www.madridiario.es

Los músicos callejeros tendrán que pasar una prueba para tocar en Centro

jueves 29 de agosto de 2013, 08:00h

La Junta Municipal del distrito Centro de Madrid elabora una instrucción para llevar a cabo una prueba de idoneidad que deberán pasar los músicos que quieran actuar en la vía pública de esta zona. A mediados de octubre se celebrará la audición en la que un jurado profesional entregará o denegará la autorización a los músicos que lo soliciten. Ante esta iniciativa, la Asociación de Músicos de Madrid ha manifestado su desacuerdo ya que consideran que esta medida va contra la música.

 

  • Un músico callejero con marionetas

    Un músico callejero con marionetas
    Juan Luis Jaén

  • Un músico en la calle Arenal

    Un músico en la calle Arenal
    Juan Luis Jaén

  • Una violinista en el distrito Centro

    Una violinista en el distrito Centro
    Juan Luis Jaén

El 26 de septiembre de 2012, el Pleno municipal aprobó la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) para el distrito Centro, una norma derivada de la Ordenanza contra el Ruido y la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT), que en su artículo 17 encomendaba a la Junta Municipal de Centro autorizar las actuaciones musicales en la vía pública. El concejal de distrito, David Erguido, ha explicado a Madridiario que se va a desarrollar una instrucción para desarrollar este artículo y que ya se han recogido más de 50 peticiones de músicos callejeros que solicitan una autorización para tocar en Centro. Para el resto de la ciudad, está en vigor la ordenanza de convivencia.

"Estamos desarrollando una instrucción, de la cual ya hay un borrador, que pasará a ser definitivo cuando me reúna durante la primera semana de septiembre con las asociaciones de músicos y alguna asociación de vecinos, que impulsaron la regulación de la ZPAE", ha señalado Erguido, quien ha detallado que la instrucción verá la luz a mediados de septiembre, y a mediados de octubre se convocarán las pruebas de idoneidad para los músicos.

Esta instrucción también regula el horario en el que los músicos pueden actuar en la vía pública, que será de 10.00 a 22.00 horas y que se amplía hasta las 23.00 horas durante el verano. Además, segújn el concejal, las zonas de protección acústica máxima del distrito están acotadas para que no se produzcan actividades musicales,  y excepto estas zonas, los colegios en horario lectivo, los hospitales y las residencias de mayores, "dejamos libres el resto de zonas del distrito, sobre todo, las plazas y calles amplías". Se propone también la rotación de los músicos de forma que puedan estar dos horas en el mismo punto, algo que se hace en otras ciudades de España y Europa, para garantizar la rotación y variedad de estilos.

Para solicitar esta autorización y acceder a la audición, el concejal ha explicado que los músicos deberán presentar una instancia con un currículum vitae, "que no precisa incluir titulaciones oficiales de ningún tipo", en el que los músicos indiquen quiénes son, su trayectoria y en qué consiste su espectáculo. Tras esto, deberán presentarse a una audición, que, según el concejal, "no será un casting o concurso como tal, ante un jurado profesional que evaluará su capacidad musical y su interés de cara al público que pasa por las calles de Madrid". "No buscamos virtuosos pero sí buscamos comprobar que quienes autorizamos son realmente músicos", ha afirmado Erguido.

El concejal ha indicado que el jurado profesional estará formado por técnicos de la Dirección General de Archivos y Música del Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Juan José Herrera de la Muela, con quien se reunió en julio para ver qué características tenían que tener las pruebas que comprobarán las aptitudes musicales de quienes lo soliciten. "Esto tiene varios efectos positivos: da prestigio a los músicos, da prestigio a la ciudad, ya que el distrito Centro es el escaparate de la ciudad, y ayuda a solucionar los conflictos de convivencia entre vecinos y músicos", ha asegurado el concejal.

Las autorizaciones serán individuales, por lo que en el caso de los grupos, todos sus miembros deberán pasar la prueba de idoneidad, y tienen carácter anual y serán prorrogables cinco años, según ha explicado Erguido, que ha apuntado que "no se les hará pasar la prueba a los músicos todos los años y que será cuando concluya el plazo de cinco años, cuando se convoque una nueva audición". "Quedan excluidas la percusión y la amplificación porque ya superan los decibelios establecidos por la ordenanza", ha apostillado. En cuanto a aquellos músicos que estén de paso por Madrid, Erguido ha puntualizado que estos pueden hacer la prueba ya que no se exige el carácter permanente. En el caso de actuaciones o espectáculos puntuales deberán solicitar la autorización municipal correspondiente. Esta instrucción sólo afecta a los músicos de este distrito, ya que de cara a los espectáculos de magia, circo o variedades, que no están incluidos en la ZPAE, no pueden ser regulados por la concejalía sino por la ordenanza municipal.

Erguido ha manifestado que "las asociaciones de los músicos están a favor de esta regulación ya que ellos lo solicitan y quieren conocer los detalles de esta instrucción y poder aportar alguna idea", y las asociaciones de vecinos que impulsaron la ZPAE también quieren participar. "Escucharé a unos y otros, y luego la Administración tomará sus decisiones usando el sentido común e intentando lograr un texto lo más consensuado posible". El concejal ha aseverado que se reunirá durante la primera semana de septiembre con las asociaciones de músicos y vecinos, ya que pese a no ser su "obligación", "tiene interés en que conozcan la instrucción". "No se trata de prohibir nada a nadie, nosotros lo que queremos es prestigiar y regular con sentido común, ya que son los propios músicos los que quieren una acreditación, y nosotros estableceremos el procedimiento a seguir", ha recalcado. No obstante, desde la Asociación de Músicos de Madrid han asegurado estar en contra de esta regulación, aunque de llevarse a cabo, solicitan ser escuchados y considerados en la elaboración del procedimiento.

Por último, el concejal ha defendido que con esta medida también se quiere luchar contra las mafias de este sector de la música de calle y contra colectivos como el del 'top manta' que no tendrán la autorización como músicos y que no podrán valerse de esta para justificar su actividad. Por ello también se mantendrán las sanciones que ascienden a 750 euros por persona, a quienes actúen en la vía pública sin tener la autorización pertinente. El concejal ha señalado que aunque esta medida sólo se lleve a cabo en el distrito Centro, es posible que en un futuro se extienda a la ciudad de Madrid.

Los músicos buscan el diálogo con el Ayuntamiento

Desde la Asociación de Músicos de Madrid, a la que pertenecen varios centenares de músicos que actuán en las diferentes calles de la capital, han remitido una carta al concejal del distrito Centro, en la que solicitan al gobierno municipal información sobre los 'castings' que el ejecutivo pretende llevar a cabo para entregar las licencias que estos músicos necesitan para tocar en esta zona de la ciudad. Uno de los coordinadores de la asociación y músico, Scott A. Singer ha expresado a Madridiario que el principal objetivo de la asociación es "defender la música en la calle porque enriquece la ciudad y crea un Madrid más cultural".

Con este pretexto, y ante la falta de información por parte del ejecutivo municipal, según ha manifestado Singer, han enviado este miércoles una carta tanto al concejal como a la Dirección General de Museos y de la Música de Madrid, ya que estos últimos podrían ser, según creen desde el colectivo, quienes conformen el jurado de estos castings. En dicha misiva, la asociación ha manifestado su preocupación e incertidumbre ante quienes compondrían el jurado, qué criterios seguirán, en que consistirán las pruebas y qué documentación tienen que presentar, entre otras dudas. Singer se preguntaba "qué pasará con músicos que no tengan un currículum pero son excelentes músicos", haciendo referencia a ejemplos como Camarón de la Isla, Edith Piaf o Luis Armstrong. En cuanto al jurado, el coordinador y músico, considera que "la misma calle es un jurado muy potente, ya que si no gustas a la gente, no te hacen caso".

Según este coordinador, "es absurdo prohibir, como expresa la OPCAT, el amplificador que utiliza, por ejemplo, una guitarra, ya que su sonido es menor que el de una trompeta", y es un "amplificador que no molesta a los vecinos". "Se está prohibiendo una parte de la música en la calle, y en realidad lo justo es respetar que los niveles de sonido no molesten a los vecinos". Singer ha subrayado que "aunque hay muchas preocupaciones, los músicos también somos vecinos y estamos a favor de la regulación de horarios e incluso la limitación del tiempo de las actuaciones, pero el Ayuntamiento no puede saberlo si no hablan con nosotros".

Singer ha criticado la falta de información del concejal respecto a la música en la calle, ya que como asociación que existe desde hace unos cuatro años, "buscan el diálogo con el ayuntamiento", al que solicitan el "poder explicar nuestras recomendadicones y preocupaciones". "Desde que nos enteramos, por los medios, de esta regulación, hemos intentado hablar con la concejalía y no hemos recibido respuesta, y no queremos que pase el plazo para presentar alegaciones sin habernos enterado", ha apuntado. "Queremos estar dentro del proceso, buscamos el diálogo con el Ayuntamiento, ya que antes de tomar medidas queremos tenderle la mano al ejecutivo municipal", ha asegurado este músico. Desde este colectivo, han manifestado que si no reciben respuesta por parte del concejal, "cuanto antes", podrían convocar manifestarse o tomar otras medidas de protesta.

Este músico ha expresado que le parece "curioso", que aunque legalmente no puede tocar en la calle, "el Ayuntamiento ha contratado a mi grupo para inaugurar las fiestas de San Isidro". "Pagan mi caché pero no me dejan tocar en la calle, es algo, un tanto extraño", ha apostillado.

Ruth, música que toca la flauta dulce en la calle Tetúan, ha explicado a Madridiario que "no conocía esta medida" que va a llevar a cabo el Ayuntamiento, y que "le afecta mucho porque no tiene estudios musicales". Esta mujer, que trabajaba como transportista, lleva cuatro años en el paro y ahora toca en la calle para conseguir dinero para sobrevivir tras haber agotado el paro y el subsidio por desempleo, según ha relatado. "Si no quieren que toque en la calle, que me den un trabajo de lo que sea, pero de momento esto es lo único que puedo hacer". En cuanto a la idea de una prueba de idoneidad, Ruth ha manifestado que la gente es el mejor jurado: "Son los que te escuchan y, en mi caso, hasta me felicitan".

 

Más información:

Carta de la Asociación de Músicos de Madrid dirigida al concejal David Erguido

Botella exige autorización a los músicos callejeros

Más control sobre el 'top manta' en el distrito centro

El ayuntamiento incautará los instrumentos a los músicos sin permiso en Centro

Luz verde a la zona de protección acústica

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.