985 es de obligado cumplimiento. Por eso han interpuesto alegaciones al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid en el proceso y un recurso de reposición contra el proyecto, paso previo a llevar el asunto al juzgado de lo Contencioso-Administrativo, cuya fecha límite es el 8 de marzo. Ruiz denuncia que "económicamente, el proyecto no puede pararse porque el denunciante tendría que avalarlo hasta que se resolviese el caso en los tribunales. El particular está indefenso y el Ayuntamiento tiene una maquinaria jurídica enorme contra la que es muy difícil litigar", comenta.

Fuentes del Área de Urbanismo explicaron a este periódico digital que, a la espera de conocer el caso en más profundidad, la demanda no podrá hacerse efectiva hasta que se ponga en marcha el proyecto Bernabéu. Y, en todo caso, consideran que ese terreno ha pasado un período de tiempo suficiente bajo uso público para que no dé lugar a derecho de reversión. Aseguran, además, que no va a haber pérdida de infraestructuras públicas pues los viales no se pierden y la edificabilidad de las zonas verdes se traslada al parque donde actualmente se sitúa el centro comercial 'La esquina del Bernabeú'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.